Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

¿Qué dice la ciencia acerca de la valía de l ayuno?

Expandir mensajes
  • Camino Alislam
    Esta investigación fue publicada bajo el título «La influencia del ayuno sobre la salud humana» en una revista llamada «El Muslimun» en Pakistán. Dos
    Mensaje 1 de 1 , 2 oct 2010
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto

      ¿Qué dice la ciencia acerca de la valía del ayuno?Esta investigación fue publicada bajo el título «La influencia del ayuno sobre la salud humana» en una revista llamada «El Muslimun» en Pakistán. Dos académicos de la Facultad de medicina en la Universidad de Dakar prepararon esta investigación.

      Ahora prestemos atención a los autores de la investigación:

      Introducción

      Todos los musulmanes del mundo ayunan cada año en el noveno mes según el calendario lunar que es el Ramadán. Durante este mes de ayuno, está prohibido comer y beber desde el amanecer ”dicho de otro modo, más o menos una hora y media antes de la salida del sol”, hasta la puesta del sol. Pero pueden comer y beber lo que quieran entre iftar (el momento que rompe el ayuno) e imsak (el inicio del ayuno).

      Ayunar es obligatorio para los hombres y mujeres que han llegado a la pubertad. Sin embargo, como esta declarado en el siguiente versículo, no es obligatorio ayunar para los enfermos y los viajeros:

      «Pero el que esté enfermo o de viaje, podrá hacerlo, en igual número, otros días» (Corán 2:184).

      El mes del Ramadán cambia cada año de posición dentro del calendario gregoriano (solar) dependiendo de las fases lunares. Y como es conocido, la duración del ayuno en un día difiere entre doce y diecinueve horas dependiendo de las zonas geográficas y las estaciones en las que acontece el mes de Ramadán. Según esto, una persona que ayuna puede comer una o dos veces durante la noche hasta el amanecer.

      La cuestión de los influjos y efectos del ayuno sobre el organismo humano ha fomentado muchas discusiones científicas desde hace largo tiempo. Mientras que algunos investigadores defendían la idea de que el ayuno es dañino para el organismo humano, otros reclamaban que si se trata solamente de cambiar las horas de la comida, esto no tendría ninguna influencia negativa sobre el organismo humano, ya que esta situación no cambiaría las calorías necesarias que debe tomar una persona al día.

      Realmente, el organismo humano consume más proteínas, almidón y azúcar que en otros días normales. Y esto significa que el organismo que ayuna toma más caloría de lo normal.

      Investigación

      La investigación médica se aplicó a trece voluntarios. Entre ellos se hallaban dos mujeres embarazadas de seis meses. El objetivo era probar la influencia del ayuno sobre el cuerpo humano. El mismo experimento, con las mismas condiciones se aplicó para poder hacer comparaciones a otro voluntario de veintisiete años que no ayunaba.

      En estos experimentos fueron investigadas las influencias del ayuno sobre el peso corporal, el pulso, la tensión arterial, actividades de absorción celular y la influencia el equilibrio hídrico sobre el organismo así como se hicieron análisis de orina y sangre.

      Método Aplicado

      Tres de los voluntarios que tomaron parte en el experimento eran mujeres de diecisiete, veintisiete y cuarenta años. Y la edad de los hombres variaba entre los veintidós y los treinta y tres. Ingerían diariamente, entre 2.500 y 3000 calorías, siendo todos los sujetos de la experimentación gente sana sin ningún tipo de enfermedades orgánicas y procedentes asimismo de estratos sociales de clase media.

      Para hacer estudios comparativos entre las variables orgánicas de los voluntarios antes y después del ayuno, se les hacen los análisis necesarios durante la semana anterior al mes del Ramadán. Los análisis de la semana anterior al Ramadán se tomaron antes del ayuno, y los del mes del Ramadán durante la comida que interrumpe el ayuno (iftar), después de tomar un poco de agua. Y estos análisis se repitieron en el primer, el décimo y el último día del Ramadán así como un mes después del Ramadán.

      En este ensayo se usaron los métodos más modernos y precisos. Ahora vamos a ver los resultados de dichas pruebas.

      Resultados

      Peso Corporal

      La influencia del ayuno sobre el peso corporal de los sujetos de experimentación fue del modo en que se muestra en el siguiente cuadro. Las unidades están expresadas en kilogramos.

      a: Los datos anteriores al Ramadán

      b, c, d: Los datos del primer día, el décimo y el último del Ramadán

      e: Los datos después del Ramadán.

      Las conclusiones que se pueden sacar de la tabla son las siguientes: En el peso corporal del sujeto que no ayuna, no hay ningún cambio evidente. Excepto en dos personas, se observa pérdida de peso de 2,87 kg lo máximo en voluntarios que ayunan, y uno mantiene el peso corporal que tenía antes del Ramadán. Mientras tanto, el peso de la mujer embarazada sube 1,64 kg durante el Ramadán. Además, según los datos relativos al mes posterior al Ramadán, la mitad de los sujetos de experimento que perdieron peso en el Ramadán recuperan los kilos perdidos.

      Circulación sanguínea

      No se observó ninguna influencia importante del ayuno sobre el pulso y el calor corporal. La concentración de hemoglobina en la sangre era normal. Eso quiere decir que la duración del ayuno de un mes no es lo suficientemente extensa para causar algún cambio en la proporción de hemoglobina en la sangre. En general, tampoco hubo modificación alguno importante en la tensión arterial de los que ayunaban. Sin embargo, se observó que algunos voluntarios tenían la tensión baja en los primeros días del Ramadán.

      Respiración celular

      Durante el Ramadán no se observó ningún cambio metabólico importante en la respiración celular. Sin embargo, en la mujer embarazada se observó un aumento de +15.1 en la primera etapa del Ramadán y uno de +26.15 un mes después del Ramadán. Y estos datos demuestran un cambio que puede aguantar el organismo de una mujer embarazada.

      Proporción de azúcar en la sangre

      En el siguiente cuadro se pueden ver los cambios ocurridos en la proporción de glucosa en la sangre durante el ensayo. La unidad de medida usada es mg/dl.

      a: Los datos anteriores al Ramadán

      b, c, d: Los datos del primero, décimo y último día del Ramadán

      e: Los datos después del Ramadán.

      Como se ve en este cuadro, hubo una reducción obvia en la proporción de azúcar en la sangre de los voluntarios que ayunaban, de unos 70 miligramos en la proporción normal del organismo, siendo este el nivel más bajo para el cuerpo humano. En ningún voluntario la proporción de azúcar superó a 104 miligramos.

      Consumo de azúcar en la sangre

      En el experimento aplicado a los cuatro voluntarios, antes y después del Ramadán, se observaron modificaciones causadas por el ayuno en el consumo de azúcar en la sangre. En estos análisis no se observó un cambio acusado en la proporción de glucosa basal de los voluntarios que ayunaban. Y también se observó que la composición de la sangre se mantuvo en una proporción normal durante el período de ayuno. Además se determinó que la función del hígado era normal.

      La proporción de líquido en el Cuerpo

      Se observó que la mayoría de los sujetos tenían la cantidad de líquido suficiente para el cuerpo, incluso algunos tomaron 2,4 litros de agua en veinticuatro horas, que es más que suficiente. La proporción de orina es normal durante un período de veinticuatro horas. Aunque se haya visto de vez en cuando una reducción en la orina de los voluntarios que ayunaban, esto también se observó en los voluntarios que no ayunaban. Y se demostró que estas reducciones no fueron causadas por el ayuno sino por los cambios del clima y por la sudoración ocurrida a través de las glándulas sudoríparas en la piel. No hubo un gran cambio en el funcionamiento de los riñones durante el ayuno, ya que en todos los sujetos de experimentación se observó que la composición de la orina era normal.

      Resultado General

      Los ensayos clínicos mencionados anteriormente indican que el ayuno no afecta negativamente a la salud humana puesto que en la mayoría de las experimentaciones realizadas se observan pequeñas reducciones en la proporción de azúcar en la sangre y estas reducciones no superan los límites fisiológicos.

      Hay que tener en consideración que estos ensayos se aplicaron a personas sanas. Por eso, no se puede decir que estos resultados sean aplicables a gente enferma o minusválida.

      En las investigaciones mencionadas anteriormente se observó fatiga especialmente hacia las últimas horas del día. Puede que lo haya causado la reducción del azúcar en la sangre pero en cuanto esta persona desayuna, poco tiempo después, el cuerpo se recupera.

      Algunos comentarios:

      Esta investigación realizada con un método científico por dos científicos musulmanes demuestra que el ayuno no es perjudicial para la salud humana. Me gustaría añadir que el ayuno tiene muchos beneficios para la salud humana probados científicamente, siendo algunos de ellos los siguientes:

      a) El hecho de que descanse el aparato digestivo durante las horas del ayuno. Como se sabe, el aparato digestivo, como el resto de órganos de la cavidad abdominal, es un mecanismo orgánico que empieza a funcionar a partir del nacimiento y sigue funcionando hasta la muerte. Por eso, mantener lejos al organismo de las comidas, aunque sea por unas horas, es un método natural en la curación de muchas enfermedades. Especialmente, antes de las operaciones quirúrgicas importantes se usa este procedimiento; ya que antes de una operación así el estómago del paciente ha de estar totalmente vacío. Y a veces, en algunas operaciones de emergencia el cirujano puede verse obligado a vaciar el estómago del paciente antes de anestesiarlo. Efectivamente, el famoso médico árabe Haris ibn Kelde dijo: «El estómago es un nido de enfermedades, y la dieta es el fundamento del tratamiento».

      b) Es una verdad científica el hecho de que comer poco es más beneficioso que comer en abundancia. En otras palabras, es más provechoso evitar picar algo entre horas, con la condición de tomar alimentos necesarios para mantener la energía del organismo. De este modo es esa una de las funciones con las que cumple el ayuno. Porque aquellos que ayunan comen con mesura durante el iftar (el momento que rompe el ayuno). El método que usaba el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) también era este. Y Dios Todopoderoso declara: «Lo que os da el Mensajero tomadlo, pero lo que os prohíba dejadlo» (Corán 59:7).

      c) Es una verdad científica indiscutible el hecho de que comer en exceso es dañino para la salud. Además, algunas enfermedades están directamente relacionadas con comer en demasía como algunos tipos de reumatismo, enfermedades cardiacas, alteraciones de la tensión arterial y glucosuria. Entonces, no es un método de curación sin importancia descansar el estómago.

      Las investigaciones científicas realizadas sobre este tema demuestran que en las zonas donde el ayuno se considera fard (obligatorio), este tipo de enfermedades no son tan extendidas en comparación con otros lugares.[1]

      Escrito por Ali Budak/ islam en linea

       http://www.caminoalislam.com


    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.