Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Lengua y cambalache (artículo)

Expandir mensajes
  • María Luisa Romana
    Rebotado de la lista Infoling: LENGUA Y CAMBALACHE. Una reflexión sobre el II Congreso Internacional de la Lengua Española.El español en la sociedad de la
    Mensaje 1 de 2 , 23 oct 2001
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto
      Rebotado de la lista Infoling:
       
       

      LENGUA Y CAMBALACHE.
      Una reflexión sobre el 'II Congreso Internacional de la Lengua Española.El español en la sociedad de la información'
        De: Prof. José del Valle, Fordham University, Bronx (New York, Estados Unidos) <JDELVALLE@...>
      ____________________________________________________________________


      LENGUA Y CAMBALACHE.

      Una reflexión sobre el 'II Congreso Internacional de la Lengua Española.El español en la sociedad de la información'
      José del Valle, Fordham University

      "No se ven muchas trazas [...] de que las autoridades lingüísticas, por medio de 'congresos' como el actual, estén dispuestas a someterse a un proceso de reflexión crítica y verdaderamente democrática."
       

      A lo largo de la semana pasada se fueron reuniendo en Valladolid, en el II Congreso Internacional de la Lengua Española:

              http://cvc.cervantes.es/obref/congresos/valladolid/

      filólogos y escritores, empresarios y políticos, académicos y profesores, arropados por un despliegue mediático sin precedentes, alentados por la presencia de la Corona, los presidentes Vicente Fox de México, Fernando de la Rúa de Argentina y, por si quedara alguna duda, Teodoro Obiang Nguema de Guinea. Se reúnen, decimos, ante las cámaras, que llevarán sus sonriras satisfechas hasta las páginas de la prensa (incluso, quizás, la del corazón), hasta las pantallas de televisión y, en una demostración de poderío tecnológico, hasta un espectacular portal de internet especialmente diseñado para la ocasión. Se reúnen, insistimos, en fraternal abrazo panhispánico, en virtuoso encuentro de rigor científico y entusiasmo cultural, para plantar ante nosotros el irrefutable, el incuestionable, el impepinable hecho de que la lengua española va bien.

      En realidad, esta gran celebración de la lengua no es sino una nueva etapa en la breve pero fulgurante historia de la política lingüística española actual. La retórica del hermanamiento panhispánico postcolonial, de la universalidad del pensamiento expresado en español (buen español, esto es), y del potencial económico que esta lengua conlleva han dominado la acción, interior y exterior, de la diplomacia lingüística española y han inspirado los múltiples proyectos 'filológicos', 'pedagógicos' y 'culturales' emprendidos en los últimos años por las autoridades competentes: La Real Academia de la Lengua, el Instituto Cervantes y sus generosos y altruistas patrocinadores.

      El caso es que no hay que olvidar que la política lingüística es 'política', y que como tal sus agentes han de dar cuenta de los principios éticos que los inspiran, justificar sus acciones y responsabilizarse de las consecuencias de su puesta en práctica. No se ven muchas trazas, sin embargo, de que las autoridades lingüísticas, por medio de 'congresos' como el actual, estén dispuestas a someterse a un proceso de reflexión crítica y verdaderamente democrática. Menos trazas se ven aún de que los medios de comunicación de más amplia distribución se hagan eco de los discursos críticos que puedan surgir.

      Se habla en Valladolid estos días de la 'unidad y diversidad del español'. Cierto es que en los últimos años se ha insistido en afirmar públicamente que el mayor contingente de hispanohablantes vive en América. Bienvenido sea el reconocimiento de tamaño hallazgo. Con todo, los voceros de la cultura lingüística dominante siguen hablando, eso sí, ahora con progresista orgullo, de la incorporación de 'americanismos' al nuevo superdiccionario de la RAE, oráculo del bien hablar y colosal obra de la cooperación transoceánica. Alabados sean los 'americanismos', pero ¿no convendría incorporar a las reuniones 'científicas' sobre la lengua alguna que otra reflexión sobre los 'españolismos'? (Ustedes ya me entienden.)

      Se aborda también esta semana en la ciudad castellanoleonesa el tema de las 'nuevas fronteras del español'. Esos objetivos aún por conquistar han sido muy claramente establecidos por los responsables del Instituto Cervantes: Internet, Brasil y Estados Unidos, territorios vastos y peligrosos pero llenos de riquezas, donde ya se ha plantado más de una cabeza de playa, donde se ha celebrado ya alguna que otra victoria. Sin ir más lejos, la publicación de los datos del Censo 2000 en la nación norteamericana, concretamente la evidencia del crecimiento proporcional de la población de origen hispano, ha sido analizada enseguida por el Cervantes, que se ha apresurado a 'certificar' el auge de la lengua española que aquellas estadísticas anuncian. ¿Se oirán estos días las voces de los especialistas que se enfrentan al análisis sociolingüístico de la población hispana estadounidense desde parámetros políticos y culturales, ofreciendo así una visión mucho menos apoteósica? Algunos de ellos (y de los mejores) están en Valladolid. Estemos atentos a ver si se oye su minoritaria voz.

      Se enfrentan los conferenciantes, finalmente, al importantísimo tema del 'activo del español'. Pero hablar de una lengua como recurso económico es cuestión harto delicada. ¿La lengua española como recurso económico? ¿para quién? ¿Para Telefónica, Iberia, BBVA, etc.? ¿Para las instituciones e individuos que gritan a los cuatro vientos lo mal que se habla y, casualmente, se forran a base de vender manuales de urbanidad y buena conducta lingüística? ¿Para las multinacionales de la industria editorial? ¿Para los que estamos asociados con la industria del español como lengua extranjera? ¿Para los hijos de un campesino gallego? ¿Para los indios zapotecos de Oaxaca? ¿Para los hijos de inmigrantes magrebíes en un pueblo de Extremadura? Estoy seguro, completamente seguro, de que los problemas lingüísticos de todos estos colectivos son abordados estos días con igual entusiasmo e interés por los organizadores del II Congreso Internacional de la Lengua Española de Valladolid y de que recibirán una amplia y responsable cobertura mediática. ¿O será que estamos simplemente ante la celebración apoteósica del cambalache de la lengua?
       
       

    • Carmen
      ... Me ha gustado. ¿Podéis preguntar en Infoling dónde se ha publicado? Gracias ===== Carmen ****Tienes aires de mujer mediterránea, de esas que huelen a
      Mensaje 2 de 2 , 23 oct 2001
      Ver fuente
      • 0 archivo adjunto
        --- María Luisa Romana <mlromana@...>
        escribió: > Rebotado de la lista Infoling:
        >
        >
        >
        > LENGUA Y CAMBALACHE.
        > Una reflexión sobre el 'II Congreso
        > Internacional de la Lengua
        > Española.El español en la sociedad de la
        > información'
        > De: Prof. José del Valle, Fordham University,
        > Bronx (New York, Estados
        > Unidos) <JDELVALLE@...>
        >
        >

        Me ha gustado.

        ¿Podéis preguntar en Infoling dónde se ha publicado?

        Gracias

        =====
        Carmen

        ****Tienes aires de mujer mediterránea, de esas que huelen a jabón de lagarto (piropo decente)****

        _______________________________________________________________
        Do You Yahoo!?
        Yahoo! Messenger
        Comunicación instantánea gratis con tu gente.
        http://messenger.yahoo.es
      El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.