Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

VALLEJO: "SIEMPRE DE VIDA"

Expandir mensajes
  • Rosa Emma Robles Trinidad
    VALLEJO: SIEMPRE DE VIDA VALLEJO: SIEMPRE DE VIDA Un día como hoy, nuestro gran poeta César Vallejo, moría en Paris en los brazos de Georgette, moría en
    Mensaje 1 de 2 , 16 abr 2010


       

      VALLEJO: "SIEMPRE DE VIDA"
       
       


       

       

       

      VALLEJO: SIEMPRE DE VIDA

       

      Un día como hoy, nuestro gran poeta César Vallejo, moría en Paris en los brazos de Georgette, moría en París “SIEMPRE DE VIDA, MURIO SIENDO VERDE SIN HABER SIDO HOJA SECA JAMAS”.(Poema 75- Trilce).

      Murió siempre queriendo “tocar todas las puertas, y preguntar por no sé quién; y luego
      ver a los pobres, y, llorando quedos, dar pedacitos de pan fresco a todos. Y saquear a los ricos sus viñedos con las dos manos santas que a un golpe de luz volaron desclavadas de la Cruz!”(El pan nuestro- los heraldos negros).

       

       

       

      Y después de 72 años, en que ya haz partido,  susurra a nuestras mentes inquietas, ávidas de libertad, justicia e ideales que “Ya va a venir el día; la mañana, la mar, el meteoro, van en pos de tu cansancio, con banderas...Ya va a venir el día, ponte el alma.”

       

      APARECES, en  las caídas hondas de los cristos del alma: como cuando por sobre el hombro nos llama una palmada; como un padre, un amigo, hermano, compañero amonestas: “¡qué temprano en el sol lo que os decía! ¡Qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano! ¡Qué viejo vuestro 2 en el cuaderno! (Poema: España aparta de mì, este caliz)”

       

      Pensamos mutuamente,sin esfuerzo, que el hombre se queda, a veces, pensando, como queriendo llorar, y, sujeto a tenderse como objeto, se hace buen carpintero, suda, mata y luego canta, almuerza, se abotona. (Considerando en frió, imparcialmente- Poemas humanos).”

       

      Concluyendo, que “El momento más grave de la  vida, no ha llegado todavía”, finalmente,“¿Qué hay de más desesperante en la tierra, que la imposibilidad en que se halla el hombre feliz de ser infortunado y el hombre bueno, de ser malvado?”.

      Entonces, clamaras: “¡Cuídate de la hoz sin el martillo, cuídate del martillo sin la hoz!¡Cuídate de la víctima a pesar suyo, del verdugo a pesar suyo y del indiferente apesar suyo!."

       

      Pues esta noche,  Vallejo, te rodearemos todos los hombres de la tierra, viéndote a ti triste emocionado, abrazaras al primer y ECHARAS A ANDAR.

       

       

                                                                                        Lima 15 de abril del 2010.

                                                                                 

       

       

       

       

                                                                                                                     Urpichallay

       

                                                                     


                                  

       
       
       
       
       
       
       

       

       

      César Lévano
      cesar.levano@...

       
       

       

       

       

       

       

       

      Pasión social de Vallejo

        Se cumplen hoy 72 años de la muerte de César Vallejo. Buena ocasión para señalar algunas claves de ese genio de la poesía.

      No debe omitirse la tempranía de la inquietud social y política del poeta. En la entrevista que para Caretas hicimos César Hildebrandt y yo a Víctor Raúl Haya de la Torre en marzo de 1971, pregunté: “¿Vallejo llegaría a tener algún contacto con los grupos obreros?”.

      La respuesta fue:

      “-Poco de eso, sí. A través de Orrego principalmente. Pero a partir de 1913, cuando Vallejo entró a la universidad, él se pone mucho en una actividad literaria, pero, sí, tiene relación. Íbamos. Y, además, estos obreros tenían sus casas en los barrios populares. Y nosotros éramos tan queridos por ellos que, de repente, como ellos trasnochaban también, nosotros íbamos y les tocábamos la puerta. Se preparaba un caldo. Se ponían felices, pues, ellos con las familias”.

      Era un caldo de cultivo político. En primer lugar porque el naciente movimiento obrero de Trujillo estaba animado por el grupo anarquista que animaba el moreno Julio Reynaga.

      Antes, en 1912, Vallejo había sido testigo de una de las mayores, si no la mayor, matanza de obreros en el Perú, la de Chicama. Crónicas señalan que la guardia civil perseguía, entre los cañaverdes, a los obreros del azúcar, para matarlos. El joven poeta trabajaba en esos días en la hacienda Roma.

      Hay otras huellas de la cercanía entre Vallejo y el movimiento social de la época. Recuérdese su admiración y su gratitud hacia Manuel González Prada, el patriarca anarquista. La dedicatoria del poema “Los dados eternos” refleja un trato frecuente entre ambos.

      Vallejo fue más tarde uno de los promotores estudiantiles de la protesta contra la consagración del Perú al Corazón de Jesús. Era ésta una maniobra del dictador Augusto B. Leguía, que buscaba afianzarse en el poder, con la complicidad del Arzobispo de Lima. En los diarios de Lima apareció la citación para una asamblea condenatoria en la Casona de San Marcos. De ahí surgió una marcha de protesta. La invitación estaba firmada por cinco sanmarquinos, entre ellos Haya de la Torre y Vallejo. La iniciativa de la protesta había nacido de los obreros anarquistas.

      He ahí premisas que explican por qué Vallejo fue el primer gran poeta latinoamericano que se afilió al comunismo. Cuando, en Visión del Perú, en julio de 1969, revelé que Vallejo había militado en dos partidos comunistas: el de Francia y el de España, formulé estas preguntas: ¿acaso no llegó él a Trujillo en el año de la matanza de Chicama? ¿No había visto la explotación inhumana de los indios convertidos en mineros? ¿No estuvo en Lima en los años tormentosos de la lucha por las ocho horas?

      Vallejo condensó en poesía una larga historia de dolor, compasión, lucha y esperanza.

       
       
       
       

       
       
       





      Invite your mail contacts to join your friends list with Windows Live Spaces. It's easy! Try it!
    • Rosario Diaz
      Cuando se tiene el Alma comprometida cuando solo te queda rezar después de tantas y tantas horas de tertulia comprimida, largas horas de estudio, trabajo
      Mensaje 2 de 2 , 16 abr 2010

        Cuando se tiene el Alma comprometida cuando solo te queda rezar después de tantas y tantas horas de tertulia comprimida,  largas horas de estudio,  trabajo arduo, te sientas, lees, escribes y es como orar en silencio, es como pensar desde muy adentro que profunda es el Alma de aquel poeta que murió en Paris y no aqi en su terruño deseando tocar todas las puertas y preguntar como preguntar por los otros, por no se quien ¿??? Yo no se mañana, quizás a de venir o quizás no???? Vallejo por siempre Eterno….

         

         

         

         

         


        De: cajacaygrupo@yahoogroups.com [mailto:cajacaygrupo@yahoogroups.com] En nombre de Rosa Emma Robles Trinidad
        Enviado el: Viernes, 16 de Abril de 2010 10:26 a.m.
        Para: cajacaygrupo@yahoogroups.com
        Asunto: [cajacaygrupo] VALLEJO: "SIEMPRE DE VIDA"

         

         


         

        VALLEJO: "SIEMPRE DE VIDA"
         
         


         

         

         

        VALLEJO: SIEMPRE DE VIDA

         

        Un día como hoy, nuestro gran poeta César Vallejo, moría en Paris en los brazos de Georgette, moría en París “SIEMPRE DE VIDA, MURIO SIENDO VERDE SIN HABER SIDO HOJA SECA JAMAS”.(Poema 75- Trilce).

        Murió siempre queriendo “tocar todas las puertas, y preguntar por no sé quién; y luego
        ver a los pobres, y, llorando quedos, dar pedacitos de pan fresco a todos. Y saquear a los ricos sus viñedos con las dos manos santas que a un golpe de luz volaron desclavadas de la Cruz!”(El pan nuestro- los heraldos negros).

         

         

         

        Y después de 72 años, en que ya haz partido,  susurra a nuestras mentes inquietas, ávidas de libertad, justicia e ideales que “Ya va a venir el día; la mañana, la mar, el meteoro, van en pos de tu cansancio, con banderas...Ya va a venir el día, ponte el alma.”

         

        APARECES, en  las caídas hondas de los cristos del alma: como cuando por sobre el hombro nos llama una palmada; como un padre, un amigo, hermano, compañero amonestas: “¡qué temprano en el sol lo que os decía! ¡Qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano! ¡Qué viejo vuestro 2 en el cuaderno! (Poema: España aparta de mì, este caliz)”

         

        Pensamos mutuamente,sin esfuerzo, que el hombre se queda, a veces, pensando, como queriendo llorar, y, sujeto a tenderse como objeto, se hace buen carpintero, suda, mata y luego canta, almuerza, se abotona. (Considerando en frió, imparcialmente- Poemas humanos).”

         

        Concluyendo, que “El momento más grave de la  vida, no ha llegado todavía”, finalmente,“¿Qué hay de más desesperante en la tierra, que la imposibilidad en que se halla el hombre feliz de ser infortunado y el hombre bueno, de ser malvado?”.

        Entonces, clamaras: “¡Cuídate de la hoz sin el martillo, cuídate del martillo sin la hoz!¡Cuídate de la víctima a pesar suyo, del verdugo a pesar suyo y del indiferente apesar suyo!."

         

        Pues esta noche,  Vallejo, te rodearemos todos los hombres de la tierra, viéndote a ti triste emocionado, abrazaras al primer y ECHARAS A ANDAR.

         

         

                                                                                          Lima 15 de abril del 2010.

                                                                                   

         

         

         

         

                                                                                                                       Urpichallay

         

                                                                       


                                    

         
         
         
         
         
         
         

         

         

        César Lévano
        cesar.levano@ diariolaprimerap eru.com

         

         
         

         

         

         

         

         

         

        Pasión social de Vallejo

          Se cumplen hoy 72 años de la muerte de César Vallejo. Buena ocasión para señalar algunas claves de ese genio de la poesía.

        No debe omitirse la tempranía de la inquietud social y política del poeta. En la entrevista que para Caretas hicimos César Hildebrandt y yo a Víctor Raúl Haya de la Torre en marzo de 1971, pregunté: “¿Vallejo llegaría a tener algún contacto con los grupos obreros?”.

        La respuesta fue:

        “-Poco de eso, sí. A través de Orrego principalmente. Pero a partir de 1913, cuando Vallejo entró a la universidad, él se pone mucho en una actividad literaria, pero, sí, tiene relación. Íbamos. Y, además, estos obreros tenían sus casas en los barrios populares. Y nosotros éramos tan queridos por ellos que, de repente, como ellos trasnochaban también, nosotros íbamos y les tocábamos la puerta. Se preparaba un caldo. Se ponían felices, pues, ellos con las familias”.

        Era un caldo de cultivo político. En primer lugar porque el naciente movimiento obrero de Trujillo estaba animado por el grupo anarquista que animaba el moreno Julio Reynaga.

        Antes, en 1912, Vallejo había sido testigo de una de las mayores, si no la mayor, matanza de obreros en el Perú, la de Chicama. Crónicas señalan que la guardia civil perseguía, entre los cañaverdes, a los obreros del azúcar, para matarlos. El joven poeta trabajaba en esos días en la hacienda Roma.

        Hay otras huellas de la cercanía entre Vallejo y el movimiento social de la época. Recuérdese su admiración y su gratitud hacia Manuel González Prada, el patriarca anarquista. La dedicatoria del poema “Los dados eternos” refleja un trato frecuente entre ambos.

        Vallejo fue más tarde uno de los promotores estudiantiles de la protesta contra la consagración del Perú al Corazón de Jesús. Era ésta una maniobra del dictador Augusto B. Leguía, que buscaba afianzarse en el poder, con la complicidad del Arzobispo de Lima. En los diarios de Lima apareció la citación para una asamblea condenatoria en la Casona de San Marcos. De ahí surgió una marcha de protesta. La invitación estaba firmada por cinco sanmarquinos, entre ellos Haya de la Torre y Vallejo. La iniciativa de la protesta había nacido de los obreros anarquistas.

        He ahí premisas que explican por qué Vallejo fue el primer gran poeta latinoamericano que se afilió al comunismo. Cuando, en Visión del Perú, en julio de 1969, revelé que Vallejo había militado en dos partidos comunistas: el de Francia y el de España, formulé estas preguntas: ¿acaso no llegó él a Trujillo en el año de la matanza de Chicama? ¿No había visto la explotación inhumana de los indios convertidos en mineros? ¿No estuvo en Lima en los años tormentosos de la lucha por las ocho horas?

        Vallejo condensó en poesía una larga historia de dolor, compasión, lucha y esperanza.

         
         
         
         

         
         
         


         


        Invite your mail contacts to join your friends list with Windows Live Spaces. It's easy! Try it!

      El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.