Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

42555comunicarnos.. b. stamateas..beso mechi

Expandir mensajes
  • MECHI
    5 dic 2017
       

      Comunicarnos mejor o peor?

      JUEVES 30 DE NOVIEMBRE DE 2017 • 02:13
       
       

      En una época en la que se escuchan voces y opiniones tan diversas, saber editar lo negativo al hablar es una señal de madurez. En nuestra comunicación con la pareja, los hijos, los amigos y los compañeros de trabajo o de estudio tenemos que aprender a editar todo aquello que no suma, que no contribuye a expresarnos claramente y que no construye la relación. Si bien no existen reglas fijas, porque cada situación es diferente y depende de la persona con la que nos estemos comunicando, todos tenemos la capacidad de evaluar qué deberíamos editar y qué no.

      Tres ejemplos de lo que sí podemos editar:

      1. Lo que sabemos

       

      Tres condenados a muerte esperaban su suerte frente a la guillotina. El primero de ellos puso su cabeza y la guillotina no funcionó. Salvó su vida de milagro. Al segundo le sucedió exactamente lo mismo y salió corriendo de alegría. Cuando llegó el momento del tercero, este dijo: "No se preocupen, ¡ya sé dónde está la falla!".

      2. El momento

       

      A veces no editar cosas que están fuera de tiempo (porque no es el momento adecuado para decirlas) resulta desubicado. Por ejemplo, en un lugar de internación, un hombre se acerca a la esposa de otro gravemente enfermo y le comenta: "Su esposo me debe dinero, ¿usted me lo podría devolver?".

      3. Cómo lo decimos

       

      Muchos se preocupan por lo que dicen pero la manera en que decimos lo que decimos es tan o más importante.

      ¿Cómo se debería editar para una comunicación eficaz?

      Algunas ideas al respecto:

      - Metacomunicación

      Es la comunicación secundaria que tiene que ver con cómo interpretamos la información recibida. Si no nos queda claro lo que nos dicen, siempre debemos preguntar: "¿Me estás diciendo tal cosa?". Hablar de lo que hablamos nos puede ahorrar muchos problemas.

      - No adivinar ni dar nada por sentado

      Es mejor preguntar, en lugar de afirmar o juzgar a otros.

      - Todos vemos a través del lente de nuestra emoción predominante

      Cada vez que una mujer miraba por la ventana el patio de su vecina, exclamaba:

      -¡Qué sucia! Toda la ropa que colgó está mal lavada.

      Un buen día miró por la ventana y esta vez vio que la ropa que su vecina había lavado y tendido estaba limpia.

      -Hmmm. parece que hoy tuvo ganas de lavar en serio.

      -No-respondió su marido-, lo que pasa es que yo tuve ganas al fin de lavar nuestro vidrio.

      - La comunicación incluye lo verbal y lo no verbal

      Algo que nunca deberíamos ignorar es el lenguaje no verbal. Este incluye: el tono, los silencios y el lenguaje corporal. Tanto lo verbal como lo no verbal es fundamental a la hora de comunicarnos: la forma de saludar, cruzarse de brazos, moverse constantemente, mirar el celular todo el tiempo, las miradas, los gestos que hacemos con el rostro, etc.

      - Hay que reemplazar la queja por el pedido

      Mucha gente no sabe (o no quiere) pedir y elige la queja o el reproche. Por ejemplo, en vez de decir: "¡Vos nunca me escuchás!", podemos pedir: "Me gustaría mucho que me prestaras atención".

      - Hay que tender puentes, buscar la conexión

      Buscar aquellas cosas que tenemos en común con los demás, como un deporte, un hobby, los hijos, etc., es una forma de tender un puente y una historia compartida que nos acerca.

      Tal vez te consideres una persona frontal pero lo cierto es que nadie dice toda la verdad todo el tiempo. Un elemento que no puede faltar si deseamos comunicarnos eficazmente es la empatía, es decir, considerar cómo el otro se va a sentir con lo que uno va a decir. Ponernos en los zapatos del otro nos permite detenernos a evaluar si lo que vamos a hablar tiene el poder de construir o de destruir.

      Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a Bernardoresponde@...

      

      Animaciones GRATIS para tu correo, ¡por IncrediMail!  ¡Haz clic aquí!