Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

LA LUNA - LOS LOGOS Y LA ENFERMEDAD

Expandir mensajes
  • Santiago Merino
    CONCIENCIA PLANETARIA Conocimiento Oculto Bájate gratis todo el material desde la Web : www.ConcienciaPlanetaria.es www.helioesfera.es www.heliocentro.org 9
    Mensaje 1 de 1 , 17 ene 2011
    • 0 archivo adjunto
      CONCIENCIA PLANETARIA
      Conocimiento Oculto
      Bájate gratis todo el material desde la Web :
      www.ConcienciaPlanetaria.es
      www.helioesfera.es
      www.heliocentro.org
       
       
      9 CDs gratis  en la sección "MUSICA"  de la Web de Conciencia Planetaria
       
      Curso profesional de Medicina Cuantica, Acupuntura y Bioenergética en la Web de Heliocentro
       
      A las 13 horas de cada pais envia un pensamiento de PAZ a tu propio corazón
       
       

      LA LUNA

       

      La Luna es el Astro del Sistema Solar con mayor población por Km3, en contra de todas las literaturas escritas hasta la fecha en las que se asegura que es un Astro muerto y por tanto, no contiene vida. Quizás no contenga vida tal y como la tenemos programada en La Tierra, pero eso no quiere decir que no exista otro tipo de vida para nuestra ciencia desconocido.

       

      ¿Puede un Ser influir en otro de manera importante estando muerto? ¿Influye al Luna sobre la Tierra y los seres que contiene? ¿Alguien se atrevería a negarlo? Pues bien eso seria una prueba de que el Astro está vivo.

       

      La Luna es una gigantesca base de observación extraterrestre con una antigüedad que nos llevaría a los albores de la formación y evolución planetaria de la Tierra. Desde la Luna se observa la evolución geológica de la Tierra. Desde la Luna se programó la implantación de las diferentes especies vegetales y animales que hoy podemos observar.  Actualmente se hace un seguimiento exhaustivo de todo ello. Desde la Luna se observó a todas las Humanidades que se graduaron en el Planeta Tierra. Y ésta no lo es menos. Todos los datos obtenidos en las diversas bases submarinas, intraterrenas y orbitarias son enviadas al ordenador central de la Luna donde son procesados y estudiados por científicos interesados en la evolución de las especies biológico-planetarias; de ahí son enviados al Sol y de éste al Sol Central de la Galaxia pasando por diferentes Jerarquías las cuales estudian y aprenden de las experiencias realizadas en la Tierra.

       

      Su movimiento de rotación y traslación no son producto del azar sino que se han propiciado las circunstancias necesarias para que el movimiento de rotación sea de la misma duración que el movimiento de traslación De esta manera se garantiza que una cara estará siempre oculta a los ojos y telescopios de las Humanidades Terrestres en Evolución. Esto facilita el trabajo en superficie sin posibilidad de ser observados desde el Planeta.

       

      La Luna está habitada en su totalidad, menos la superficie de la cara visible. Todo su interior está habitado por diferentes Comunidades Planetarias, Estelares y Galácticas de casi todo el Cosmos, pues los trabajos y experiencias que se realizan en la Tierra no se hacen en ninguna otra parte de la Galaxia. Hay muchas Civilizaciones Galácticas que aprenden y experimentan a través de la evolución de las diferentes Humanidades que han pasado por la Universidad Planeta Tierra.

       

      Imaginar un queso de Gruyere. Hay burbujas internas por todo el queso. Bien, pues imaginar todo el Astro Luna dividido por dentro como si fuera un gran queso y en cada una de las oquedades estudia una Comunidad Científica Planetaria de cualquier lugar del Cosmos. Todas esas Celdas o Comunidades Científicas se comunican entre si y con un Centro Directivo donde se encuentra el segundo mayor almacén  de información de todo el Sistema Solar. El primero está en el Sol.

       

      Todo lo que sucede en la Tierra, desde el movimiento de una hoja hasta el más sutil pensamiento o sentimiento de cualquier Ser, pasando por todos los detalles evolutivos de los reinos Mineral, Vegetal, Animal, Humano y otras Dimensiones son detectados y archivados en el Ordenador Central en formato cristalino. No solo se almacenan los hechos, sino también las imágenes, sensaciones, emociones, sentimientos, pensamientos y repercusiones sobre otras especies.

       

      Todas estas experimentaciones almacenadas y producidas en la Tierra sirven de experiencia a las demás especies. Es decir que si yo sufro o disfruto de una experiencia, sirve para que los demás no tengan que pasar por ella. Podría parecer que la Humanidad está pasando siempre por las mismas experiencias y tropezando muchas veces en la misma piedra, sin embargo no es así. Lo que si es cierto es que muchas variables llevan a una muy parecida situación que parece que se repite. De ahí la gran delicadeza e interés en nuestros observadores de la Luna por todo lo que sucede en la Tierra. Se estudian y practican todas las variables y de todo se obtiene una información importantísima.

       

      Más adelante podremos volver a revivir cualquier situación que ya hayamos vivido hace eones de tiempo. Pero no como quien ve una película, sino como una vivencia. Una realidad virtual completada con todas las sensaciones, sentimientos, pensamientos, emociones, etc. De igual manera a como se vivió en la realidad no virtual. Podremos entender porqué una entidad cometió cierta acción por la que fue juzgada y condenada. Viviendo esa situación como propia entenderemos y probablemente no juzgaremos tal acción, sea de la naturaleza que fuere.

       

      A la Luna llegan continuamente grupos de estudiantes de diferentes puntos del Cosmos. Entidades inteligentes muy evolucionadas de los más variopintos patrones de Vida todos ellos pertenecientes a la Federación Intergaláctica de Mundos.

       

      La Tierra es la Mayor Biblioteca Viviente que existe en la Galaxia y un gran campo de experimentación cuyos trabajos se guardan en la Luna y son puestos a disposición de quien desee estudiarlos y vivirlos. Desde cualquier parte de la Galaxia y de otras Galaxias pertenecientes a la FIM (Federación Intergaláctica de Mundos), se puede acceder a los Archivos Akásicos de la Tierra. Somos UNO y todo repercute en la Totalidad.

       

      En la Luna hay construcciones en ruinas de alguna Humanidad anterior a ésta que consiguió llegar a la Luna e iniciar alguna experiencia científica. Nuestra Humanidad también tuvo su oportunidad, que desaprovechó al utilizar con fines militares la Base Científica que se nos permitió construir de manera secreta. Y el Hombre volvió a ser expulsado del Paraíso. ¿Alguien puede explicar porqué se dejó de viajar a la Luna? Simplemente se nos prohibió ir por hacer mal uso de nuestra Libertad ya que a pesar del Libre Albedrío, éste se termina donde empieza el del otro.

       

      La distancia a la que se encuentra de la Tierra también es artificial y mantenida gracias a Leyes Físicas hoy desconocidas por el Hombre. Si la Luna dejara de ser asistida por estos Ingenieros Planetarios en muy poco tiempo se estrellaría contra la Tierra produciendo un Desastre Planetario sin precedentes.

       

      Muchos científicos y diversas entidades estudiantes cuando se quieren graduar terminan sus estudios en las diferentes Bases Submarinas e Intraterrenas dispuestas por toda la Anatomía Planetaria de la Tierra.

       

      La Luna tiene un cinturón energético de protección Psíquica para defenderse de los pensamientos de la Humanidad.

       

      Onirem Ogaitnas

       

       

       

      LOS LOGOS Y LA ENFERMEDAD

      Me había acostado con un cierto malhumor. Una horas antes, habían terminado de instalarme la cubierta de la cocina y me la habían dejado tan mal, que no se podía abrir la puerta de la calle. Pero es que además el operario pretendía cobrarme a pesar de estar mal. No puedo entender como después de hacerme mal el trabajo encima se molestan por reclamar lo que es justo y sin enmendarlo pretenden cobrar como si estuviera bien hecho.

      En pleno sueño, vi como se acercaba un hombre con una túnica blanca que emanaba sabiduría. A veces, suelo preguntarme si este maestro que a veces aparece en mi mundo onírico, no es sino mi propio inconsciente que se reviste de imágenes para darme alguna lectura o información, que solo por este medio de la relajación profunda del sueño puedo  captar. Seguramente desde el  lado consciente en plena vigilia y con la aceleración de la vida y de los sentidos no somos conscientes de lo que nuestro Ego nos trasmite.

      El hombre anciano de blanca túnica me dijo:

      -          Tu enfado ha causado una anemia a esta niña…

      Y al instante me trasladé a un país de África, sintiendo en propia piel, como una pequeña niña, de aspecto famélico se moría en los brazos de su madre, que de igual manera no tenía sino huesos sobre su maltrecha piel.

      Luego en forma simultánea en un segundo me vi en un extraño foro de conocimiento en el que una pantalla gigante me mostraba imágenes parlantes tridimensionales, que además de estimular mi vista, también penetraban en todos los sentidos y en mi mente. En definitiva una experiencia de cuarta dimensión.

      Voy a tratar de explicar la experiencia con palabras simples:

      El famoso Dr.Chopra nos habla de la medicina cuántica y de la mente, la percepción y la somatización en nuestro cuerpo de los procesos inadecuados de dicho pensamiento. En una de sus lecciones magistrales nos habla de un gato que fue criado en un ambiente donde todo eran rayas horizontales, mientras que otro era criado en un ambiente de rayas verticales. Cada uno de los gatos concebía su universo horizontal o vertical y todas su reflexiones, estímulos o percepciones estaban condicionadas por el ambiente donde habían sido creados. Seguramente el gato de rayas horizontales, sentiría el universo vertical como algo nocivo o negativo, mientras que el otro gato sería en igual medida reacio a las rayas horizontales.  Según Chopra nosotros somos el resultado de nuestras concepciones mentales.  En la medida que pensamos, generamos neuropéctidos buenos o malos, que somatizan en nosotros produciendo estados fisiológicos patológicos o de salud. En definitiva, si pienso bien, estoy sano y genero salud, si pienso mal  y no amo, producimos nuestra enfermedad.

      Las últimas investigaciones han demostrado que efectivamente el ADN se puede ver alterado por estados emocionales diversos. Si me deprimo, bajo el sistema inmune y enfermo. Si amo, estoy feliz y genero confianza, elevo el sistema inmune y estoy sano.

      Hasta aquí podemos afirmar que es cierto. Pero este proceso de salud o enfermedad sometido al pensamiento o a las emociones no son sino un pequeño porcentaje de las causas de las enfermedades en el ser humano.

      La evidencia nos demuestra como un niño que nace feliz, sin posibilidad de generar pesimismo o somatización alguna, muere por un problema genético heredado de sus mayores.  Es decir, la herencia genética es un hecho que desgraciadamente llena de muertos nuestros días. 

      Existen asimismo factores ambientales como la higiene, el hambre, la falta de medios, la pobreza o la explotación, que en igual medida crean mortandad a pesar del pensamiento dulce y espontaneo de estos niños.

      Se dan otras condiciones todavía más complejas, cuando en nuestra sociedad más evolucionada, vemos como una persona joven, que triunfa, que logra crear una familia, que genera un pensamiento positivo, que ama, de la noche a la mañana se ve afectado por un cáncer maligno que lo mata en forma fulminante en pocos días.

      Parece que la enfermedad tiene unas causas más complejas. Algún extraño mecanismo se mueve para que simplemente cuidándonos, amando, pensando en positivo e imaginando un futuro mejor; nos enfermamos, deprimimos o sufrimos sin poder evitarlo.

      El problema del que partimos en casi todas las filosofías o paradigmas para conseguir la salud perfecta, es el EGO. Siempre hablamos de nosotros, hacia nosotros o por nosotros. El narcisismo personal nos nubla la vista. Y este narcisismo está basado en el egoísmo. Si además de preocuparnos por nosotros, amaramos cada elemento que está en nuestra vida, veríamos como el ego se diluye en el prójimo, en mi hijo, en el árbol, en la montaña o en las propias estrellas.

      El proceso de la enfermedad es un hecho colectivo, no individual. Es por esto que mi maestro me decía, que mi enfado producía anemia en la niña de África. Esta afirmación quizás requiera de un pequeño ejemplo: Imaginad que metemos una gota de tinta en una esfera trasparente que gira en el aire. La gota de tinta está ahora en el hemisferio sur, para pasar a continuación al hemisferio norte, al girar en el aire. Ahora la mancha impregna a un objeto que está en oriente, para pasar a continuación a manchar a otro elemento que está en occidente. Y no es imposible evitar que la mancha se mueva dentro de la esfera y siga manchando, salvo que todos los componentes que viven en la esfera, expulsen la gota de tinta.  Pues en forma figurada la esfera no es sino nuestro propio sistema solar. Es por esto que mi mal humor o mancha de tinta, se deslizó hacia la niña que vivía en el otro hemisferio de la esfera.

      Nada se escapa de nuestro sistema. Cualquier forma de energía, de pensamiento, de emoción; cualquier “cuantun vibracional” que genera nuestro pensamiento no puede escaparse de nuestro Sistema Solar. Y la energía y la materia son la misma cosa, en estado diferenciado de manifestación.

      He observado miles de veces que una persona que al momento de nacer tiene en su carta natal mal aspectado el planeta Marte tiene desde nacimiento problemas de anemia, o de violencia, de cirugía, de mal humor, de impetuosidad, etc. Mientras que otras personas que tienen este planeta bien aspectado no tienen estos problemas específicos, aunque lógicamente pueden tener otros diversos.

      ¿Es que el planeta Marte, por el hecho de nacer en esta u otra fatídica fecha,  es capaz de somatizar o condicionar nuestra vida? Si es así ¿Que vale nuestro ego? ¿Dónde está mi libertad? ¿Es posible con mi mente positiva modificar los condicionamientos o influencias de Marte?.... La mayoría diría que sí, pues somos libre y un planeta no puede modificar nuestra voluntad ni torcer nuestro destino. Cualquier occidental con la educación egocéntrica de la que se ven impregnadas nuestras culturas dirían que el ser humano puede hacer lo que quiera sin verse influenciado por los planetas. Desafortunadamente esto no es así, y quizás el desconocimiento de la Astrología les hace vivir en un limbo de posibilidades por las cuales, la voluntad, la fe y el pensamiento positivo lo puede todo.

      Ya Hermes hablaba de la influencia inefable de las esferas.  Y de los logos planetarios. Voy a explicar alguna de las acciones de dichos logos.

      -          El Logos Planetario  de Mercurio o Géminis, almacena de los procesos del pensamiento, las llamadas, la voz, lo que se escribe, lo que se lee. Los inventos como la TV, el ordenador, los libros y los medios audiovisuales. No hay nada que puedas pensar o imaginar que no esté almacenado en el logos o computadora de Mercurio. En sus entrañas milenarias de los anales del tiempo, están recogidas hasta los más pequeños susurros de los diálogos de los cromañones. En su magnífica memoria están registrados los pensamientos de todos los seres vivos que han existido, existen y existirán sobre este planeta. El Logos de Mercurio contiene todas las enfermedades relacionadas con los procesos mentales, la tartamudez, los procesos respiratorios, las articulaciones de los brazos,etc,etc,…

      -          El Logos Planetario de Venus, o Tauro, al igual que el anterior, almacena y contiene todos los procesos emocionales, de la raza, el amor, el odio, la belleza, la fealdad, la armonía y la desarmonía. Este Logos contiene las enfermedades relacionadas con la garganta, los ganglios, las hormonas. El cuello,etc ,etc,…

      -          El Logos de Marte o Aries, almacena los procesos del valor, de la violencia, de la cobardía de la energía vital, de la guerra , del heroísmo. Y las enfermedades referidas a la mecánica del hierro, a las patologías traumas, y golpes en la cabeza, etc,etc,….

      Según esta lógica, si hoy pienso mal este proceso mental es almacenado por el logos de Mercurio y él lo devuelve a nuestra esfera o Sistema Solar, en forma de violencia verbal o quizás esta vibración negativa, viaja hacia los pulmones de un pobre hombre que enfermará de cáncer de mediastino.  Si hoy vemos, alimentamos o escuchamos un programa de TV, de los programas basura, esta  vibración colectiva que incluso los espectadores alimentan, viajan y se transforman en mentira, en enfermedad o en tensión social.

      Según esta lógica si hoy produzco desamor o engaño, esta vibración no la acepta el Logos de Venus y lo expulsa a otra latitud de la esfera donde una persona con una garganta afectada por el tabaquismo la atrapa por polaridad y enferma necesariamente.

      Según esta lógica, si hoy grito y pierdo los estribos, esta vibración viaja al Logos de Marte o Aries y el Logos lo envía a una guerra local de África, a impulsar la débil voluntad de un terrorista o a producir un tumor en la cabeza de otro inofensivo ciudadano que vive a miles de Km del que produjo dicha vibración.

      Existen doce Logos, Cada uno con sus patologías, sus competencias y sus acciones.  No es el objetivo de esta reflexión citarlos todos y sus contenidos, cualquier libro de Astrología médica os habla de ello.  La idea es considerar el ejemplo de la esfera con la mancha de tinta, que aunque se produce en forma silenciosa, sin testigos, en el silencio y en el lugar más recóndito del planeta, esta acción repercute sobre nosotros y sobre cualquier otro ser que viva a miles de Km de distancia.

      Lo que voy ahora afirmar puede parecer una blasfemia para los racionalistas, pero no para los que dentro de algunos años vengan detrás de nosotros y lo comprueben categóricamente.

      Si Marte representa en el lado positivo la fuerza, el valor, la energía, el hierro y el liderazgo y si en la parte negativa representa la violencia, la guerra, las hemorragias,  las patologías de anemia, de cefaleas o traumas en la cabeza, de alzehimer, etc ,etc. Para erradicar las enfermedades  o patologías propias de este Logos, bastará con no alimentar la naturaleza negativa de dicho Logos. Si no odio, no hago la guerra, no genero violencia, no soy impetuoso, el Logos no puede enviar vibraciones negativas que se somaticen en enfermedades para los mortales. 

      Si no pienso mal, no fumo, no empleo mal la palabra, no miento, etc, etc, el Logos de Mercurio, no puede enviar vibraciones negativas que somaticen en enfermedades propias de dicho sector.

      Lo mismo pasará con todos los logos y con dicha lógica. Si toda la raza se empeña en la práctica de hábitos correctos, en el plano mental, psíquico y emocional, erradicaremos la enfermedad necesariamente puesto que en esta esfera con la que viajamos por el espacio no habrá mancha de tinta que viaje erráticamente produciendo dolor y enfermedad a diestro y siniestro.

      El proceso de la enfermedad por tanto no solo tiene su origen y su curación en el individuo, sino en todo el colectivo.

      Pero este proceso de generar vibraciones negativas a través de nuestra triple naturaleza física, psíquica y emocional, nos compromete no solo con la enfermedad y la continuidad de la Tierra.  Si yo hoy tengo tristeza, millones de potenciales seres humanos que tengo en mis espermatozoides u óvulos, son humanidades creadas para el futuro como hijos de la tristeza, o de la venganza o del dolor.  Somos dioses creadores en nuestra propia naturaleza humana. Nada se pierde y cada “cuantum vivencial” que alimentamos hoy se convierte dentro de millones de años en nuestro universo que debemos gobernar.  Hoy impregné 750 millones de espermatozoides que contiene mi bolsa seminal de violencia. Esta acción automática, inconsciente y que repetimos cada instante de nuestra existencia, no pasa inadvertida. Dentro de millones de años en  un planeta lejano una humanidad agresiva y violenta que tiene impregnado en sus genes este código de agresividad y que no puede cambiar requerirá de un Mesías que mediante su sacrificio personal y su ejemplo morirá tantas veces sean necesarias hasta que esa Humanidad se redima y tu; su mesías , hayas limpiado el Karma que generaste e impregnaste hace millones de años con tus espermatozoides u óvulos. Nada se pierde, todo se recoge en el tiempo.

      Todas las religiones de la Tierra establecen equivocadamente una  división entre la perfección o plano de los dioses superiores, paraísos o perfecciones que debemos alcanzar, y que algunos  ubican en el cielo, en el tiempo o en el nirvana; y los mortales imperfectos que pululamos por el Planeta. Es por esto que siempre estamos mirando a lo alto, buscando fuera, utilizando intermediarios, sacerdotes o contactados para acortar esta distancia y llegar a ese estado de perfección, que como digo, desgraciadamente siempre lo ubicamos fuera. Cuando Dios es y está en cada plano existencial y se hace consciente en nosotros mismos, nunca fuera de nosotros mismos. No se puede evolucionar solo.

      Desde el plano de la clarividencia nada está separado. Los pensamientos, las emociones y las enfermedades expresan vibraciones permanentes que por polaridad viajan a sus semejantes. Las larvas (vibraciones) que producen mi tristeza pasajera y puntual, alimentan al depresivo que se ve invadido por una energía que le someten o no puede vencer.

      Cuando estás viendo una películas de violencia, las emociones inconscientes que generamos se alojan en la guerrilla africana que hoy o mañana mata miles de inocentes pues son seres débiles incapaces de liberarse de la posesión de la carga energética que hoy yo y miles de seres humanos hemos creado y han viajado hasta estos nativos.

      Hay un pasaje mal entendido del Evangelio cristiano que deseo citar, no porque yo sea religioso sino por su contenido esotérico. Se trata de la narración de una multitud que trataba de apedrear a una adultera en público. Jesús el Cristo dijo: - El que esté limpio de culpa, que arroje la primera piedra. No se refería a la culpa que cada uno llevamos dentro.  El Maestro era clarividente y veía en el aura de la adúltera larvas que pertenecían a todos y cada uno de los que pretendían apedrearla. Veía las larvas que Juan había generado cuando deseó mentalmente a la esposa de su hermano o las que Antonio creó cuando se imaginó actos impuros en el silencio y soledad de su habitación.

      Como bien dice Chopra, el pensamiento genera neuropéctidos que somatizan en el organismo, pero él no pudo ver como el pensamiento negativo, lascivo o violento, arma la mano del guerrillero, impulsa la acción del violador o contamina la mente del ladrón.  Lo curioso es que luego, ignorando nuestra implicación en el acto del malvado, “le apedreamos” o pedimos justicia a gritos para el infractor.  “Benditos sean los ciegos de espíritu, pues si se les concediera una pequeña partícula de clarividencia, se suicidarían por el peso de sus propios procesos inconscientes”.

      Se necesitan varias generaciones para conseguir quitar el Karma de la raza. Esto no es un proceso de una vida, sino de un esfuerzo colectivo donde se trabaja de manera adecuada sobre las acciones, los hábitos, los aspectos psicológicos y emocionales de la raza. La ciencia y la conciencia deben ir de la mano para conseguir mentalizar a cada individuo desde niño  para producir armonía en la alimentación, en los hábitos, en los procesos mentales en amor incondicional a cada hálito de vida. Si sembramos vida, encontraremos vida y no muerte. Si alimentamos el proceso creativo de la supervivencia por encima de cualquier otro valor, erradicaremos la muerte.

      Si el ser humano pudiese ser clarividente se asombraría al ver como se produce este mecanismo instantáneo  de enfermedad colectiva. Si observa una terraza donde el de la mesa cercana fuma patológicamente y en la mesa contigua una pareja de novios está discutiendo acaloradamente, verá como una pléyade de larvas negras y retorcidas sale de los novios, reptan por el suelo y suben por las piernas del fumador alojándose en el pulmón, alimentando su enfermedad.

      Si mira la mesa más alejada verá como una persona obsesa sexual, genera larvas nocivas que caminan hacia el útero de una  joven que toma un refresco en la mesa contigua.  Pero lo más triste no es esto, sino que si su clarividencia es profunda verá que entre las mesas existen seres con obsesiones, patologías y enfermedades que no están vivas sino muertas y que por haberse quedado atrapadas en este mundo de ignorancia contribuyen asimismo a generar enfermedad, dolor y malos pensamientos a los seres vivos que ajenos a todo ello se ven de repente enfermos, tristes o alterados.

      La enfermedad no es un proceso individual sino colectivo. Mi acto inadecuado, mi pensamiento inadecuado, mi obsesión inadecuada, alimenta el dolor, la enfermedad, la guerra y el desamor en otros rincones del planeta.  Puede resultar traumático mirar en la TV, cómo un niño se está muriendo de hambre y ver como en los millones de larvas negativas que anegan la vida del mismo, existen varias de las que tu produjiste. Estas larvas astrales, luego se transforman en gusanos y macrófagos que destruyen la materia.

      Hasta aquí la experiencia que viví en sueños. 

      He repasado varias experiencias de los diarios de un vidente ( tres libros ) de nuestra página: www.heliocentro.org donde se describen por diversos videntes este proceso de las larvas de la enfermedad y voy a transcribir otra experiencia referida a la acción del planeta Marte sobre nuestra raza en un próximo futuro.  En este artículo: “Noches de Ares” vemos como el planeta Marte no solo influye en nosotros sino en los nacimientos futuros. Pues sus vibraciones negativas alimentadas por la raza, se encarnan en nuestros propios hijos en forma de seres violentos o marcados por la mala naturaleza de este Logos Planetario, que sin ser negativo, tan solo nos devuelve lo que previamente hemos sembrado en él.

       

      NOCHES DE ARES

      El acercamiento de Marte a la Tierra en sí no es un fenómeno nuevo. Cada dos años, Marte se encuentra en un punto de aproximación de la Tierra. Esto se produce como consecuencia del movimiento orbital de los dos planetas alrededor del Sol. Esto se debe a que el período de revolución de Marte (el tiempo que un planeta tarda en dar una vuelta completa al Sol) es de dos años.

      El próximo 27 de Agosto, Marte se encontrará a una distancia de 55,7 millones de kilómetros de la Tierra, es decir a menos de media unidad astronómica (UA). Una UA representan 150 millones de kilómetros, que es la distancia que separa al Sol de la Tierra. El máximo acercamiento será el 27 de Agosto. Marte se convertirá en el objeto más brillante del cielo vespertino después de la Luna con una magnitud de 2,9 (la estrella más brillante, Sirio, tiene una magnitud de 1), llegando a un tamaño máximo de 25,1 arco-segundos. Ese día se producirá el fenómeno denominado de 'oposición' que coincide con el momento de máxima aproximación.

      Se trata del momento en que, para un observador que está en la Tierra, el planeta se encuentra exactamente en el lado opuesto del Sol. Esta ubicación favorecerá la visión del planeta. La última vez que se produjo este acercamiento entre los planetas fue en el año 57.600 antes de Cristo. De esto no hay registros, pero a través de cálculos efectuados con computadoras se pudo determinar el momento en que Marte estuvo más cerca de la Tierra.

      En aquella ocasión, incluso, la cercanía fue mayor de lo que llegará a estar ahora. Hasta el 28 de agosto de 2287 no tendrá lugar un acercamiento tan próximo entre la Tierra y Marte, en el que la distancia será de 55.688.000 km, unos 70.000 km menos que ahora. Sin embargo, el mínimo del milenio se producirá el 8 de septiembre de 2729 a una distancia de 55.650.000 km, unos 108.000 km menos que este año.

      Hasta aquí la información técnica astronómica:

      Voy a contar un sueño en el cual, las estrellas, los planetas, la reencarnación y los extraterrestres se unen conjugando el devenir de nuestro planeta.

      Me encontraba tumbado en mi diván, descansando tras un día agotador, cuando, justo antes de cerrar mis ojos, oí alguien llamándome con insistencia:

      -          ¡Ábreme… ¡Ábreme!

      -          ¡Otra vez!... pensé. Siempre que intento dar una cabezadita alguien llama a la puerta.

      Me levanté y abrí, aún a pesar de mi reticencia. Curiosamente, no había nadie esperando, por lo que ni corto ni perezoso, volví como un rayo a tumbarme boca abajo en el diván.

      Esta vez no me levanta ni mi madre, la cabezadita va a ser terrorífica —Pensé en voz alta—.

      Y así fue. Se puede catalogar como terrorífica y si no, que el lector juzgue por sí mismo.

      Sin quedarme totalmente dormido, pero habiendo perdido por completo el control de mi cuerpo, y estando a merced de mi espíritu, lo que primero aparece ante mí es un ser alto, delgado, poderoso pero afable, elegante, bien parecido. Todo él resplandece y brilla con un color púrpura indescriptible. Como si en su interior latiese el fuego, todas sus células se movían a llamaradas. Apareció con la misma rapidez con que la chispa origina el fuego y me dijo:

      -          Gracias por abrirme y dejarme entrar.

      ¿Cuando he hecho eso? —pensé—. Maldita mi suerte, otro astral que se me ha colado en mi tiempo de descanso, no consigo estar sólo ni aún suplicándolo.

      Por supuesto, el “ser”, por llamarle de momento de alguna manera, no escuchó nada de lo que pensaba, o si lo hizo no se dio por aludido, pues una vez dentro del cuarto, no paró de comunicarse.

      -          Vengo del planeta Marte. Me dirijo a la Tierra para intentar compensar y contrarrestar lo más posible la acción de mi planeta el 27 de agosto sobre el tuyo. Cómo bien sabes es el día en el que Marte está más cerca de la Tierra, por lo que almas o espíritus que desde hacía tiempo no podían reencarnar en tu planeta, ahora lo pueden hacer. Llevan esperando miles de años para poder seguir experimentando en otra reencarnación su naturaleza espiritual. ¿Quieres saber quiénes son?

      -          Pues mejor… NO —pensé—.

      Pero no sé si a vosotros alguna vez os ha pasado. Pensar una cosa y decir otra al mismo tiempo. ¡Qué horror! Me pillé diciendo:

      -          ¿Por qué NO?

      Intente reaccionar repitiéndole:

      -          ¡NO, NO!, me he confundido, No quiero saber quiénes son.

      Pero ya era tarde, imágenes de caras, ojos, cuerpos, tanto de niños como de adultos inundaban mi mente.

      Hombres, mujeres, bebes y adolescentes tenían algo en común:

      ¡La Mirada! Esa mirada cruel, fría, calculadora y terrorífica que podemos ver en los actores de Hollywood cuando interpretan películas de terror. Pero no eran actores, eran reales.

      Espíritus con crueldad, violencia y maldad, reencarnarán en tu planeta en esas fechas. Yo intentaré que su naturaleza vaya contra ellos mismos, por lo cual dentro de 20 o 30 años podrás asistir a una de las mayores oleadas de suicidios injustificados de tu sociedad, los psiquiatras le echarán la culpa al estrés y a la ansiedad, pero tú y yo sabemos que será el resultado de esta conjunción astrológica.

      Siento no poder quedarme más tiempo dialogando contigo pero tengo que partir urgentemente y realizar unos ajustes en mi vehículo de transporte.

      El Marciano como podréis leer, era bastante asertivo. Quizás un poco negativo, pero muy comunicativo.

      Antes de irse me regaló una visión. Pude ver como al desaparecer de mi habitación, se transportaba a una nave totalmente esférica en el espacio exterior. La nave, de la misma naturaleza que él (una especie de plasma amarillo-dorado), brillaba en el cielo con un color incomparable e indescriptible.

      Adiós Marciano, adiós. Gracias por intentar cuidar de nosotros, sé que también tu evolución depende de ello, pues todos somos Uno, y en el Uno nos encontraremos. Intentaré recordar dentro de 20 o 30 años lo que me has dicho, aunque lo veo un poco difícil, pues no puedo presumir de mi memoria a largo plazo.

      Pero lo que si intentaré a partir de ahora, es comprender a la sociedad y a mis semejantes lo más posible, pues como me has enseñado somos el resultado de acercamientos y conjunciones planetarias.

      Por la cuenta que me trae espero que tengas suerte, mucha suerte en tu misión. Si alguna vez no tienes donde quedarte, las puertas de mi casa están abiertas, un cafecito y un filetofu nunca te va a faltar. Pero me imagino que preferirás reposar y descansar en tu preciosa nave espacial. Aunque si yo fuera tú me lo pensaría, pues tengo una casita en un parque natural, con vistas al mar y rodeada de naturaleza, que cuando la veas, me parece que aparcarás tu nave en la estratosfera y te tomarás unas vacaciones aprovechando la invitación.

      Lice Moreno

      www.heliocentro.org

       

      ESTO NO ES SPAM
      Si deseas que te demos de baja de esta lista
      solo tienes que reenviarme este correo y poner en "Asunto" Eliminar de la lista

       



      Estoy utilizando la versión gratuita de SPAMfighter para usuarios privados.
      Hasta ahora ha bloqueado 14021 spam y me ha ahorrado mucho tiempo.

      ¿Cansado de un PC lento? SLOW-PCfighter acelera su PC.
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.