Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

9900Nos están mamando otra vez...

Expandir mensajes
  • carlos
    9 abr

      Carlos Meleán Hamburgo Alemania

      El nuevo socialismo

      La ciencias políticas son unas ciencias muertas y es más son las ciencias de la muerte, porque desde que apareció ese virus, vamos de una guerra a la otra, de una matanza a la otra, de un genocidio al otro y dicen que nadie se da cuenta. Claro que esta ciencia fue bien empaquetada, porque la gente que nos la vende no necesita ser un buen vendedor, porque desde que nos dijeron que la democracia es mejor que la dictadura, pues vamos creyendo y creyendo y gritando mea culpa.

       

      Es por eso que ahora volvemos a vivir el nuevo socialismo, esta vez mejor que la anterior vez, me refiero al socialismo, pero  si miráramos bien al  mundo, tendríamos que ver que no hay países que sean humanos y a la vez socialistas, claro que no significa que los no socialistas hayan creado sistemas humanos. El chiste es, de que nos metieron los dedos tan bien por el trasero que ahora somos sus marionetas y les creemos.

       

      Dicen que el capitalismo es el problema… y lo dicen ellos usando un celular, usando una computadora, vestidos con jeans, zapatos de cuero y seguramente con la barriguita llenita de buenas cosas, y no se dan cuenta que ellos son también los que consumen y viven del capitalismo, que les regala por ejemplo las redes sociales, sin importar de quien sean ellas, ni las ganancias que estas hagan o lo que implica para el medio ambiente el usar el internet, siguen ahí pregonando los días finales por ese maldito capitalismo… que hace por ejemplo que la coca se convierta en cocaína.

       

      El nuevo capitalismo produce todo en China, pero nadie se entera de nada, nadie quiere ponerse a pensar que en realidad la obra es una obra tan bien creada, que en realidad todos son capitalistas, claro que para distraernos crearon diferentes grupos, diferentes religiones, diferentes morales, diferentes éticas y así bien programados vamos defendiendo cosas tan abstractas como el capitalismo o el socialismo, sin tener la posibilidad de entender que lo elemental en la vida humana es poder tomar y comer para poder kgar y nada más.

       

      Pero ahí tenemos a los comandantes que pudiendo hablar o no, nos venden mierda, día a día y nosotros pudiendo hablar o no, vamos y compramos esa mierda y gritamos aleluya… aleluya,  el redentor  no está muerto, crucificado, enterrado, porque está delante nuestro, caminando sobre el agua, sanando a los enfermos y repartiendo todo a los que no tienen y bueno después del teatro, los pobres siguen siendo pobres, los corruptos siguen siendo corruptos, los perseguidos siguen siendo perseguidos y los boludos lo siguen siendo.

       

      El nuevo socialismo es una mentira vieja, es una mentira vieja ocultada en un Rolex, que cada minuto nos cuenta que vamos por el buen camino y al que no lo crea le dan palo, gas, patadas y bala y al que siga no creyendo lo mandan a la tumba, con o sin los santos oleos, porque más vale seguir con las tradiciones, no sea que el diablo sea un pinche capitalista.

       

      El nuevo socialismo murió en la urnas, el capitalismo también, el pueblo también, la democracia también, porque después de las cruces, los males de las sociedades siguen ahí, claro que manipulando las estadísticas, dicen que nuestra pobreza disminuyó en 1,752345 %, y nadie sabe lo que eso significa, porque de pronto EVA se muere por culpa del socialismo que no tocó su puerta, para darle un mísero pedazo de pan.

       

      En la ONU nuestros representantes hablan, en Bolivia nuestros representantes hablan, hacer política humana es más que hablar, porque hablar pueden hasta los loros… con la única diferencia de que lo que dicen los loros no mata a nadie.