Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

40428NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA.

Expandir mensajes
  • Nestor Garcia Iturbe
    6 dic 11:00

       

      NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA.

       

       

      GRUPO EL HERALDO  sarahnes@...

       

      "LA  SENSACIÓN  DE  CUMPLIR  CON  EL  MÁS  SAGRADO  DE  LOS  DEBERES,

       LUCHAR  CONTRA  EL  IMPERIALISMO  DONDEQUIERA  QUE  ESTÉ"

       

      CHE

       

      ///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

       

       

       

       

      La banca europea, un sector atascado tras crisis

      Los bancos de la Zona euro se han enfrentado a varios vientos en contra desde la crisis financiera. Como consecuencia de ello, las entidades de crédito de la Zona euro han obtenido importes significativos de capital, lo que ha dado lugar a un aumento sustancial de los coeficientes de solvencia: el capital ordinario medio de nivel 1 (CET1) pasó del 7% en el 2007 al 14% en la actualidad. Así pues, la posición de solvencia de los bancos europeos es sólida.

      Sin embargo, las preocupaciones persistentes acerca de su condición se relacionan principalmente con su baja rentabilidad, una cuestión que ya ha durado varios años. De hecho, tal y como podemos ver en el índice StoxxEurope 600 Banks, la rentabilidad del índice ha quedado atascada en los últimos 10 años, en un amplio movimiento lateral.

      A pesar de una mejora generalizada de las valoraciones bancarias en los últimos trimestres, persiste una gran dispersión entre las valoraciones de la Zona euro y las de los bancos estadounidenses.

      Si bien la ratio P/B de las entidades bancarias de la Eurozona se han recuperado de los mínimos alcanzados a mediados del 2016, la diferencia entre las valoraciones de la Zona euro y las de las estadounidenses sigue siendo significativa, con una relación P/B  de 0,77 frente a 1,26 para las entidades de crédito estadounidenses que cotizan en bolsa.

      La gran variación transversal de las relaciones entre precios y libros dentro de la Zona euro refleja en parte factores cíclicos, ya que el ritmo de la recuperación económica varía de un país a otro, pero posiblemente también las diferencias en los progresos realizados por las instituciones para hacer frente a los retos estructurales. Para darle una idea, el precio medio del valor contable es de 0,94 para España, 0,75 para Italia, 0,76 para Francia y 0,42 para Alemania.

      Por otra parte, el ROE se situó por debajo del 3% en el 2016, lo que supone un ligero descenso con respecto al año anterior. En comparación internacional, el comportamiento financiero de las entidades bancarias europeas sigue estando rezagado con respecto al de la mayoría de sus homólogos mundiales: en el 2016, el ROE de las entidades estadounidenses se situó en el 8%.

      Por lo que se refiere a las diferencias entre países, los bancos italianos y alemanes incluidos en la lista registraron un ROE medio negativo en el 2016 que, en el caso de Italia, se debió a un fuerte aumento de los gastos por deterioro del crédito en algunos bancos, debido principalmente a los mayores esfuerzos de saneamiento de sus balances. En otros grandes países de Eurozona, los bancos cotizados en Francia y España registraron un ROE del 5% y del 7%, respectivamente.

       

      El problema actual para la banca europea es que  por un lado, los altos niveles de morosidad también atan el capital, erosionan la financiación y la capacidad operativa y por otro lado, la persistencia de la ineficiencia en los costos también influye en la rentabilidad de los bancos. (CincoDías)Inicio

      China podría superar a EE.UU. como mayor importador

      El país asiático probablemente comenzará a importar más productos relacionados con el consumo que materiales industriales.

      China está comprando de todo lo que se pueda imaginar: desde mineral de hierro hasta leche de fórmula para bebés, pasando por componentes electrónicos. El principal exportador del mundo se convertirá en el mayor importador en los próximos años. China ya recibe más importaciones procedentes de Asia, África, Oceanía, Sudamérica y Europa del Este que Estados Unidos, y probablemente arrebatará el título de primer importador mundial a Estados Unidos en los próximos 5 años si continúa la recuperación que se ha observado en el 2017, dijeron economistas de CICC en una nota de investigación publicada el lunes (04/12/17), consignó Bloomberg.

      La transición de China, desde ser una fábrica que convierte materias primas en exportaciones, hacia una sociedad de consumo, aumentará aún más su poder económico. El país asiático probablemente comenzará a importar más productos relacionados con el consumo que materiales industriales al convertirse en el mayor mercado de consumo del mundo, según el comentario de uno de los mayores bancos de inversión del país.

      Como mayor país en producción industrial, China ha encabezado las categorías de importaciones en materias primas, piezas y accesorios durante años. Sin embargo, en lo que se refiere a los bienes de consumo, todavía va a la zaga de Estados Unidos.

      A medida que los consumidores chinos disponen de más dinero, éstos muestran un creciente apetito por productos exóticos y el crecimiento de las importaciones estará cada vez más impulsado por los consumidores, según CICC.

      Claramente, es una buena noticia para la economía global, que ha luchado con una demanda insuficiente desde la crisis financiera mundial, dice el informe. Creemos que el auge del consumo chino, con su importante efecto indirecto positivo en el resto del mundo, será la historia más importante y emocionante de los próximos años.

      Recorte de impuestos. El plan chino de recortar los impuestos a las importaciones, que comenzó el 1 de diciembre, tendrá efecto en una serie de productos de bienes de consumo, al mismo tiempo que eleva las perspectivas de las multinacionales con presencia en el mercado chino, influyendo en empresas desde los pañales de Procter & Gamble hasta los artículos de Diageo, que serán más baratos para los consumidores locales.

      El Ministerio de Finanzas de China anunció el plan el mes pasado, indicando que tendrá efecto en 187 categorías de productos que verán caer su gravamen desde 17,3% hasta 7,7%. En esa ocasión, el ministerio indicó que el objetivo de la medida era ayudar a los consumidores a acceder a productos de calidad y especializados, que no son producidos de manera masiva en su propio país.

      Las nuevas políticas vienen tras los llamados del Presidente de China, Xi Jinping, que llamó en el Congreso Nacional del Partido Comunista a cumplir con las demandas de los ciudadanos, mejorando sus estándares de vida y elevando la calidad de sus productos en la segunda mayor economía del mundo, que además es el mayor mercado de consumidores.

      Las multinacionales extranjeras se verán beneficiadas a medida que los compradores de clase media saldrán en búsqueda de marcas internacionales, mientras que los recortes de impuestos impulsarán a los consumidores a gastar más en su propio país que viajar al extranjero para conseguir esos productos.

      Busca 3 cosas: ayudar al consumo interno, reformar la economía china continuando con su apertura y enviar una señal al resto del mundo, y particularmente a EE.UU., de que están comprometidos con avanzar en el comercio global, señaló Shane Oliver, jefe de estrategia de inversiones de AMP Capital Investors. (Efe)Inicio

      EE.UU.: recorte de impuestos impulsarán la economía

      El estímulo fiscal, que incluye los grandes recortes de impuestos aprobados por los republicanos, proporcionará un moderado impulso a la economía de los Estados Unidos el próximo año, aunque muchos economistas también estiman que comenzará una recesión durante ese tiempo, según una encuesta a  51 analistas realizada por la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE).

      Aproximadamente la mitad de los economistas dicen que los cambios en la política fiscal aumentarán el crecimiento de  EE.UU. entre 0,28 y 0,39 puntos porcentuales en el 2018, según la encuesta  realizada del 6 al 15 de noviembre. Cerca de una quinta parte de los encuestados prevé un aumento mayor, y otra quinta parte no prevé ningún beneficio para el crecimiento.

      Desde que se realizó la encuesta, la propuesta sobre los impuestos de los republicanos ha sufrido numerosos cambios que podrían alterar su impacto en la economía, y existe la posibilidad de que se produzcan nuevas modificaciones durante las negociaciones entre el Senado y la Cámara de Representantes antes de su envío para la firma por parte del presidente, Donald Trump.

       

      Sin embargo,  incluso con este empuje, una ligera mayoría anticipa que comenzará una recesión antes de finales del 2019. Esto se compara con el 48% que prevé que siga la expansión al menos hasta el 2020. Los economistas citaron principalmente el proteccionismo comercial como uno de los principales riesgos para la expansión, seguido por un declive sustancial del mercado de valores y mayores tasas de interés.

      Los efectos en la economía del plan fiscal, impulsado por el gobierno de Trump y los republicanos del Congreso, ha sido un tema polémico. Los republicanos han dicho que el crecimiento adicional generado por la legislación, significará que los recortes se pagarán por sí solos mediante el aumento de la recaudación; muchos economistas no están de acuerdo. La Casa Blanca dice que el paquete generará un auge de las inversiones por parte de las empresas que elevará el crecimiento a un ritmo sostenido del 3% y compensará la pérdida de ingresos fiscales debido a tipos impositivos más bajos.

      Menos optimista. En el momento de la encuesta, a principios de noviembre, el 76% de los economistas esperaba que se aprobaran reducciones de impuestos durante la primera mitad del 2018. Eran menos optimistas sobre las perspectivas de un programa de gasto en infraestructuras por parte del gobierno de Trump: solamente un 35% prevé que se realice uno en el 2018, y el 37% piensa que no sucederá durante el actual período presidencial.

      Para el 2019, el 44% ve un aumento en el crecimiento de entre 0,2 y 0,39 puntos porcentuales, pero aproximadamente la misma proporción espera un impulso menor o ninguno en absoluto.

      Economistas de Goldman SachsGroup Inc. dijeron en una nota, que el Congreso del país probablemente aprobará una legislación de recorte de impuestos en las próximas 2 semanas, lo que proporcionará un impulso al crecimiento económico de aproximadamente 0,3 puntos porcentuales para el próximo año y el 2019.

      Conversaciones sobre el TLCAN. Con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN),  en donde Trump ha amenazado con retirarse si México y Canadá no se someten a las exigencias de  EE.UU, la mayoría de los economistas dijo que la renegociación tendrá un efecto marginal o simplemente ningún efecto en la economía nacional. El 25% espera que los resultados de las conversaciones sean marginalmente positivos, mientras que una proporción igual espera que sean marginalmente negativos, y el 19% pronostica un beneficio neto de cero.

      Los encuestados estaban divididos sobre las razones por las cuales el crecimiento de los salarios de Estados Unidos se ha mantenido débil incluso cuando el mercado de trabajo se está ajustando. Alrededor del 30% culpó al crecimiento deficiente de la productividad, mientras que el 27% apuntó a la baja inflación y el 19% citó el envejecimiento de la población. (Pulso)Inicio

      Prevén leve repunte de economía mexicana en 2018

      La economía mexicana está perfilada para acelerar ligeramente su tasa de crecimiento en el 2018, aunque su comportamiento estará condicionado a la renegociación del TLCAN y a los comicios presidenciales del año próximo, coincidieron expertos.

         Para el director general adjunto de análisis macroeconómico del banco mexicano Banorte, Gabriel Casillas, México enfrenta 2 desafíos: el primero se refiere a cómo sortear el gran universo de eventos geopolíticos, sobre todo en las economías desarrolladas, mientras que el segundo se refiere a los comicios presidenciales de julio.

         En cualquier país, cuando hay elecciones presidenciales, existe la incertidumbre democrática, la cual es bienvenida, pero eso no queda de lado que pueda haber volatilidad en los mercados financieros, afirmó el economista.

         En cuanto a los retos a nivel global, Casillas se refirió sobre todo al desarrollo que tendrá la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su relación con México.

         El banco Banorte estima que el PIB mexicano crecerá este año un 2,1%, para acelerar un poco su cadencia a un 2,5% al final del 2018.

         El 2017 comenzó con una seria preocupación por la retórica agresiva que había mostrado el presidente Trump y que despertó temores de una menor actividad inversora en México, sostuvo Casillas.

         Ese sobresalto lentamente se fue desvaneciendo en el transcurso del año, aun cuando la administración estadounidense solicitó a Canadá y México renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994, por considerarlo dañino para la economía de Estados Unidos.

         Pese a la incertidumbre que todavía reina en el TLCAN, para el 2018 el foco de atención también estará en las elecciones presidenciales del 01/07/17, y en donde hasta ahora el líder de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, encabeza las preferencias de voto frente al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), según Banorte.

         Va a ser la elección más grande que va a tener México en su historia, afirmó Casillas, al apuntar que estarán en juego más del   3 200 puestos de elección popular.

         No obstante, los comicios mexicanos plantean un riesgo moderado para la economía mexicana, de acuerdo con el jefe de los servicios macroeconómicos de Oxford Economics, Marcos Casarín.

         López Obrador puede demostrar que su ladrido es peor que su mordida, además ya mostró su pragmatismo cuando fue alcalde de la ciudad en el 2000.

         Oxford Economics proyecta una expansión económica para México de 2,3% en el 2018.

         Pero, a diferencia de Casillas, para Casarín uno de los grandes riesgos para llegar a esa cifra es el "coletazo" que pudiera representar una salida de Estados Unidos del TLCAN.

         Los negociadores de Estados Unidos han solicitado en la renegociación del pacto reducir su abultado déficit comercial con México, mejoras a los salarios mexicanos y la renegociación del acuerdo cada cinco años, sostuvo Casarín.

         Por el contrario, México quiere mantener el control de sus salarios y ha rechazado la cláusula quinquenal de revisión de "muerte súbita" del TLCAN.

         Si los negociadores estadounidenses insisten en que se tienen que resolver los imbalances comerciales bilaterales, las conversaciones podrían romperse.

         En el escenario central de Oxford Economics, la línea dura que ha mostrado Estados Unidos hasta ahora es una mera táctica negociadora, y una modernización del TLCAN es muy factible.

         Los negociadores de Canadá, Estados Unidos y México han realizado hasta ahora 5 rondas de negociación, de 7 pactadas, y los puntos más difíciles se dejaron para la parte final del proceso, prevista para el primer trimestre del 2018.

         Para la investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Alicia Puyana, el tema del TLCAN es mucho más grave que las elecciones presidenciales mirando hacia el 2018.

         La incertidumbre entre el sector financiero y el sector productivo es muy grande respecto del TLCAN, indicó la especialista.

         Entre más se prolonguen las negociaciones y la indecisión, mayor el efecto negativo por la incertidumbre.

      Puyana está inclinada a creer que el presidente estadounidense va a optar por retirarse del pacto para establecer acuerdos bilaterales.

         Para el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) de México, José Luis de la Cruz, la ronda intermedia que van a tener los negociadores de los tres países en diciembre, junto a la ronda prevista del 23 al 28/01/18 en Montreal, Canadá, van a ser definitorias para el sentido del acuerdo.

         Me parece que Estados Unidos va a obtener la mayor parte de lo que quiere porque de otra forma es creíble la amenaza de Trump de denunciar el tratado.

         Al tomar en cuenta también la realización de los comicios presidenciales, el 2018 le plantea a México una redefinición del modelo económico y a su estrategia de integración con el mundo, consideró De la Cruz.

         México tiene que buscar una estrategia para fortalecer también sus capacidades internas, porque una de las intenciones de Estados Unidos con la renegociación del TLCAN es atraer hacia ellos más inversión productiva.

         Y México tiene que seguir una ruta similar, tal vez no con la misma profundidad, pero si no lo hace México va a tener que enfrentar una enorme restricción de inversión, precisó De la Cruz.

         El cambio político en México va a ser un elemento que también va a generar incertidumbre económica, porque está en juego una fuerte disputa entre lo que tradicionalmente se conoce como izquierda contra otras alternativas de mayor apertura.

         Casillas, de Banorte, consideró que todavía es muy temprano para evaluar con precisión las consecuencias que puede tener para México la llegada de uno u otro candidato.

         Hasta ahora, México ha hecho un gran trabajo en alcanzar un periodo de estabilidad macroeconómica, con finanzas públicas sanas y una prudente política monetaria, explicó Casillas.

         El gran pendiente que tendrá el próximo presidente, cuyo mandato inicia a finales del 2018, será fortalecer el estado de derecho, que dé más certeza económica al inversionista.

         Una vez que se fortalezca el estado de derecho podemos hablar de, inclusive, mejorar la desigualdad, combatir mucho mejor la pobreza con políticas que realmente ayuden a la población, y poder alcanzar mayores tasas de crecimiento, esa es la deuda pendiente, añadió Casillas. (Pueblo en Línea)Inicio

      La economía argentina, entre las menos competitivas

      El Consejo Empresario Mendocino (CEM) analizó, a partir del informe 2017-2018 del Foro Económico Mundial, la competitividad de Argentina ante un escenario global donde la tecnología ha modificado formas de trabajar y crear riqueza.

         El país se ubicó en el puesto 92 entre 137 países estudiados. La situación no es buena y afecta a Mendoza, consideró el CEM.

         Y si bien subió 12 peldaños respecto al año anterior, en función del índice de Competitividad Global (ICG), aún sigue por debajo de países vecinos como Chile (líder regional), Brasil y Uruguay.  Suiza, Estados Unidos, y “el tigre asiático” Singapur ocupan los 3 primeros puestos. 

         La remontada del 2017 de Argentina vislumbra un mejor escenario luego de una década en constante caída: entre el 2007 y el 2016, el país cayó 19 puestos.

         El ICG se establece analizando 12 pilares que se pueden subdividir en 3 categorías: elementos básicos para el desarrollo, potenciadores de eficiencia y sofisticación empresaria e innovación.

         Sin embargo, los factores vinculados a la preparación tecnológica y a la sofisticación e innovación en los negocios son los principales motores de la competitividad de las naciones y de su potencial para crecer en una economía global.

         Esta conclusión es fundamentada al analizar las 30 economías más competitivas del mundo, donde 26 países se han mantenido en esta selecta lista por 1 década.

         Cualquier intento por mejorar a largo plazo, trascenderá la gestión de un gobierno en particular e implica un trabajo cuyos beneficios serán capitalizados por las generaciones siguientes, resalta el CEM. 

         Excluyendo a Chile, el más competitivo de la región y 33° en el mundo, el atraso en la inserción en un mercado global es una deuda pendiente en América Latina.

         Al flojo desempeño de Argentina se suma el de Brasil, Perú y Uruguay. La recuperación del último año es bienvenida, pero aún no alcanza para recuperar el terreno perdido. 

         Al poner la lupa sobre la situación nacional del último año, se advierte una mala producción en cuanto a potenciadores de eficiencia, particularmente en la eficiencia de mercados.

         Aunque a lo que concierne el desarrollo del capital humano, como educación superior y capacitación, preparación tecnológica e innovación, aspectos en los que Argentina suele distinguirse en la región, se ha mejorado. 

         En relación a las categorías instituciones y estabilidad macroeconómica se nota también una recuperación. 

         Solamente nos separa la cordillera con el país más competitivo de América Latina, Chile. Los transandinos superan a la Argentina en diez de los 12 pilares evaluados.

         De estos, la brecha se ensancha en 3 (instituciones, infraestructura y estabilidad macro) y en algunos potenciadores de eficiencia (en el mercado de bienes, en el mercado laboral, en sofisticación del mercado financiero y en preparación tecnológica). 

         La diferencia se reduce significativamente en los pilares sofisticación empresarial, innovación y educación superior y entrenamiento, en tanto que Argentina solo supera a Chile en salud, educación básica y en tamaño de mercado. 

         La comparación con Brasil, nuestro mayor socio comercial en la región, es bastante más pareja. En los pilares básicos las diferencias son menores, aunque Argentina saca alguna ventaja en salud y educación básica.

         En potenciadores de eficiencia, Brasil nos supera en todos excepto educación superior y entrenamiento. Los desempeños son parejos en pilares más avanzados (sofisticación empresarial e innovación).

         Por su parte, el más competitivo del mundo, Suiza, supera notablemente a nuestro país en todas las categorías menos en tamaño del mercado denotando, nuevamente, la necesidad de avanzar con mejoras competitivas graduales pero persistentes.  

         El aumento de la competitividad significa aumento de la prosperidad y las economías competitivas son aquellas con más probabilidad de crecer de forma sustentable e inclusiva, lo que significa más probabilidad de que todos los miembros de la sociedad se beneficien con los frutos del crecimiento económico, destaca el Foro Económico Mundial.

         Federico Ostropolsky, presidente del Consejo Empresario Mendocino  (CEM), aseguró que la situación es crítica y se mostró preocupado con la situación.

         Es claro que así no podemos seguir, porque no vamos a generar riqueza y no vamos a poder generar trabajo. Quedamos fuera de competencia en todas las industrias, comentó.

         Hernán Yacopini, vocal del CEM agregó: Los problemas de competitividad afectan mucho a Mendoza. Se frenan inversiones por el alto costo laboral y se genera menor movimiento económico.

         Por eso son tan importantes las reformas que está impulsando el Gobierno. Son cambios que favorecen a empleados, empleadores e inversores.

         Como lo deja claro el Informe Mundial de Competitividad 2017-2018 del Foro Económico Mundial, Argentina necesita muchos cambios para mejorar en el ranking. Desde el CEM celebraron la reforma laboral impulsada por el Gobierno Nacional, pero advirtieron que la situación es crítica.

         El pilar de competitividad más rezagado de Argentina entre el 2007 y el 2017 es aquel vinculado con el funcionamiento del mercado laboral, se aseguró. Para justificar su postura, el Consejo detalló algunos de los puntos llevan al país a esa situación.

         Son 10 los aspectos que evalúa el Informe Mundial. Entre ellos se destaca la relación entre salario y productividad, concepto que tiene a la Argentina en el puesto número 114 del ranking. Peor aún es el desempeño del país en prácticas de contratación y despido (puesto 135), flexibilidad en la determinación del salario (133) y efectos impositivos sobre los incentivos a trabajar (134).

         Otro eje que preocupa sobre el mercado laboral, es el alto grado de informalidad, que según el Indec alcanza a uno de cada tres trabajadores. Eso claramente está relacionado con la alta presión impositiva que existe sobre los empleados registrados.

         Por eso el CEM recordó los resultados del documento de “Impuestos sobre los salarios en América Latina y el Caribe” publicado por la OCDE en el 2016.

         De acuerdo a ese estudio, entre 20 países analizados, Argentina tiene una presión impositiva del 35% sobre los salarios, la mayor de toda la región.

         Está incluso por encima de Brasil (32,2%) y Uruguay (30,5%). Por último, el CEM se refirió al impacto en la competitividad del crecimiento de la litigiosidad laboral. 

         El Consejo hace mención de  datos del Registro de Actuaciones Judiciales de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, donde se indica que en el 2015, de cada 1 000 siniestros laborales, 146 fueron a juicio. En el 2010, la relación era de 80 cada 1 000.

         El Consejo Empresario Mendocino (CEM) destacó puntos de la reforma laboral que considera fundamentales para revertir el mal momento de Argentina en lo que respecta a competitividad.

        Se trata del plan de regularización de trabajo no registrado, la modificación de la cláusula de solidaridad en la subcontratación y delegación, los cambios en la base para el cálculo de la indemnización por antigüedad y despido, la modificación del régimen de licencias especiales y la creación del Fondo de Cese Laboral Sectorial, entre otros puntos.

         Federico Ostropolsky, presidente del CEM, aseguró que la reforma es un primer paso hacia una mejor inserción, pero consideró que aún hay varios puntos por mejorar. En estos momentos hay una productividad lejos de ser la ideal. 

         La reforma plantea herramientas que hacen que el costo laboral se aliviane. Esto lógicamente estimula la toma de personal, aunque de todas maneras se sigue estando lejos de los ratios mundiales, concluyó el presidente del CEM. (Reuters)Inicio

      La economía de la Zona euro se fortalece en noviembre

      La expansión económica de la Zona euro se fortalece a medida que el crecimiento se acelera en los cuatro países principales y gracias al auge de las manufacturas.

         El Índice Compuesto Final (PMI, en su siglas inglesas) de actividad total de la Zona euro subió en noviembre hasta los 57,5 puntos desde los 56,0 de octubre, según el dato que publica hoy (05/12/17) IHS Markit, su mejor nivel en más de 6 años y medio, y ya concatena 53 meses seguidos de crecimiento.

         El empuje ha estado reforzado sobre todo por el sector manufacturero y las 4 economías principales, entre ellas España, siguen en máximos. La agencia que publica cada mes el principal indicador de la economía privada de la Zona euro, que anticipa la evolución del PIB comunitario, destaca que la incertidumbre política en algunos países del club del euro como Alemania y España son baches que debilitarán algo los indicadores a final de año, pero que podrán remontarse dado que los pedidos empresariales y la creación de empleo siguen a buen ritmo.

         Los nuevos pedidos recibidos aumentaron al ritmo más rápido desde febrero del 2011 y la creación de empleo alcanza su máxima de 17 años.

         El indicador de la marcha de la economía privada para el sector servicios subió hasta 56,2 desde los 55,0 de octubre, y los ritmos de aumento de los principales indicadores del estudio que cubren la demanda, el empleo y la inflación también alcanzaron sus máximas de muchos años.

         El crecimiento estuvo nuevamente liderado por el resurgente sector manufacturero, explica el informe hecho público hoy. La producción manufacturera se incrementó al ritmo más rápido en casi 7 años en noviembre y la lectura principal del estudio de este sector, el Índice PMI Manufacturero, registró un nivel que solo fue superado una vez en los 20 años de la historia del estudio.

         El sector servicios de la Zona euro también aumentó con más rapidez en noviembre y la actividad comercial aumentó a uno de los mayores ritmos observados en los últimos 6 años y medio.

         La aceleración del ritmo de expansión económica fue generalizada en todos los países cubiertos, y los 4 países principales -Alemania, Francia, Italia y España- e Irlanda también sube, con Francia en récord de 6 años y medio.

         Chris Williamson, economista jefe de Markit y autor del informe, apunta que la Zona euro registró excelentes resultados en noviembre, preparando el escenario para un final de año boyante.

         El estudio muestra un crecimiento más rápido en general, liderado por expansiones más fuertes en Francia y Alemania junto con un marcado repunte en el ritmo de crecimiento en Italia. Las condiciones empresariales en España también se mantuvieron alentadoramente positivas frente a la creciente incertidumbre política, aunque se encaminan hacia el trimestre más débil del año.

         Hasta ahora, el fortalecimiento del euro también muestra un impacto inapreciable en las exportaciones. A medida que nos acercamos al 2018, las preguntas clave serán: cuánto tiempo se puede mantener este impulso de crecimiento y si las presiones de los precios aumentarán.

         Dada la fortaleza del crecimiento de la cartera de pedidos y de la contratación, así como el elevado nivel de optimismo empresarial, la Zona euro debería comenzar el nuevo año sobre una base sólida. Si los datos de la encuesta siguen siendo boyantes en diciembre, es de esperar que las previsiones de crecimiento para el 2018 sean más altas. (Expansión)Inicio

       



      __________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión del motor de detección 16520 (20171205) __________

      ESET NOD32 Antivirus ha analizado este mensaje.

      http://www.eset.com
    • Mostrar los 96 mensajes de este tema