Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Dia Mundial de Invocacion 2007: Por Un Nuevo Ser Humano

Expandir mensajes
  • Thoth NGSM
    Día Mundial de Invocación: Jueves 31 de Mayo 2007 *** Festivales Mayores del Año Espiritual VOLUNTAD (Aries-Pascua): el Cristo Resuscitado. PROPOSITO
    Mensaje 1 de 1 , 27 may 2007

       
       
      Jueves 31 de Mayo 2007
       
      ***
       
      VOLUNTAD (Aries-Pascua): el Cristo Resuscitado
      PROPOSITO (Tauro-Wesak): el Cristo Iluminado.
      PLAN (Géminis-Buena Voluntad): el Cristo Acuariano.
       
      ¿Por qué se asocia al Espíritu de la Paz con el Festival de Géminis?
       
      Una vez la Voluntad-al-Bien ha hecho el trabajo disipador en el plano astral, corresponde entonces llenar ese vacío purificador con las energías de la Buena Voluntad. El Espíritu de la Paz, también conocido como el Espíritu del Equilibrio, es un Agente Cósmico capaz de descender hasta el plano astral para fomentar la buena voluntad y las rectas relaciones humanas y planetarias.

      Que las Fuerzas de la Luz iluminen a la humanidad.
      Que el
      Espíritu de la Paz se difunda por el mundo.
      Que el espíritu de colaboración una a los hombres de buena voluntad por doquier.
      Que el perdón sea la tónica de esta época por parte de todos los hombres.
      Que el poder acompañe los esfuerzos de los Grandes Seres.
      Que así sea y cumplamos nuestra parte.

      En Géminis se completa el "Gran Triángulo Mágico" que sintetiza el trabajo realizado en los dos Festivales anteriores (Aries-Cristo; Tauro-Buda). Es el Festival de la Humanidad dispuesta a reconstruir su presente hacia el futuro (Fuerzas de Reconstrucción), para permitir la exteriorización de la Jerarquía y el reconocimiento del Cristo como Su Cabeza visible. Es el Día Mundial de Invocación para que así suceda y se pueda construir una gran "casa iluminada" en el subsiguiente signo de Cáncer, un Templo en el que toda la familia humana pueda habitar como hermanos y hermanas de un mismo Padre-Madre.

       

      La Gran Invocación


       
      Un Nuevo Ser Humano
       
      por Vicente Beltrán Anglada
       
      [Voz VBA]
      [12 minutos; 3.7 Mb]
       
      "Yo reconozco a mi otro yo
      y al menguar éste, crezco y brillo
      ."
       
      VBA [06:40 -18:24]: "Mentalmente estamos polarizados todavía con el deseo, y el deseo mata el entendimiento, a menos que el deseo esté controlado por la mente, lo cual no sucede habitualmente, sino que el deseo impone su ley a la mente y la mente no puede hacer otra cosa que sentirse sojuzgada por la fuerza impelente del deseo, y como que el deseo es la fuerza más potente en la humanidad, vean ustedes la gran dificultad que existe para que la fuerza de Shamballa penetre pura y cristalina tal como surge de las fuentes universales.  Entonces en el fondo de cada ser existe una reserva de energía pura que hay que tratar de buscar, que hay que tratar de descubrir y hacer que prevalezca para que se una con la fuerza cósmica pura que proviene de las grandes constelaciones siderales y empezar la vida bajo un nuevo ritmo, un ritmo no impuesto por las circunstancias sino impuesto por la voluntad humana de ser y de realizar, de no ser así fracasará la medicina, la ciencia, la cultura y la propia civilización.  De manera que tenemos un gran problema a resolver todos y cada uno de nosotros: descubrir el manantial de paz que está en nosotros mismos, y para esto, naturalmente, se le exige al discípulo, a la persona de buena voluntad, a la persona inteligente, que no se esfuerce, que no luche. 
       
      Estamos envueltos en un período de lucha tremenda, pero si estamos luchando no hacemos más que robustecer el fuego añadiendo materia inflamable, la materia propia del deseo del esfuerzo y del esfuerzo en sí, de lo que llamamos voluntad y que no es voluntad, sino que es la imposición del libre albedrío que viene impuesto por las fuerzas de las circunstancias.  Y yo les digo a ustedes que Dios es aparte por completo de las circunstancias, digan lo que digan los filósofos, es el hombre el que crea su propio destino, no es el destino el que crea al hombre.  Tengan ustedes por seguro que este cambio de situación, de que ustedes robustezcan su propio ser, su voluntad, la pureza que existe en ustedes, hará que no tengan enfermedades, ni tensiones ni conflictos. 
       
      Las crisis son siempre provocadas por un desnivel psicológico producido, por las tensiones, y unas veces la tensión es positiva y otras negativa, y siempre estamos en este desequilibrio constante.  ¿Por qué existe este desequilibrio? Simplemente porque estamos luchando, ¿saben ustedes cuál es la causa de la lucha? El afecto extraordinario que sentimos hacia nosotros mismos, la propia indulgencia, el recuerdo constante de nosotros mismos olvidando por completo a los demás.  Sin embargo es el recuerdo a los demás lo que puede evitar el dramatismo de nuestros estados de sensibilidad que producen enfermedades y tensiones psicológicas.  Y esta forma de decir lo que dijo Buda hace miles de años de que realmente el hombre perfecto vence sin luchar, solamente el imperfecto lucha.
       
      ¿Por qué existen guerras? Porque no se ha encontrado el punto céntrico entre el bien y el mal.  No es que tenga que imperar el bien por encima del mal, o que el bien luche contra el mal.  La lucha cesa cuando ya no se lucha, cuando se tiene interés en luchar, en perpetuar el movimiento que engendra toda lucha que mantiene el desequilibrio constante entre el ser y el realizar, entre el yo y los medios de expresión que todo el mundo tiene a su alcance. 
       
      Así, de esta manera vamos marcando el compás del tiempo, luchando constantemente, luchando dentro de nosotros mismos por la incomprensión de los estados de conciencia superiores, luchando con los demás por la incomprensión, por la competencia, por el intelecto, por los conocimientos, por los conceptos hereditarios, por lo que ustedes quieran.  Todos tenemos motivos para luchar contra los demás y esta lucha contra los demás impide que la ciencia encuentre las fórmulas empíricas finales, que impide que existan grandes psicólogos de la raza, que sean personas que no tengan problemas psicológicos o los psiquiatras que tienen más problemas que los propios enfermos o por los sacerdotes, cada cual en su propia religión, porque cada cual se cree que su religión es la única y que el único procedimiento o sistema de acercamiento a Dios es el que ellos preconizan, lo cual es falso por completo, porque el reino de Dios es solo uno y es para todos, no para un tipo especial de conciencia o para un tipo determinado de religión. 
       
      Por tanto, hay que empezar de cero, ¿saben ustedes lo que implica empezar desde cero como si fuésemos recién nacidos? Y es esto lo que hay que hacer si queremos evitar que este desequilibrio social aumente a extremos inverosímiles que pueden traer como consecuencia otras guerras u otros desastres.  El problema está aquí enfrente de nosotros, pero dense cuenta ustedes de que nos estamos soslayando, soslayamos los problemas, no los miramos de frente; recurrimos a lo que dicen las religiones, a lo que dicen los psicólogos, a lo que dicen los científicos, a lo que dicen los que se creen autorizados para decir algo, lo cual no siempre es cierto, ¿verdad? Luego viene la gran plaga de aquellos que son instrumentos llevados por Dios para enseñar a las gentes, y aquí surge la casta de los gurús, de los maestros —seudo maestros— que quieren enseñar a los demás, personas que a cambio de dinero te enseñan cómo encontrar el reino de Dios, que es lo que en gran escala hacen las religiones, para mantener sus prerrogativas, para mantener sus feudos, para mantener sus propias iniciativas, para mantener sus templos de piedra, porque no está Dios en ningún templo de piedra sino en el corazón del hombre.
       
      De manera que el problema se va agravando constantemente porque nosotros tenemos un entendimiento a cierta medida vibratoria y esta medida vibratoria ha aumentado en el transcurso de los siglos a extremos insospechables, hasta el punto de que en el presente el problema es una maquinaria que hemos creado y que nos va engullendo poco a poco.  La economía, la política, incluso los sindicatos sociales están organizados de una manera que podemos calificar pisceana, no son organismos vivos sino simples organizaciones, que no es lo mismo, porque una organización precisa de un jefe y de subalternos, en cambio que una organización [NE: un organismo] es un todo coherente donde cada cual sabe lo que tiene que hacer, tal como en una colonia de hormigas o de abejas, cada cual sabe lo que tiene que hacer, cada cual cumple con su misión y nosotros los seres humanos que somos tan inteligentes no hemos comprendido porqué los Señores de la Llama nos llevaron las abejas y las hormigas.  Contemplamos con curiosidad, no con interés, lo que sucede en un hormiguero o en un panal con las abejas, porque hemos perdido el don de la atención, estamos distraídos constantemente. 
       
      Yo digo que solamente en la atención existe la capacidad del hombre para sintetizar todas sus actitudes, para devolver la sensibilidad a su lugar en el mundo psicológico actual.  Porque una persona muy sensible sin la inteligencia que discierne, ¿de qué sirve la sensibilidad?, sólo para sufrir ¿verdad? Una mente muy rígida, sin sensibilidad, fría, yerta, se extiende horizontalmente pero no progresa hacia arriba, hacia el Reino de Dios, no interesa tampoco.  Pero ¿qué sucederá si unimos la sensibilidad del corazón con la claridad de la mente fría y desapasionada?  Crearemos un hombre nuevo, una entidad humana muy distinta de la que hemos conocido hasta el momento presente, salvo en los Grandes Adeptos e Iniciados, de los cuales nos habla ya la tradición esotérica e incluso la tradición mística y religiosa de todos los tiempos. 
       
      Bien, hemos creado en poco tiempo un aspecto pesimista de nuestro mundo, pero la misión esotérica es crear optimismo.  Es por esto que los Ashramas de la Jerarquía están intentando introducir energía cósmica en el corazón de las gentes para aumentar la sensibilidad de corazón sin olvidar la mente. La mente es la vanguardia, la sensibilidad es la retaguardia, y cuando la vanguardia y la retaguardia están unidas surge un punto neutro en la conciencia del hombre y el hombre deja de ser un hombre como los demás, entra en la corriente tal como espiritualmente se dice y empieza un nuevo ciclo de valores psicológicos en los cuales la mente no domina, tampoco domina la sensibilidad, no hay dominio ni de una parte ni de la otra, existe un equilibrio, que es lo que sucede con la luz. Si imperara el polo positivo sobre el polo negativo no habría luz, habría una lucha, una destrucción como sucede actualmente dentro de la humanidad.
       
      ¿Se dan cuenta, verdad, del proceso, del problema? ¿Se dan cuenta, también, de que hay que ser optimista?.  Hemos pintado el estado actual del mundo, pero yo le hablo al corazón de todos ustedes, hay un remanso de paz en su corazón que está aguardándoles, y me pregunto si ustedes comprenderán lo que hay que significar como centro de equilibrio o punto neutro entre dos polaridades.  Hay que trabajar en este sentido hasta el final de nuestros días y cuando empecemos otro ciclo de vida, siempre hay que tener la misma presencia y yo les digo a ustedes que la atención es básica.  La atención del hombre es la atención social, es básica para producir el hombre nuevo y este hombre nuevo está aguardándonos a todos nosotros..."
       
       
      Extraído de la conferencia VBA 1988-02-03:
       
       El Hombre Actual y la Energía de Shamballa
       
       
       
       

       
      El Centro de Estudios VBA es una Comunidad espiritual dedicada a honrar la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada a través de la meditación, el estudio y el servicio relacionados a: i) la praxis del Agni Yoga, conducente a Shamballa; ii) la colaboración Humano-Dévica; y iii) la Magia Organizada planetaria.
       
       
       
       
       
       
       
       
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.