Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Tauro 2009: Revelaciones - III (Alquimia)

Expandir mensajes
  • Thoth NGSM
    http://es.groups.yahoo.com/group/VBA-mensajes/message/1378 Tauro: Yo veo y cuando el ojo está abierto todo se ilumina. ... [manuscrito finalizado por VBA bajo
    Mensaje 1 de 1 , 16 may 2009
       
      Tauro: Yo veo
      y cuando el ojo está abierto
      todo se ilumina.
       

       

      [manuscrito finalizado por VBA
      bajo el signo de Tauro de 1988]
       
      ***
       
       
       
      [VBA]  Las explicaciones del Hermano R. en torno a la Alquimia me fueron particularmente útiles, ya que utilizando la analogía me permitieron adentrarme en la actividad alquímica de mi propia vida, así como comprender que términos tales como Piedra filosofal o Piedra  de Perfección, León amarillo, o polvo sagrado, Elixir de larga vida, Aliento primordial, Alkahest o esencia de creación y aún el Santo Grial, son términos sinónimos que los alquimistas o sabios transmutadores utilizaron en cada época, según sus conceptos filosóficos, ocultos o esotéricos.
       
      Vemos, por ejemplo de acuerdo con las más antiguas tradiciones esotéricas, que la Piedra filosofal, constituía el punto geométrico que sostenía simbólicamente la gloria de la bóveda del Templo iniciático. Esta piedra debía "ser cocida tres veces" -  según los altos preceptos alquímicos - antes de convertirse en polvo. A este polvo se le llamó "el león amarillo", pues tenía un color intensamente dorado, Su esencia era transmutada y era tanta su virtud, que con una poquísima cantidad convertía en oro metales inferiores, tales como plomo y el antimonio, la plata y el mercurio.
       
      Para el esoterista entrenado que forzosamente ha de haber estudiado química oculta en el Aula del Conocimiento, no se le escapa el hecho de que el "león amarillo" licuado, según ciertas prácticas alquímicas, no era sino el "Elixir de larga vida", que renovaba constantemente las células del cuerpo y deparaba el don de la inmortalidad o juventud perpetua tal como demostró en su vida nuestro reverenciado Maestro el Conde de San Germán.
       
      Puede penetrar también en el hecho evidente de que las "tres cocciones" a que debía someterse la "piedra filosofal" antes de convertirse en el "león amarillo" y posteriormente en el "elixir de larga vida", tenían que ver con la alquimia transmutadora verificada por el alma en los tres cuerpos humanos, físico, astral y mental, que constituían los tres elementos sobre los cuales se apoyaba la gloria de Manas, o Templo místico del Espíritu Santo, constituyendo la bóveda celeste del Alma.
       
      A medida que la Magia transmutadora tenia efecto en cada cuerpo, el Alma extraía "polvo sagrado" de redención procedente de la Mónada o Espíritu, y sobre este Templo creado y surgiendo de cada cuerpo transmutado, se levantaba entonces la Tríada Espiritual: Atma, Budhi, Manas, constituyendo esta Tríada la Bóveda del Templo del Espíritu, y en el centro donde convergían los tres pilares, había el "tesoro sagrado" técnicamente descrito por los antiguos alquimistas como Alkahest, Piedra filosofal, león amarillo, elixir de larga vida, Santo Grial, etc., o simplemente Espíritu, la esencia monádica.
       
      Como se verá la Magia alquímica se efectúa constantemente en nosotros. La redención de la materia por la acción del Alma y la redención del Alma por la actividad suprema del Espíritu, son efectos mágicos que producen naturalmente los seres humanos cuando sinceramente buscan la perfección. El término supremamente místico de transmutación alquímica se produce automáticamente cuando el ser humano, conscientemente o no, ha logrado aislar de la gran masa material que le rodea, una porción de Alkahest y este Alkahest constituye la verdadera esencia de toda posible transmutación, ya que ni envejece con el tiempo ni nada ni nada puede destruirle, pues no es sino la porción de Espíritu que hemos logrado introducir en nuestra vida y constituye el aliento supremo que vida tras vida nos orientará hasta convertirnos en el propio Espíritu y, Señores de la Vida eterna.
       

      Regla Trece [de Iniciación Grupal]. Para Discípulos e Iniciados: Que el grupo esté dispuesto a revelar el misterio oculto... que la Transfiguración siga a la Transformación y que desaparezca la Transmutación. 
       
      AAB-DK: `'Matar el deseo". Esa debe ser la primera actividad destructora del discípulo. Lo que el discípulo busca, anhela o desea, no debe condicionarlo e impulsarlo hacia lo que podríamos denominar "pasividad ashrámica", sino el móvil omnimpelente de la necesidad del mundo. El discípulo comienza de esta manera a despojarse de todo deseo, mediante la atrición. No lucha positivamente contra el deseo a fin de eliminarlo, ni trata de trasmutarlo (como debe hacerlo el discípulo en probación), sino que no lo reconoce; tampoco le proporciona la necesaria atención estimulante, porque la energía sigue siempre al pensamiento; se preocupa por la necesidad del mundo y del servicio que puede prestar, y (en forma casi imperceptible, por así decirlo) el deseo muere por atrición.
       
       

       
      El Centro de Estudios VBA es una Comunidad espiritual dedicada a honrar la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada a través de la meditación, el estudio y el servicio relacionados a: i) la praxis del Agni Yoga, conducente a Shamballa; ii) la colaboración Humano-Dévica; y iii) la Magia Organizada planetaria.
       
       
       
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.