Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Wesak 2009: Revelaciones - I (Alquimia)

Expandir mensajes
  • Thoth NGSM
    Tauro: Yo veo y cuando el ojo está abierto todo se ilumina. ... [manuscrito finalizado por VBA bajo el signo de Tauro de 1988] *** La Ciencia Mágica de la
    Mensaje 1 de 1 , 11 may 2009
      Tauro: Yo veo
      y cuando el ojo está abierto
      todo se ilumina.
       

       

      [manuscrito finalizado por VBA
      bajo el signo de Tauro de 1988]
       
      ***
       
      La Ciencia Mágica de la Alquimia
      y las Leyes de Transmutación

      (extractos inéditos)
       
       
       
      [VBA] El Hermano R., que había sido en el pasado un notabilísimo alquimista, estaba muy versado en las leyes que rigen la transmutación de la materia y solía - cuando sus obligaciones en el Ashram se lo permitían - hablarnos de la Ciencia Mágica de la Alquimia.

       "La Alquimia" - nos decía - "es una ciencia exacta, como las matemáticas, la geometría y la astronomía. En realidad, todas las Ciencias arrancan de un centro común, las matemáticas surgen del número UNO esencial, la geometría del punto en el espacio y la astronomía basa sus conclusiones en las leyes constantes de gravitación y de expansión cíclica, que no son sino expresiones de un MOVIMIENTO creador UNO. El movimiento del UNO en las matemáticas trae la infinita sucesión de números hasta alcanzar los números matemáticos celestes, en los cuales el UNO adopta un carácter realmente espiritual y cósmico, siendo considerado entonces el movimiento como la raíz de toda creación.

      La geometría arranca del punto en el espacio y la sucesión de puntos trae la línea, la superficie y el volumen de las formas geométricas. Con respecto a la Alquimia y a las leyes de transmutación - o redención de la materia - el Alquimista ha de tener en cuenta el "éter puro", ó substancia primordial UNA de toda posible creación, la cual ha tomado distintos nombres en el transcurso de las épocas. Veamos algunos: éter primordial, piedra filosofal, león amarillo, elixir de larga vida, Alkahest, etc. Yo prefiero definir al éter puro como Alkahest, sin que ello quiera significar que no esté de acuerdo con las otras denominaciones, sino porque este nombre era utilizado preferentemente por el Maestro cuando nos impartía sus enseñanzas sobre Alquimia y las leyes de transmutación molecular de los cuerpos.

      Todo cuanto existe surge de un punto básico que es común a todas las creaciones. En este caso podríamos decir que es en este punto común donde convergen la INTENCIÓN y la energía creadora de la Divinidad. Podéis considerar esta Intención o esta Voluntad, como el número UNO en los estudios matemáticos, como el principio de todo movimiento creador y como una exaltación del punto geométrico. Fundamentalmente, el Alkahest, el éter primordial de la Alquimia, es la esencia viva de todas las creaciones. Así podéis considerar [aquello] que suscita el movimiento creador como impulso primordial utilizando el Alkahest como elemento esencial básico inherente a toda obra de transmutación en la vida de la Naturaleza. Así lo entendieron los verdaderos alquimistas del pasado que lograron aislar alguna porción del Alkahest y tuvieron en sus manos el poder de transmutar los metales y aún su propia vida espiritual. En el primer caso transmutaron en oro la plata, el plomo o el mercurio; en el segundo, dignificaron su vida al extremo de convertirla en un centro redentor de toda substancia innoble y en un punto de  expansión de los bienes inmortales.
       
      Bien, esto es sólo una breve introducción en las sagradas leyes de la Alquimia. Sin embargo, y sin necesidad de tener nociones de la Alquimia, todos habéis actuado como verdaderos alquimistas, pues, de una u otra manera, transmutasteis los aspectos innobles de vuestra vida y quemasteis sus escorias en el crisol de vuestra vida personal o kármica. La Iniciación - que algunos recibisteis ya en alguna vida pasada- es una Alquimia trascendente que el Mago supremo del planeta, el Iniciador UNO, Sanat Kumara, pone en movimiento en el momento solemne en que aplica el Cetro de la Iniciación sobre los centros del Candidato.

      Uno de los grandes secretos de la Iniciación es que del Cetro sagrado o Diamante flamígero, y junto con el fuego eléctrico solar, se vierte una cantidad específica de Alkahest o elemento de transmutación sobre los chacras del Iniciado para introducirle en el movimiento transmutador inherente al tipo de Iniciación recibida.

      No serán necesarios muchos comentarios en torno de este gran secreto alquímico - que antaño se confería en ciertas iniciaciones jerárquicas - para que os deis cuenta que la transmutación es la obra magna mediante la cual el alma nace a la vida física y a través de la cual alcanza la percepción de los mundos superiores.

      Hablando en un sentido muy particular para cada uno de vosotros, debo exponeros el hecho de que, aún sin daros cuenta de la obra mágica alquímica, estáis manipulando una cierta cantidad de Alkahest, la que os fué confiada cuando recibisteis la iniciación y que consciente o inconscientemente utilizáis para verificar en vuestra vida y en "vuestro ambiente circundante" las necesarias y debidas transmutaciones.

      La Magia alquímica sólo se halla en el Alkahest. Este es el gran secreto que conquistaron los verdaderos alquimistas, pero para ello tuvieron que dignificar sus vidas al extremo de descubrir que el Alkahest formaba parte inseparable de ellos mismos, que era la esencia de sus propias vidas y que sólo la pureza de la acción le permite al Mago, al Iniciado, verter en la Copa de su triple vehículo purificado, el Elixir sagrado, el Alkahest, el verdadero "Santo Grial", que tan afanosamente buscaron miles y miles de profundos investigadores del mundo espiritual."

      Aquí terminó el Hermano R. sus comentarios sobre la Alquimia en aquella ocasión. Sin embargo y utilizando el principio d analogía, la mayoría de nosotros pudimos vislumbrar grandes profundidades de conocimiento oculto, sobre las líneas que convergen en el tema de la Magia alquímica y del misterio de la Transmutación.
       
      [continuará]
       

       
      [AAB-DK] Tauro y Piscis, por medio de Vulcano y Plutón, se relacio­nan con el 1er. Rayo. Transmutación del deseo en sacrificio y de la voluntad individual en voluntad divina. -AE 63
       
      [AAB-DK] El estudio de la Ciencia de la Purificación Aplicada está absorbiendo hoy la atención de todos los ashramas; los discípulos en los ashramas de primero, segundo y séptimo rayos, están particularmente activos en estas líneas, porque la destrucción del mal es el trabajo del primer rayo y, destruyendo así sus efectos, se logra la pureza. Entonces podrá fomentarse el bien, que es el trabajo del segundo rayo, el de los Constructores; poner la energía espiritual en contacto con la sustancia, en consecuencia [e570] con la materia, es el excepcional trabajo del séptimo rayo, por estar ahora en manifestación. Los rayos activos y en manifestación en este momento y ciclo, lo están de acuerdo al Plan y en preparación para la exteriorización de la Jerarquía y la reaparición de Cristo. Estos rayos se hallan particularmente involucrados y, por lo tanto, los iniciados y discípulos en los ashramas de los Maestros también están particularmente implicados.
       
      La Ciencia de la Purificación Aplicada es también la Ciencia de la Energía Aplicada con el objeto específico de “eliminar lo indeseable y lo que obstaculiza la entrada de la Luz, proporcionando así el espacio y la entrada a lo deseado, lo bueno, lo bello y lo verdadero”. En la aplicación de esta ciencia no hay lógicamente ningún infringimiento a la prerrogativa humana del libre albedrío. Esta antigua ciencia concierne principalmente a la purificación y redención de la materia y está enteramente en manos de los seres humanos dirigidos por la Jerarquía. Esta dirección puede, consciente o inconscientemente, ser registrada. La Ciencia de la Redención (a la cual me he referido varias veces con anterioridad) es en realidad el arte aplicado del esoterismo y del vivir espiritual que ya se le está enseñando al género humano, que aprende constantemente a redimir los cuerpos a través de los cuales actúa. En realidad es el arte o la ciencia de la relación entre la Vida y las vidas, como H.P.B. lo expresa.   -EJ
       

       
      El Centro de Estudios VBA es una Comunidad espiritual dedicada a honrar la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada a través de la meditación, el estudio y el servicio relacionados a: i) la praxis del Agni Yoga, conducente a Shamballa; ii) la colaboración Humano-Dévica; y iii) la Magia Organizada planetaria.
       
       
       
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.