Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

LOS METODOS DE COMUNICACION (vehiculos espaciales)

Expandir mensajes
  • Thoth NGSM
    Re: http://es.groups.yahoo.com/group/VBA-mensajes/message/1407 Géminis Pétalo del Corazón: RELACION ... *** XXXIII - LOS MÉTODOS DE COMUNICACIÓN
    Mensaje 1 de 1 , 2 jun 2009
       
      Géminis
       
       

       

       
      ***
      (extractos inéditos)
       

      VBA:  La existencia de un "cuerpo de comunicadores" que sirve de enlace entre las distintas Logias espirituales dentro de la pluralidad del Cosmos, hizo surgir en nosotros la idea de la existencia de unos métodos de comunicación no siempre supeditados a la creación de un Mayavirupa, individual o colectivo. Esta idea constituyó desde entonces una cierta preocupación y un tema de meditación de nuestra parte, hasta que un día decidimos interpelar directamente al Maestro sobre esta cuestión, ya que nunca en el Ashram y en los distintos temas de conocimiento y enseñanza impartidos, se nos había informado sobre otros medios de comunicación que no fuesen los relacionados con la experta manipulación del éter por parte de los Adeptos y altos Iniciados.

      Las palabras del Maestro, atendiendo la formulación de nuestra pregunta, fueron como siempre clarificadoras: "Los medios de comunicación con el Cosmos son muchos y variados y dependen de si las entidades que forman parte de este cuerpo de comunicadores han de desplazarse solos o en grandes grupos. La creación de vehículos sutiles para desplazarse por el éter forman parte de aquella serie de comunicaciones que llamamos "Mayavirúpicas". La importancia de la misión a ser realizada o la distancia que tiene que ser salvada entre dos puntos del espacio cósmico, la calidad del aura envolvente de un sol o de un planeta y la evolución de sus Logos regentes, exigen de parte de los visitantes, embajadores o miembros de algún Ashram que visitan con fines de estudio a otro planeta dentro del sistema, ciertas condiciones específicas.

      La creación de un Mayavirupa sólo es previsible cuando se trata de desplazamientos en el exterior del "circulo no-se-pasa" de un planeta como el nuestro, por ejemplo, de idénticas o muy parecidas características. Cuando hay que desplazarse a planetas de otros sistemas solares correspondientes al sistema cósmico al que pertenece nuestro Universo, suelen utilizarse lo que en la Tierra denomináis "vehículos espaciales". Sobre tales vehículos nuestra gran Fraternidad no ha ofrecido mucha información, dado el romanticismo de muchos discípulos, que olvidarían con ello su tarea principal dentro de sus respectivos Ashrams. Pero en el Centro de Shamballa existen tales mecanismos de desplazamiento por el éter, que son utilizados para mantener a través de un código de atención el equilibrio mundial y sirven de Agentes de Vigilancia sobre aquellas naciones de la Tierra que poseyendo elementos bélicos altamente sofisticados y, por tanto, perjudiciales y peligrosos, como por ejemplo los ingenios atómicos y las bombas de hidrógeno, viven inmersos en una lucha de intereses nacionales que fácilmente desembocarían, debido a la estupidez humana, en una guerra nuclear.

      Tales vehículos espaciales están construidos con metales cuyas aleaciones, verdaderos secretos iniciáticos, son de tal naturaleza que pueden atravesar las más insólitas distancias en el espacio y las más adversas condiciones estelares con las más sólidas garantías de "seguridad". Las velocidades que pueden alcanzar tales vehículos son, en algunos casos, del orden de la velocidad de la luz, cuando deben ser puestos en comunicación sistemas solares entre sí o con sus respectivos sistemas cósmicos. Dentro de un sistema cósmico y dado el infinito grado de evolución de sus insignes e indescriptibles Logos, hay que admitir unos medios de comunicación tan increíblemente rápidos que quedan excluidos dentro de nuestro concepto del Espacio-Tiempo, unos sistemas de comunicación tan increíblemente rápidos que las grandes Jerarquías planetarias y solares suelen definir como de "instantaneidad en el tiempo", lo cual significa que sólo existe espacio y que el tiempo en el cualquier dimensión reconocida, no existe. Esto quiere significar que la luz en el espacio carece de velocidad y el Espacio ofrece sus secretos más allá de cualquier medida de tiempo.

      Esta será una idea muy difícil de ser asimilada por los grandes científicos del mundo que, después de admitir las leyes de la relatividad de Einstein, empiezan a darse cuenta que este principio es sólo el débil pronunciamiento de "verdades relativas" y que deberán continuar investigando si es que realmente quieren descubrir alguna verdad realmente de tipo cósmico. Si vais penetrando en esta idea os iréis dando cuenta que descubrir, y más tarde desarrollar, el fenómeno de la "instantaneidad en el tiempo" será la más elevada comprensión del fenómeno de la luz y de cómo la luz, librada de los efectos temporales, es el propio Espacio, eternamente puro y redimido.

      Pero olvidando estos conceptos que para muchos serán realmente asombrosos y llenos de enigmas realmente indescifrables, podríamos ofrecer la idea de lo que técnicamente definimos de "materialización y desmaterialización en el espacio", un hecho que los grandes Iniciados de la Tierra pueden efectuar sin problema alguno dentro de las fronteras de nuestro mundo, pero que las grandes Jerarquías solares y cósmicas utilizan también dicho medio para establecer "contacto inmediato" con las Jerarquías solares y cósmicas de otros sistemas galácticos.

      Pero volviendo al tema de las comunicaciones, tal como habíamos esbozado al principio, deberemos orientar nuestra atención a la llegada de los Señores de la Llama y de los Ángeles Solares, los "Prometeos del Cosmos". La llegada a la Tierra de los Señores de la Llama procedentes del esquema de Venus y de los Ángeles Solares que vinieron de aquella tremenda Constelación que constituye el cuerpo mental del Logos cósmico al que pertenece nuestro sistema solar, se resolvieron utilizando un medio cósmico de comunicación que Jerárquicamente solemos definir como de "instantaneidad en el tiempo". Se realiza en una quinta dimensión del Espacio y tal es la velocidad imprimida a ese medio de comunicación a través del éter, que el tiempo desaparece y sólo es concebible el Espacio. Citando tal hecho hemos podido leer en nuestros viejos y gloriosos libros de la Logia que:... los grandes Dhyan Choanes, los venerables Hijos de la Mente llegaron a nuestro planeta envueltos en una ráfaga de Luz... Más allá del tiempo personificaron sus vidas en nuestro planeta y casi inmediatamente pusieron en incandescencia ciertos estratos definidos del plano mental e iniciaron su Obra de dotar de mente, de una chispa de la luz mental cósmica, el cerebro instintivo del hombre-animal, de aquellas almas que en la sucesión de las edades se convertirá en la humanidad terrestre".

      Sin embargo, la venida a la Tierra de los Señores de la Llama para instaurar la primera gran Jerarquía espiritual de nuestro planeta, se realizó  -como esotéricamente se sabe-  mediante una nave espacial venusiana, en cuyo interior viajaron 105 entidades pertenecientes a la floreciente evolución del planeta Venus. En el interior de esta nave, y salvaguardados por un manto de éter solar especial, fueron transportados también algunos libros sagrados testificando el glorioso pasado venusiano, plantas y simientes pertenecientes al reino vegetal de Venus y algunos ejemplares del reino animal.

      Como iréis comprendiendo, hay muchos y muy variados sistemas de comunicación entre mundos y universos. Los vehículos espaciales de vigilancia de Shamballa sobre bases atómicas en distintas áreas del mundo, no deben ser considerados los únicos que cruzan el cielo de nuestro planeta.

      Nuestro gran Señor planetario, Sanat Kumara, recibe frecuentemente visitas de cortesía de Entidades espirituales pertenecientes a otros esquemas planetarios, sea como embajadores o como aquéllos otros, más sublimes que pertenecen a la casta de los Avatares. Suelen utilizar unos vehículos de comunicación construidos de tal manera que les es sumamente fácil pasar de una quinta a una cuarta o a una tercera dimensión mediante la "hábil manipulación" de los impulsos magnéticos, coexistentes en los éteres que circundan los mundos. La Ciencia de los Impulsos magnéticos es estudiada en el segundo nivel del Aula de la Sabiduría. A su debido tiempo, vosotros seréis informados también sobre la construcción del Mayavirupa, que os permitirá construir un vehículo particular de servicio adecuado para ayudar a la humanidad en cualquier plano o nivel y, más adelante, cuando el tiempo sea llegado, entraréis también a formar parte del cuerpo organizado de trabajadores que recibe instrucción en aquella aula de entrenamiento espiritual Jerárquicamente denominada como "Ciencia de los Impulsos Magnéticos".

      El Maestro se detuvo un momento, nos miró complacido y continuó: "La información sobre los medios de comunicación en el éter formaba parte de mis particulares proyectos de enseñanza, pero habiéndoos adelantado con vuestras preguntas, no tengo inconveniente alguno en continuar con este tema que constituye una de las grandes preocupaciones de las naciones involucradas en el desarrollo técnico de cohetes espaciales y de realizar primero que las demás aquello que ellas denominan "la conquista del Espacio".

      Estas naciones están muy especial y estrechamente vigiladas, aún dentro de sus más ocultos y secretos laboratorios y cámaras acorazadas de proyectos técnicos y científicos tales como aquéllos que definen  -sin tener la más mínima noción del conocimiento espiritual del éte -  como "Guerra de las Galaxias". A tales infaustos proyectos destinados siempre al fracaso, debo informaros sobre una de las claves de la supervivencia de nuestro mundo, hechas concretas en unas declaraciones del propio Señor del Mundo y que el Maestro K.H., utilizó con fines de divulgación ashrámica en cierta fase del entrenamiento espiritual en el Aula de Conocimiento y que se hizo "popular" en el ánimo de todos los discípulos espirituales del mundo:

      "Toda nación que avalada por sus medios técnicos y descubrimientos científicos, intente agredir a otra utilizando métodos de destrucción que afecten la hegemonía del planeta y la vida de sus habitantes, deberá aprender la lección de la destrucción marcada por el Fuego, que asolará la vida de su propio país, que hundirá todos sus estamentos sociales, y destruirá todos los complejos vitales, incluidos en sus planes de agresión".

      Esta es una advertencia demasiado seria para que pueda pasar inadvertida por los dirigentes políticos y militares del mundo, no siempre lo suficiente capacitados para dirigir el destino de las grandes naciones. El Maestro Morya, a través de "impulsos telepáticos" controlados, ha logrado introducir a través del fuego de la intención, la advertencia del Señor del Mundo a estos estadistas. Así, gran número de discípulos e iniciados de primer Rayo controlan el área mental que envuelve a tales estadistas y les incitan a "comprender" la responsabilidad de su misión con respecto a las naciones que el destino kármico les impulsó a regentar o dirigir".

      Aquí terminó el Maestro su plática sobre lo que nosotros en el Ashrama solemos denominar "misterio de las comunicaciones". Intuimos sin embargo que lo que el Maestro nos había formulado, no era si no un pequeño fragmento de aquel gran misterio oculto en la profundidad infinita del Espacio y que el estudio del éter  -y quizás las pláticas futuras del Maestro-  cuidarían de ampliar siguiendo el método analítico de la analogía y la seria y profunda investigación oculta que se realiza mediante el ejercicio de la intuición.



      Ahora bien, las excepcionales medidas tomadas por la Gran Fraternidad de SHAMBALLA, revelando aquellas tremendas vinculaciones cósmicas, podrían repetirse de nuevo en nuestra era actual, marcada por el signo del fuego y de la electricidad, si alguna nación del mundo intentara utilizar contra otra este terrible y misterioso artefacto que llamamos bomba atómica. Debe recordarse al efecto que la Gran Fraternidad -mediante Sus múltiples y desconocidos Agentes dévicos jerárquicos- está ejerciendo un severo control y estrecha vigilancia sobre todas aquellas naciones del mundo que poseen y fabrican ingenios nucleares.

      En uno de los últimos Concilios planetarios
      celebrados en el Centro de SHAMBALLA en el año
      1975, se previó la contingencia de que alguna de tales naciones, llevada por estúpidos intereses económicos o políticos intentara utilizar contra otra este destructivo elemento nuclear. El Consejo de SHAMBALLA decidió entonces que “...la primera bomba atómica lanzada por un país contra otro, persiguiendo finalidades bélicas, estallase contra su propio territorio, debiendo sufrir consecuentemente en sus propias carnes el mal que intentaba infligir a otros”. Esta decisión tiene que ver, como vimos anteriormente, con el espíritu de supervivencia del gran conjunto planetario vinculado con una indescriptible Sociedad Corporativa de Dioses creadores. En razón de esta cósmica supervivencia, una precipitación ígnea de fuego eléctrico de primer Rayo se abatiría sobre aquella nación destruyéndola por completo, tal como sucedió en el caso de la Atlántida. Veamos lo que con respecto a estas transgresiones de la Ley, se halla escrito en ciertas páginas del “LIBRO DE LOS INICIADOS”:
      “Los espíritus que tan irracionalmente se habían opuesto al destino de Justicia señalado por los Grandes Ejecutores, fueron destruidos por las aguas (la Atlántida). Los espíritus que irracionalmente y siguiendo sórdidos y tortuosos deseos, utilicen el fuego contra sus hermanos, por el fuego serán destruidos y no quedará de sus cuerpos ni las piadosas cenizas con que la madre naturaleza recubre el fin de sus creaciones.” (Una muy gráfica definición de una desintegración física por efecto de una explosión nuclear.)
      Estos escritos, extraídos de uno de los libros más antiguos de la humanidad, constituyen una sutil referencia al peligro que supone utilizar ingenios nucleares como elementos de destrucción. Son también, a la visión de los investigadores esotéricos, un canto de esperanza y optimismo para todas aquellas naciones de la Tierra que hayan decidido vivir al margen de los conflictos bélicos y adoptado la paz como elemento supremo de convivencia social.
       

       
       
      Capítulo I, pp. 22-24
      (ver también cap. VI)
       
       
      Pregunta: Según usted existe una participación consciente en la evolución de los mundos y que éstos son solidarios desde el ángulo de vista de la redención. Le pregunto entonces. ¿Qué opina usted sobre esta idea tan extendida actualmente acerca de los extraterrestres y de sus visitas a la Tierra?

      Respuesta:
      Mi opinión particular, después de ciertas experiencias de carácter espiritual, es que tales contactos han existido siempre. Los extraterrestres a los que yo denomino los PROMETEOS DEL COSMOS, es decir, los Ángeles Solares, pertenecen a unas dimensiones superiores a las que se supone son las zonas de procedencia de los extraterrestres que visitan nuestro mundo. Para medir tales dimensiones nuestra ciencia actual carece de medida ya que se desplazan utilizando el vehículo de la conciencia y no aparato alguno de traslación espacial. Para ciertos tipos de conciencia, singularmente las que provienen del plano causal de nuestro planeta, no existen prácticamente ni el espacio ni el tiempo. Ahora bien, usted ha pedido mi opinión y voy a brindársela con toda lealtad y sinceridad. Creo que muchas de las ideas sustentadas acerca de los “extraterrestres” son de carácter muy infantil y a menudo llenas de las ilusiones con que los seres humanos suelen matizar aquello que prácticamente se halla fuera de su alcance o de su percepción natural y objetiva. Hoy día la Ciencia de la Ufología, que trata de explicarse el hecho de “las visitas de los extraterrestres”, enfrenta y examina el asunto de manera muy superficial y se limita a estudiar contactos meramente físicos, sin profundizar el aspecto psicológico o espiritual. Creo que los estudiosos de esta Ciencia deberían iniciar sus investigaciones basándose en las leyes esotéricas u ocultas de la vida y reconocer desde un buen principio que existe una FRATERNIDAD CÓSMICA a la que nunca se hace referencia, así como un principio de redención que hace que los mundos sean realmente solidarios. ¿Por qué, pues, en vez de especular sobre seres hipotéticos provenientes del espacio exterior no se preocupan por estudiar la grandeza espiritual de aquella indescriptible Jerarquía Oculta que dirige los destinos de nuestro mundo? Evitaríanse así el peligro de las ilusiones astrales -más frecuentes de lo que realmente se piensa- y que son tan comunes a nuestra humanidad, las cuales distorsionan las más sublimes realidades hundiéndolas o desprestigiándolas en las nebulosidades de la ignorancia o de la fantasía. Recuerde usted que en nuestra conversación de hoy les he hablado de dos visitas de “extraterrestres” muy concretas y definidas por parte de Entidades espirituales de la más elevada trascendencia, como son por ejemplo la de SANAT KUMARA, el Señor de nuestro mundo, procedente de la Cadena evolutiva de Venus y la de los Ángeles Solares provenientes del Corazón místico del Sol... Como verá, no niego en absoluto las visitas de extraterrestres, sino que trato de dignificar hasta donde me sea posible esta idea añadiéndole un carácter profundamente esotérico y espiritual a las
      aportaciones científicas
      .
       

       
      El Centro de Estudios VBA es una Comunidad espiritual dedicada a honrar la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada a través de la meditación, el estudio y el servicio relacionados a: i) la praxis del Agni Yoga, conducente a Shamballa; ii) la colaboración Humano-Dévica; y iii) la Magia Organizada planetaria.
       
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.