Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

RE: Recuperación de la didáctica de la filosofía

Expandir mensajes
  • fernando gutierrez
    ¿Enseñar filosofía o enseñar a filosofar? Este dilema recuerda a aquel existente entre dar a comer pescados y enseñar a pescar cuya amplitud pedagógica
    Mensaje 1 de 7 , 6 jun 2008
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto
      ¿Enseñar filosofía o enseñar a filosofar? Este dilema recuerda a
      aquel existente entre dar a comer pescados y enseñar a pescar cuya
      amplitud pedagógica va mucho más alla de la enseñanza de la
      filosofia. Y a lo que parece lo más conveniente es enseñar a pescar,
      claro...pero ¿como incentivamos a pescar sino es dando algun que
      otro pescado como aperitivo para el pescar y los pescados que
      vendrán después? Lo cierto es que sin el saborear de los rudimentos
      ningúna practica de aprendizaje autónomo puede instalarse sino
      precariamente...conviene estimular desde una inicial autoridad
      dadora. Claro que persistir sin fin en dar los pescados en lugar de
      enseñar a pescar es impedir la maduración del que aprende y
      condenarlo a una nuclear ignorancia sobre todo si de lo que se trata
      no es de los pescados sino del pescar. ¿Y para que entra el profesor
      de filosofía al salón sino es para que los aprendices dejen de
      serlo? Que el aprendiz supere al maestro...esa es la consigna de una
      educación con sentido historico. Claro que si el docente que se
      presenta en aquel salón no es mas que un dador de pescados
      filosóficos que los ha recibido a su vez del mismo modo en que
      pretende darlos sin haber sentido nunca la necesidad de pescar ni de
      invitar a pescar...claro que en ese caso la filosofia jamás entró a
      ese salón mas que como un presentimiento o un sabor...como
      pescadería en la que penden los peces muertos.

      Mi estrategia principal es investirme frente a los estudiantes con
      el pensamiento y hasta con lo que yo supongo ha sido el
      apasionamiento de los autores...de los filósofos...y desde esta
      incorporación espiritual abrirlos a la discusión con el autor...el
      cual por mi voz ha de presentarse convincente y hasta por momentos
      irresistible...Cuanto más convincentes y disimiles los autores entre
      si...mayor será la sensación de que lo importante es pescar y los
      pescados, bueno...los pescados no son tan importantes como los PECES.

      Saludos, Fernando



      --- En boulesis@yahoogroups.com, "jrfilos66" <jrfilos66@...>
      escribió:
    • generalmasterone
      Entonces? 1. Es claro que en la cotidianidad de los muchachos existen y surgirán peculiares problemas. Hacer del filosofar una práctica cotidiana implica
      Mensaje 2 de 7 , 18 jul 2008
      Ver fuente
      • 0 archivo adjunto
        Entonces?
        1. Es claro que en la cotidianidad de los muchachos existen y
        surgirán peculiares problemas. Hacer del filosofar una práctica
        cotidiana implica inducirlos a repensar esos problemas y abordarlos ,
        subiéndose a la bicicleta o echando la caña de pescar al agua pero...
        2. ¿Cómo conseguir el rigor? ¿qué es rigor filosófico? ¿cómo aprender
        el método? ¿cuál método?
        3. Las sesiones de clase tienen un tiempo limitado, los grupos son
        numerosos y los chicos que se animan a subir a la bicicleta, sin
        rigor...frecuentemente divagan, frecuentemente se caen de la
        bicicleta...
        4. ¿Necesitan aprender algunas reglas o procedimientos para subir a
        la bicicleta?
        5. ¿Necesitan conocimientos previos sobre los peces? ¿cuáles?
        6. ¿Necesitan conocimientos previso sobre las cañas de pescar y su
        uso?

        (Vaya, quise problematizar nuestro objeto de debate ¿lo habré
        conseguido?)

        Saludos.

        Rafa Ortega
      • ERFAK
        La labor de la filosofía no es meramente la de PENSAR la realidad buscando la verdad, sino pensar el pensamiento, ponerse detrás de él para ver como ese
        Mensaje 3 de 7 , 29 jul 2008
        Ver fuente
        • 0 archivo adjunto

          La labor de la filosofía no es meramente la de PENSAR la realidad buscando la verdad, sino pensar el pensamiento, ponerse detrás de él para ver como ese pensamiento organiza nuestra visión de la realidad.

          La filosofía pone entela de juicio lo más evidente y se pregunta en qué manera nuestro propio pensamiento y nuestro lenguaje no están determinando lo que concebimos. La filosofía es así equilibirsimo: levantarse de sus propios pelos o inflar un balón desde dentro. Por eso decía Sócrates “Sólo sé que no sé nada” y Francisco Sánchez (Quod nihil scitur) que, como todo híspano; no se conforma con medias tintas: “Ni esto siquiera sé, que nada sé”.

          La filosofía se convierte así en una reflexión interminable, en un camino que se hace con el propio andar. La filosofía es así una actividad (un filosofar) no su resultado. Confundir la actividad con el resultado es una metonimia que un filósofo no deberia permitirse, aun cuando no podamso hablar sin metonimias.

          La paradoja den que vive el filósofo es absoluta. No se puede hablar del lenguaje sin usar el lenguaje ni pensar en el pensamiento sin ya tener un pensamiento estructurado. No se puede salir de la cárcel del lenguaje sin usar las sábanas del lenguaje para trepar por el muro de la cárcel del lenguaje.

          El conocimiento supone la ATENCIÒN como punto de partida. Aquello que no tomamos en consideración, lo desconocemos. Por eso decía Aristóteles que el ZAUMADSEIN (la admiración o sorpresa y la búsqueda interminable) es el punto de partida de todo filosofar. Lo cual Millán Puelles expresaba diciendo: “Darse cuenta de lo que no podemos dar cuenta”. Es el “darse cuenta”  lo que caracteriza ese pensamiento original paradójico. Lo que hace el filósofo constantemente es poner en tela de juicio aquello que parece evidente, para ver si no hay manera de objetivarlo cognoscitivamente. No se trata de ver más allá de sus narices, sino de ver su propia nariz. Lo cual sólo es posible cuando la nariz crece lo suficiente (y ya sabemos que Pinocho mentía cada vez más cuando la nariz se le hacía más visible). “Empecé a vivir hacia atrás ... desnací”. decía Unamuno. Su filósofo predilecto (Kierkegaard) escribió una obra de 2 tomos titulada “Postlogio acientífico” que trata el problema de la subjetividad de un conocimiento que, por naturaleza,  se ve constantemente conminado a objetivar.

           

          Todo lo que digo aquí puede ponerse en duda. Pues “sin duda no somos filósofos” (tomad esto en toda su chistora ambigüedad)

           

          José Luis Ramírez

           

           

           

          -----Ursprungligt meddelande-----
          Från: boulesis@yahoogroups.com [mailto:boulesis@yahoogroups.com] För generalmasterone
          Skickat: den 18 juli 2008 13:43
          Till: boulesis@yahoogroups.com
          Ämne: [boulesis] RE: Recuperación de la didáctica de la filosofía

           

          Entonces?
          1. Es claro que en la cotidianidad de los muchachos existen y
          surgirán peculiares problemas. Hacer del filosofar una práctica
          cotidiana implica inducirlos a repensar esos problemas y abordarlos ,
          subiéndose a la bicicleta o echando la caña de pescar al agua pero...
          2. ¿Cómo conseguir el rigor? ¿qué es rigor filosófico? ¿cómo aprender
          el método? ¿cuál método?
          3. Las sesiones de clase tienen un tiempo limitado, los grupos son
          numerosos y los chicos que se animan a subir a la bicicleta, sin
          rigor...frecuenteme nte divagan, frecuentemente se caen de la
          bicicleta...
          4. ¿Necesitan aprender algunas reglas o procedimientos para subir a
          la bicicleta?
          5. ¿Necesitan conocimientos previos sobre los peces? ¿cuáles?
          6. ¿Necesitan conocimientos previso sobre las cañas de pescar y su
          uso?

          (Vaya, quise problematizar nuestro objeto de debate ¿lo habré
          conseguido?)

          Saludos.

          Rafa Ortega

        El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.