Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA.

Expandir mensajes
  • Nestor Garcia Iturbe
    NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA. ** El petr≤leo Brent cae a su nivel mßs bajo en casi 7 a±os L a cotizaci≤n del Brent, el petr≤leo negociado en Londres,
    Mensaje 1 de 105 , 7 dic 2015

      NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA.

       

      **  El petróleo Brent cae a su nivel más bajo en casi 7 años

      L

      a cotización del Brent, el petróleo negociado en Londres, tocó este lunes (07/12/15) su nivel más bajo desde marzo del 2009, después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dejara el viernes (04/12/15) sin cambios su nivel actual de producción.

          Hacia las 13:55 GMT, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en enero valía US$41,81 en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, nivel inédito desde el 12 de marzo del 2009.

          La OPEP culminó el viernes una reunión para discutir sobre su política de producción sin acordar una disminución en el bombeo. Por primera vez en décadas, los ministros del petróleo de la organización evitaron hacer cualquier referencia al techo de producción del grupo, destacando el desacuerdo entre los miembros sobre cómo se adaptarán al bombeo de petróleo de Irán una vez que sean levantadas las sanciones de Occidente.

      También los precios del crudo abrieron en fuerte baja este lunes en Nueva York, cerca de su nivel más bajo desde el 2009. El petróleo en Estados Unidos retrocedía 56 centavos, hasta US$39,41 por barril.

          El dólar se apreciaba frente al euro, ayudado por una nueva caída en los precios de las materias primas y expectativas de inversores respecto a que los bancos centrales —a excepción de la Reserva Federal— se inclinarán por ofrecer medidas de estímulo adicionales para impulsar a las economías más debilitadas.

           El dólar se recuperaba del fuerte declive del 3% contra el euro que sufrió el jueves, fortalecido por datos de empleo divulgados el viernes que elevaron la posibilidad de un alza en las tasas de interés en Estados Unidos este mes.

           Pero ante los reducidos volúmenes de operaciones por la cercanía a la Navidad y cuando faltan varios días para la reunión clave de la Reserva Federal del 16 de diciembre, los mercados de divisas se enfocarán esta semana en otras monedas del llamado Grupo G-10, formado por economías desarrolladas.

          El índice dólar se apreciaba un tercio de punto porcentual durante la mañana de este lunes, pero el ascenso de la moneda estadounidense era más definido ante otras divisas, ya que subía un 1,1% frente al dólar neozelandés, antes de la reunión del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda prevista para el miércoles.

         El dólar ganaba además un 1,3% ante la corona noruega, ya que los bajos precios del petróleo ejercían presión sobre el país productor de crudo y su moneda.

           Frente al euro, el billete verde avanzaba un 0,6% hasta US$1,0818 aunque todavía estaba casi 3 centavos por debajo de un máximo visto antes de la reunión del Banco Central Europeo el jueves pasado.  (CNNExpansion) (Inicio)

      **  BCE suspende guerra de divisas, aliviando al resto de UE

      L

      os bancos centrales de Suecia, Noruega y la República Checa ahora enfrentan menos presión para devaluar sus monedas. Cuando el Banco Central Europeo (BCE) recorta las tasas, Dinamarca generalmente hace lo mismo con el fin de defender su paridad con el euro. Pero el jueves rompió ese patrón.

          Irónicamente, la decisión del presidente Mario Draghi de llevar la tasa de depósito del BCE a un mínimo récord del -0,3% hizo subir al euro, terminando con la guerra de divisas que ha molestado a los responsables de las políticas desde Suiza a Dinamarca y más allá.

          Los bancos centrales de Suecia, Noruega y la República Checa ahora enfrentan menos presión para devaluar sus monedas después que el paquete de estímulo de Draghi resultó más pequeño de lo que muchos habían esperado.

          El banco central danés ahora puede iniciar su receso de Navidad, indicó Ulrik Bie, economista jefe de Nykredit Bank en Copenhague. El moderado paquete del BCE significa que no hay necesidad de una respuesta en este momento.

          Después de tener a los mercados a la expectativa de fuegos artificiales, el recorte de la tasa de Draghi de 10 puntos base fue más pequeño de lo que algunos operadores e inversionistas habían esperado. El BCE también decidió prolongar, pero no aumentar, su programa de compra de bonos por 6 meses.

          El euro subió más del 3% contra el dólar el jueves (03/12/15). La corona sueca perdió un 0,8% frente al euro, la corona noruega se negoció un 1% más baja, mientras que la corona checa cayó un 0,2%. El franco suizo se hundió un 1,2% en cierto momento. Con monedas más débiles, las importaciones costarán más, lo que ayuda a aumentar los precios en países que han lidiado con una desinflación persistente.

          En Suiza, el dramático descenso del franco llevó a predecir que en estos momentos hay poca necesidad de flexibilización en el Banco Nacional de Suiza. A pesar de que el BNS está todavía a merced del BCE, no hay ninguna presión inmediata para actuar, indicó Markus Schmieder, economista de Wellershoff Partners Ltd en Zúrich, por teléfono.

          A lo largo de los países escandinavos, los analistas redujeron sus estimaciones de que los bancos centrales relajarían más aún la política monetaria. Frank Jullum, economista jefe de Danske Bank en Oslo, señaló que la decisión del BCE hará que sea menos probable que el Banco Central de Noruega ofrezca un mayor estímulo.

          Carl Hammer, estratega cambiario de SEB en Estocolmo, expresó que ahora puede ser que necesite revisar su pronóstico de que el Swedish Riksbank recortará las tasas este mes. Danske ya desistió de su pronóstico de que el Riksbank recortará la tasa este mes y ahora no ve una mayor flexibilización hasta abril.

          El mensaje de Draghi también alivió la presión sobre la corona checa, dijeron Jan Bures y Jan Cermak, analistas de CSOB AS en Praga. De acuerdo con Jes Asmussen, economista jefe de Handelsbanken en Copenhague, la ausencia de una bazuca del BCE da a Dinamarca la capacidad para iniciar la normalización de la política monetaria en la forma de aumentos de la tasa, pero no veremos suceder nada de eso hasta el próximo año.

          El mensaje general es que los bancos centrales fuera de la Zona euro ahora se encuentran en una situación totalmente diferente en comparación con hace apenas una semana. Para Dinamarca y Suiza en especial, el cambio de panorama significa que los responsables de las políticas ahora tienen menos probabilidades de reducir sus tasas de referencia por debajo del nivel extremo del -0,75%, que los 2 países han tenido que mantener desde el comienzo del año.

          Dinamarca, que ha defendido a su régimen de tipo de cambio fijo durante más de 3 décadas, no sostiene reuniones regulares y solo ajusta las tasas para defender la corona frente al euro. Los bancos apuntan a una corona de 7,46038 frente al euro. El Banco Nacional de Suiza se reunirá el 10/12/15. Los economistas encuestados por Bloomberg estiman que los responsables de las políticas mantendrán las tasas sin cambios. (El Espectador) (Inicio)

      **  Banco de Japón: efectos negativos de la flexibilización

      T

      akehiro Sato, el miembro de la junta de política monetaria del Banco de Japón (BoJ) que más reticente se ha mostrado a ampliar el masivo programa de flexibilización de la entidad, alertó hoy (07/12/15) que mantener o intensificar el estímulo puede empezar a generar efectos negativos.

           El economista indicó hoy en un discurso pronunciado en Nara (oeste de Japón) que, mientras los efectos de la caída del petróleo siguen neutralizando la subida del IPC que persigue el paquete de estímulo, los consumidores ya están sintiendo los efectos de la inflación en el día a día.

           El BoJ activó en abril del 2013 un programa de compra masiva de activos de cara a fijar la inflación interanual en torno al 2% para el 2015 y terminar así con la etapa deflacionaria que ha vivido el país en las 2 últimas décadas.

           Sin embargo, la caída del crudo ha contrarrestado los efectos sobre el índice de precios al consumo (IPC), que en octubre cayó por tercer mes consecutivo un 0,1% interanual.

           Por otra parte, la inflación subyacente -que excluye energía y alimentos por su volatilidad- fue en ese mismo mes del 0,7% interanual.

           Sato insistió en que existe la posibilidad de que el público sienta un alza excesiva de los precios pese a que el IPC sea negativo y ello provoque muchas distorsiones en su ánimo y en actitud hacia el gasto, según el texto de su discurso, publicado por el BoJ.

           Las palabras de Sato llegan en un momento en el que muchos analistas e inversores tratan de atisbar una ampliación adicional del programa de estímulo ante la ralentización de la meta inflacionaria de la entidad y de la propia economía japonesa. (Reuters) (Inicio)

      **  Actualidad política marcará tendencia de los mercados

      A

       menos de 1 mes para que comience el nuevo año, los analistas bursátiles comienzan a publicar las previsiones del mercado para el 2016, que estará marcado por la actualidad política a nivel mundial, ya que el 2015 ha dejado temas pendientes sin resolver.

         Uno de estos países en el que la política podría marcar el devenir de los mercados es España, que tiene a la vista varios frentes abiertos, según BNY Mellon Investment Management.

         Por un lado, España debe enfrentarse al debate independentista catalán, que ya afectó al mercado de deuda antes de las elecciones de septiembre y que, según la gestora, continuará generando titulares.

         No obstante, los expertos consideran que el debate sobre la situación de Cataluña ya no tendrá más impacto sobre los bonos soberanos españoles.

         Cataluña no será la única región con anhelos separatistas de Europa, ya que tal y como advierten los analistas de BNY, todavía está pendiente que Reino Unido celebre un referéndum para decidir si finalmente abandonará la Unión Europea.

         Según BNY, Francia y Alemania presionarán para que la consulta de Reino Unido se haga en el 2016 y no en el 2017, año en el que los franceses y alemanes celebran sus elecciones presidenciales.

         Además de la cuestión de la continuidad de los ingleses en la UE, los analistas también creen que Grecia podría ser otro foco de atención.

         Su salida del euro podría volver a acaparar la actualidad del 2016, y generar de nuevo tensión en los mercados, ya que las medidas de austeridad y recortes que debe aplicar el país heleno tras pactarlas con sus socios acreedores son impopulares, por lo que persiste la posibilidad de que no se apliquen.

         Con este escenario de incertidumbre sobre la composición de Europa, la volatilidad planea sobre los mercados de la renta fija y variable en el 2016.

         En este 2015 que ahora finaliza, los mercados sufrieron momentos de tensión, ya que durante las negociaciones entre Grecia y sus acreedores, los inversores llegaron a barajar la posibilidad de que el país heleno saliera del euro.

         En este escenario, los analistas de BNY no se olvidan de los países emergentes que también han sido protagonistas del vaivén de las bolsas en el 2015, ya que la depreciación de más del 50% del real brasileño ha dejado sin margen de maniobra al país carioca, un hecho que podría afectar de nuevo a los mercados en el 2016.

         Un caso muy diferente al de México, que aunque cuenta con una fuerte dependencia de la política fiscal y monetaria de EEUU, cuenta con una moneda flexible, un factor que ayudará al país a afrontar con mayor éxito que Brasil los problemas de los emergentes.

         En Norteamérica, los expertos de BNY señalan que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha fracaso a la hora de normalizar la política monetaria tras 7 años de tipos nulos, un hecho que en el 2016 no pasará desapercibido para los inversores que pueden cuestionar la eficacia de la compra de deuda de los bancos centrales.

         Para la gestora BNY, la política económica de los bancos centrales ha tenido un efecto contrario a lo que estaba previsto y es probable que tenga un impacto negativo en el apalancamiento, lo que provocará volatilidad y mayores impagos. (Reuters) (Inicio)

       

    • Nestor Garcia Iturbe
      NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA. GRUPO EL HERALDO sarahnes@cubarte.cult.cu LA SENSACIÓN DE CUMPLIR CON EL MÁS SAGRADO
      Mensaje 105 de 105 , 17 ene 13:36

         

        NOTICIAS SOBRE LA ECONOMIA.

         

         

        GRUPO EL HERALDO  sarahnes@...

         

        "LA  SENSACIÓN  DE  CUMPLIR  CON  EL  MÁS  SAGRADO  DE  LOS  DEBERES,

         LUCHAR  CONTRA  EL  IMPERIALISMO  DONDEQUIERA  QUE  ESTÉ"

         

        CHE

         

        ///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

         

         

         



         

        BCE: terminar con programa de compras de bonos

        Ardo Hansson, el gobernador del Banco de Estonia, ha informado en el diario alemán Börsen-Zeitung que el Banco Central Europeo (BCE) podría terminar con su programa de compras de bonos después de septiembre, si la economía y la inflación continúan como hasta ahora.

        Si el crecimiento y la inflación evolucionan más o menos en línea con las previsiones, sería concebible y también adecuado acabar con las compras después de septiembre, explica Hansson.Creo que podemos ir a cero de golpe sin ningún problema, añade el miembro del Comité Ejecutivo del BCE.

        Por otro lado, en cuanto a la subida del euro, que se cambia ya a US$1,22, Hansson apunta que no es una amenaza para las perspectivas de inflación.

        La semana anterior, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha vuelto a reducir el techo de liquidez de emergencia a los bancos griegos en     €2 800 millones, previa solicitud del Banco de Grecia, según informó la entidad helena a través de un comunicado.

        De esta forma, el límite máximo de liquidez del que pueden disponer los bancos del país, que solicitan a través del mecanismo de provisión de liquidez (ELA), se reduce a €22 000 millones.

        Este límite, que estará vigente hasta el próximo 7 de febrero del 2018, refleja, según el Banco de Grecia, la mejora de la situación de liquidez de las entidades, como resultado de un mayor flujo de depósitos del sector privado y del acceso de los bancos a los mercados financieros mayoristas.

        El pasado 25 de julio, Grecia emitió bonos a 5 años en lo que suponía la primera salida de prueba a los mercados de capitales tras casi 3 años de ausencia y que logró superar con éxito.(Noticias Bancarias)Inicio

        El PIB francés creció en 2017 y subirá más en 2018

        La economía francesa creció en el 2017 a un ritmo cercano del 2%, cifra que no se alcanzaba desde el 2011, destacó hoy (16/01/18) el ministro galo de Finanzas, Bruno Le Maire, que se mostró convencido de que en el 2018 se superará la previsión del 1,7% que utilizó su Gobierno para elaborar los presupuestos.

        Le Maire, en una comparecencia ante la prensa sobre las expectativas para este año, subrayó que el crecimiento es sólido, pero al mismo tiempo dijo no querer caer en el triunfalismo porque la vida cotidiana sigue siendo difícil para millones de franceses confrontados con el paro y la pobreza.

        También porque la lucidez nos obliga a ver que Europa se enfrenta como nunca en su historia reciente al retorno de los nacionalismos y de los extremismos.

        Antes de que el Instituto Nacional de Estadística haga públicas a finales de mes sus estimaciones preliminares sobre el PIB en el 2017, el Banco de Francia revisó al alza las suyas la semana pasada para establecerlas en el 1,9%, sobre la base de sus indicadores de coyuntura.

        Le Maire insistió en que este año debe servir para avanzar en la reforma de la Zona euro, que es un gran edificio inacabado, que aunque aporta una estabilidad monetaria, que es primordial, sufre de sus divergencias económicas y debe evolucionar hacia una integración más fuerte y más eficaz.

        El ministro francés indicó que para eso cuenta con apoyarse en el eje franco-alemán, que sigue siendo el lugar esencial de la transformación europea y con ese objeto el jueves próximo recibirá a su homólogo germano, Peter Altmaier.

        Después de eso, la concertación se completará con los ministros de España e Italia con ocasión del próximo Eurogrupo, dentro de una semana.

        El responsable francés de Finanzas considera que hay que avanzar por etapas, empezando por la unión bancaria, la unión de los mercados de capitales y la convergencia fiscal, asuntos en los que quiere progresos antes de comienzos del 2019.

        La segunda etapa sería protegerse contra crisis con un mecanismo de estabilización completo, robusto y más flexible en su utilización y la tercera un presupuesto de la Zona euro para que los 19 países miembros se doten de una capacidad de respuesta a los choques económicos y una capacidad de inversión. (Investing)Inicio

        Legisladores de EE.UU.: evitar un cierre del gobierno

        La cuenta atrás ha comenzado. Los legisladores de Estados Unidos deben encontrar soluciones, aunque sean temporales, para evitar que parte de las operaciones del gobierno se vean obligadas a echar el cierre antes de la medianoche del viernes (19/01/18). Un amargo escenario para celebrar el primer aniversario de Donald Trump en la Casa Blanca, donde las diferencias sobre el presupuesto o la inmigración prometen tensar hasta el último minuto las negociaciones.

        Una vez más, los líderes republicanos en el Capitolio intentan evitar este escenario preparando lo que se conoce como una nueva resolución continua y que ha permitido desde septiembre que el gobierno federal y sus agencias operen con normalidad pese a no haber un acuerdo presupuestario para el año fiscal en curso. Dicho esto, en esta ocasión, el apoyo de los legisladores republicanos y los demócratas para implementar por cuarta vez en los últimos meses un parche como éste se postula complicado si no se incluyen ciertas condiciones.

         

        Algunos republicanos ya han mostrado su oposición a una financiación temporal si ésta no cuenta con un presupuesto a largo plazo para defensa y el Pentágono. Al mismo tiempo, congresistas y senadores de los Estados devastados por los recientes desastres naturales presionan para obtener ayudas federales que no fueron incluidas el pasado 20 de diciembre en el plan legislativo para mantener el gobierno en funcionamiento hasta el próximo 19 de enero.

        Por su parte, los demócratas no parecen dispuestos a mantener abierto el gobierno sin un acuerdo que garantice la protección de los jóvenes inmigrantes ilegales que llegaron al país cuando eran niños. Estos inmigrantes, conocidos como dreamers -soñadores- corren el riesgo de ser deportados a mediano plazo, ya que Trump busca eliminar el programa instaurado por Barack Obama que les permitía acceder a permisos de trabajo.

        Trump ha acusado en Twitter a los legisladores demócratas de "no querer alcanzar un acuerdo" sobre este asunto. Es importante recordar que la Casa Blanca insiste en ligar cualquier solución sobre los soñadores con la financiación del muro en la frontera con México. Precisamente, el papel del presidente ha enturbiado durante la última semana el avance de las negociaciones en el Capitolio, especialmente tras las informaciones que le acusan de haberse referido de forma despectiva a la inmigración de países como Haití.

        El mandatario también rechazó una propuesta bipartidista del Senado para intentar lograr un acuerdo migratorio. Trump calificó la semana pasada este plan como "extravagante". El proyecto apuesta por vincular la Ley de Desarrollo, Ayuda y Educación para Menores Extranjeros -DREAM, por sus siglas en inglés- con cambios en la regulación sobre las relaciones familiares así como en el programa de lotería de permisos de residencia.(El Economista)Inicio

        El FMI y la economía global: beneficios de corto plazo

        El crecimiento del PIB sigue aumentando en gran parte del mundo, lo que marca el repunte cíclico más amplio desde el inicio de la década. En toda Europa y Asia, y en Estados Unidos y Canadá, las expectativas de crecimiento han aumentado, mientras que en algunas economías emergentes importantes, que hasta hace poco se estaban achicando –por ejemplo, Brasil y Rusia–, el crecimiento se ha reanudado.

           Varios países siguen teniendo dificultades, inclusive muchos exportadores de combustible y economías de bajos ingresos que sufren una guerra civil o desastres naturales, especialmente sequías. Pero una recuperación más rápida está beneficiando aproximadamente a 2 tercios de la población del mundo.

           Estos progresos se producen luego de años de un crecimiento geográficamente desigual e intermitente después de la crisis global del 2008-2009 y el subsiguiente rebote del 2010-2011. Recientemente, en el 2016, la economía mundial chisporroteó, lo que llevó el precio del petróleo a casi US$25 por barril (hoy está en torno de los US$60) y produjo la tasa de crecimiento global más débil desde la contracción rotunda del 2009. En consecuencia, de cara al 2018, la sensación de alivio entre muchos responsables de políticas económicas es palpable.

           ¿Por qué ha mejorado el desempeño económico? Si bien hubo un marcado ascenso de los indicadores de consumo y ánimo empresarial y, con ellos, de la inversión, sería un error atribuir el reciente rebote enteramente a la casualidad o a espíritus animales. Han incidido también otros factores fundamentales, en particular las políticas macroeconómicas.

           Desde hace mucho tiempo, y aún hoy, la política monetaria ha sido acomodaticia en los países más grandes. Aunque la Reserva Federal de Estados Unidos sigue aumentando gradualmente las tasas de interés, ha sido cautelosa y ha sabido responder a la turbulencia de comienzos del 2016 posponiendo las alzas de las tasas que se habían previsto. El Banco Central Europeo ha empezado a reducir sus compras de activos de gran escala, pero también ha señalado que los aumentos de las tasas de interés son una perspectiva lejana.

           En consecuencia, las condiciones financieras han sido fáciles, y han fomentado el préstamo y elevado los precios de los activos a nivel global. La política fiscal en las economías avanzadas, en conjunto, ha dejado de ser contractiva y se ha vuelto prácticamente neutra en los últimos años, mientras que China ha ofrecido un respaldo fiscal considerable desde que su crecimiento se desaceleró a mediados de la década, con importantes efectos positivos para sus socios comerciales.

           A pesar de tanto estímulo, las tasas de inflación siguen siendo relativamente bajas –de hecho, a niveles inclusive desconcertantes en las economías avanzadas–, aun cuando las brechas entre el PIB real y el potencial se han achicado o desaparecido. Algunos podrían ver la actual configuración de un crecimiento más robusto y una inflación baja como un punto ideal –el mejor de todos los mundos posibles–

           Sin embargo, para muchos países las perspectivas de crecimiento de más largo plazo son menos alentadoras. Las fuerzas laborales que envejecen, el crecimiento más lento de la productividad y las cargas de deuda más elevadas desde la crisis ensombrecen el panorama. Por ejemplo, el crecimiento anual per capita en las economías avanzadas promedió el 2,2% en los 10 años posteriores a 1995, y naturalmente se hundió luego de la crisis; pero inclusive, entre hoy y el 2022, el crecimiento anual percápita solo alcanzará el 1,4%, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional.

           A falta de cierto crecimiento no previsto de la productividad, el actual rebote en las economías avanzadas inevitablemente se moderará: el crecimiento se desacelerará en tanto se ajusten las políticas monetarias y las condiciones financieras, y los países se vean obligados a consolidar las finanzas públicas, agobiadas por deudas gubernamentales elevadas y un gasto creciente en pensiones y atención médica. A su vez, un crecimiento general más lento hará que resulte más difícil contrarrestar el lento crecimiento salarial, especialmente entre los trabajadores no calificados, lo que agravará la carga de desigualdad y de resentimiento resultante. Muchas economías de mercados emergentes y de bajos ingresos también enfrentarán vientos en contra.

           Los responsables de las políticas económicas en todo el mundo, por lo tanto, enfrentan dos desafíos importantes. Primero: ¿pueden tomar medidas para impulsar los niveles de producción en el más largo plazo? Segundo: ¿pueden aumentar la resiliencia e inclusión de sus economías y, al mismo tiempo, reducir la probabilidad de que la recuperación actual termine en una desaceleración abrupta o inclusive en una nueva crisis?

           Estos 2 desafíos están estrechamente vinculados. Las condiciones económicas favorables de hoy ofrecen una ventana de oportunidad para políticas que puedan enfrentar a ambos. La clave para mejorar las perspectivas de crecimiento a largo plazo y de justicia percibida es invertir en la gente. La inversión educativa aumenta la productividad de los trabajadores y la capacidad de transitar una transformación estructural, ya sea como consecuencia del comercio o de la tecnología.

           Es más, los programas de formación pueden ahorrar recursos que se pierden por el alto desempleo juvenil, a la vez que la orientación y la recapacitación pueden prolongar la vida laboral. Por el contrario, una inacción en estas áreas sería desestabilizadora, ya que las perspectivas laborales débiles y las desigualdades de ingresos alimentarían un rechazo más fuerte por parte de los votantes del multilateralismo en las relaciones internacionales y de las políticas económicas prudentes en casa.

           A pesar de lo esenciales que son estas inversiones, requieren desembolsos fiscales. Para evitar inflar cargas de deuda pública que ya son elevadas, los gobiernos tendrán que reformar los regímenes tributarios, mejorando los ingresos sin desalentar el crecimiento. Deberían diseñarse sistemas impositivos que aumenten la inclusión, sobre todo promoviendo la participación de la fuerza laboral. Y los ciudadanos tendrán más confianza en la justicia del sistema si se cierran los canales para la evasión impositiva utilizados por las grandes corporaciones y los ricos.

           También es necesaria una mayor resiliencia económica para fomentar la confianza. A medida que se van desvaneciendo los recuerdos de la última crisis financiera, la inestabilidad financiera plantea una creciente amenaza. Muchos países mejoraron sus marcos macro-prudenciales después de la crisis, inclusive aumentando el capital y la liquidez de los bancos. El período prolongado de bajas tasas de interés luego de la crisis, sin embargo, ha llevado a una búsqueda de rendimientos y a un crecimiento de la deuda global que podrían resultar problemáticos para algunos deudores una vez que aumenten las tasas de interés.

           Varios estudios económicos, inclusive del FMI, sugieren que aun si los auges de deuda están asociados con un crecimiento más rápido en el corto plazo, suelen acabar mal. Algunos países deben controlar el crecimiento excesivo del crédito y reducir o eliminar los subsidios fiscales a la emisión de deuda, mientras que otros siguen necesitando resolver el problema de los préstamos incobrables que dejaron las recesiones anteriores. Los países deberían fortalecer la supervisión financiera, así como la cooperación regulatoria internacional, evitando así una carrera hacia el abismo en materia de política prudencial.

           Las economías emergentes y de bajos ingresos enfrentan algunos desafíos que se asemejan a los de las economías avanzadas. Los líderes de China, por ejemplo, han reconocido los desequilibrios en el sistema financiero del país y están tomando medidas para resolverlos. Pero varios de los desafíos son distintos. Más allá del reciente rebote de los precios de las materias primas, los países que producen materias primas necesitan diversificar las exportaciones de sus economías para respaldar el crecimiento futuro.

           Como la recuperación actual es amplia, también es el momento oportuno para tomar medidas en una gama de prioridades multilaterales. Probablemente la más urgente sea desacelerar el cambio climático a largo plazo que resulta de la dependencia de los combustibles fósiles.

           La investigación del FMI demuestra lo vulnerables que son los países de bajos ingresos al probable incremento de la temperatura en lo que queda del siglo, aún si el acuerdo climático de París del 2015 logra su objetivo de mantener el alza de la temperatura en menos de 2°C sobre los niveles preindustriales. Pero las economías avanzadas también son vulnerables, inclusive a través de los efectos de la inestabilidad política y de la inmigración masiva que se origina en las regiones más cálidas. Les conviene abrazar objetivos de emisiones más ambiciosos y favorecer los esfuerzos de adaptación de los países de bajos ingresos.

           La conclusión es que las fantasías de un punto económico ideal amenazan con engañar a los responsables de las políticas y llevarlos a experimentar una falsa sensación de seguridad. Los buenos tiempos actuales muy probablemente sean temporarios –por cierto, las fuerzas que producen este rebote tal vez no duren mucho más–. Para que la recuperación sea más duradera, los responsables de las políticas deberían aprovechar la oportunidad actual e implementar reformas mientras todavía puedan hacerlo. De lo contrario, el futuro puede estar más cerca de lo que pensamos. (El Espectador)Inicio

        La volatilidad subirá con el repliegue de los bancos

        La renta variable ha comenzado el año con energía y las previsiones de los gestores coinciden en que el 2018 será nuevamente un año de ganancias en Bolsa. Pero advierten también que será difícil repetir rentabilidades como las cosechadas el pasado año, en un mercado que prevén más volátil.

           Los intensos estímulos monetarios de los bancos centrales –clave para la recuperación económica y para el rally de la Bolsa y la renta fija– han permitido un escenario insólito de volatilidad en mínimos.

           Las compras de deuda por parte de los bancos centrales de las principales economías del mundo han hecho posible un entorno de gran estabilidad en el mercado y neutralizado los potenciales episodios de tensión ante situaciones como las elecciones francesas de la primavera del 2017 o la crisis política en Cataluña.

           El repliegue de estímulos monetarios que se espera para el 2018 promete sin embargo elevar la volatilidad desde los mínimos actuales. Así, las compras de deuda del BCE se han reducido a la mitad desde este mes de enero y podrían desaparecer en septiembre y la Fed acelerará la reducción de su balance este año.

           Esa retirada de estímulos podría generar una mayor volatilidad en los mercados de renta fija inicialmente y, posiblemente, provocar un aumento de la volatilidad en los mercados de renta variable, advierten desde la gestora Legg Mason. En UBS añaden que el contexto de la inversión está cambiando. Los niveles anormalmente bajos de volatilidad podrían terminar a costa del endurecimiento monetario.

           El nuevo rumbo de los bancos centrales va a dar pie por tanto a un mercado más volátil, después de años adormecido con las compras de deuda. Y esta mayor volatilidad, aunque en ningún caso desbocada, va a requerir políticas de inversión ligeramente más activas, según advierten algunos gestores.

           Gestionar los riesgos bajistas será más complejo este año. Las entidades que no cuentan con carteras verdaderamente diversificadas y duraderas se arriesgan a reaccionar ante las correcciones y la volatilidad. Los mercados parece que vivirán un 2018 más movido y volátil y, por lo tanto, hará falta tener un planteamiento más activo, explica Sophie del Campo, directora general de Natixis IM en Iberia y Latinoamérica.

           Ante este escenario, la gestión alternativa –que busca rentabilidad al margen del tono del mercado– gana adeptos, en espera de que los repuntes de volatilidad castiguen tanto la inversión en Bolsa como en bonos. Estamos viendo un mayor análisis en las carteras y también una nueva búsqueda de diversificación, señala Del Campo.

           UBS prevé que los momentos decisivos en política monetaria que se vivirán en el 2018 –como el anuncio del fin de las compras de deuda del BCE– pueden elevar la correlación entre bonos y acciones. La diversificación en alternativas, incluyendo hedgefunds, podría ayudar a reducir la volatilidad. Así, el banco suizo sostiene que la mayoría de inversores debería asignar entre el 14 y el 18% de los activos de su cartera a fondos de cobertura, que tradicionalmente se han comportado mejor que otros activos en períodos de restricción monetaria. La volatilidad al alza y menor correlación entre las acciones proporcionan un entorno ideal para los hedgefunds, añade en la misma línea Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM. (5Días)Inicio

        OCDE: signos de mejora del crecimiento de España

        La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha informado que percibe algunos signos de posible aceleración del crecimiento económico en España, Italia y Alemania, mientras que se acrecientan las perspectivas de una desaceleración en el Reino Unido.

           Estas son algunas de las conclusiones de los indicadores compuestos avanzados publicados, que para el conjunto de la OCDE se mantuvieron sin cambios en 100,15 puntos, lo que significa casi exactamente en el nivel 100 que marca la media de largo plazo.

           En el caso de España este indicador -que señala con una anticipación de entre 6 y 9 meses posibles inflexiones en el ciclo económico- subió 9 centésimas hasta 100,10 puntos.

           Fue el cuarto ascenso mensual consecutivo, y esta vez ligeramente superior a los 3 precedentes (habían sido de 2, 6 y 8 centésimas, respectivamente).

           Italia ganó 7 centésimas, hasta 100,70 puntos, y Alemania 6 centésimas, hasta 101,08 puntos.

           La Zona euro en conjunto tuvo un incremento casi inapreciable de tres centésimas, hasta 100,62 puntos, y eso pese a los bajones pronunciados de Portugal (20 centésimas a 100,31 puntos), Grecia (28 centésimas a 99,13 puntos) y, sobre todo, Irlanda (31 centésimas hasta 99,90 puntos).

           También en Europa, pero fuera de la moneda única, el Reino Unido sufrió un descenso de 23 centésimas hasta 99,14 puntos.

           Estados Unidos prácticamente no se movió, con un incremento de 3 centésimas (hasta 99,86 puntos) que preludia estabilidad en el ritmo de crecimiento.

           Días atrás, según las perspectivas económicas que maneja la OCDE, el empleo crecerá de media un 1,1% en el conjunto de los países ricos, 3 décimas menos que el año pasado. Ahora bien, en España, Luxemburgo e Irlanda se espera un repunte muy superior.

           En España y Luxemburgo, los 2 mejores posicionados del ranking europeo, se prevé un avanza del 2,3%, mientras que en la economía celta el repunte se queda en el 2,2%. No obstante, la clasificación global está liderada por Turquía (3,1%) y Nueva Zelanda (2,6%).

           Por debajo de ellos se encuentran Grecia (1,9%), Dinamarca (1,7%), Países Bajos (1,6%), Austria (1,6%) y Noruega (1,5%). Por encima del 1%, pero por debajo del 1,5%, encontramos a varios países del Este, a Portugal, Suiza, Bélgica y las 3 economías más potentes de Europa continental: Alemania, Italia y Francia. Las 2 últimas incluso se sitúan por debajo de la media. (Noticias Bancarias)Inicio

         



        __________ Información de ESET NOD32 Antivirus, versión del motor de detección 16117 (20170921) __________

        ESET NOD32 Antivirus ha analizado este mensaje.

        http://www.eset.com
      El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.