Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Correo de lectores de Radio Bemba

Expandir mensajes
  • macondo_online
    RE: [-cultura] Apéndice concordante:las actividades de los culiflojos genocidas en Centroamerica... HAITÍ ¿RECONSTRUIR QUÉ? Carlos Malbrán, febrero de
    Mensaje 1 de 216 , 22 feb 2010
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto
      RE: [-cultura] Apéndice concordante:las actividades de los culiflojos genocidas en Centroamerica...

      HAITÍ
      ¿RECONSTRUIR QUÉ?

      Carlos Malbrán, febrero de 2010.

      "Sola
      ay estoy sola
      Llevé triunfalmente mi cosecha maravillosa
      pero los laureles que mueren tienen otro aroma
      el aroma desesperado de los adioses sin rencor
      se mezclan tanta aspereza y tanta suavidad
      que no he remplazado mis pobres flores marchitas."
      Jeanine Tavernier-Louis (Poeta haitiana)

      QUISQUEYA LA BELLA
      Quisqueya, (madre de toda la tierra), llamaban los taínos a esta hermosa isla que Haití comparte con la República Dominicana. El ambicioso Colón en su primer viaje la llamó La Española y tan fascinado estaba con Las Antillas que lleno de entusiasmo en su primera carta a los reyes de España les decía:
      "La Hipaniola es maravilla: las sierras y las montañas y las vegas y las campiñas, y las tierras tan fermosas y gruesas para plantar y sembrar, para criar ganados de todas suertes, para edificios de villas y lugares…". Más adelante prometía: "… que pueden ver Sus Altezas que yo les daré oro cuanto hobieren menester…"
      Queda claro que el objetivo de aquella travesía era apropiarse de riquezas y a ello se dedicaron los conquistadores sometiendo al trabajo forzado a los naturales. Con tal empeño lo hicieron que ya a mediados del siglo XVI casi no quedaban indígenas y entonces comenzó el otro genocidio: el de los esclavos de África, que fueron traídos por miles a estas tierras para ser explotados salvajemente.
      Un siglo después, los españoles abandonaron la parte occidental de la isla, que los nativos llamaban Ayiti, (tierras altas), que no tardaría en convertirse en refugio de piratas ingleses que hacían su agosto atacando barcos españoles y ocupando tierras con el visto bueno de su majestad británica. Pero como no eran sólo los ingleses los que andaban a la caza de una parte del botín recién descubierto, los franceses ocuparon Ayití al que llamaron Saint Dominique y continuaron con la obra genocida y devastadora con grandes resultados. En el siglo XVII Haití era el primer productor mundial de caña de azúcar.
      Además de su costo en sangre humana, el precio para Quisqueya fue terrible. Los bosques fueron arrasados para dar lugar a los cultivos de caña, especies, café, chocolate, algodón e índigo y durante la Segunda Guerra Mundial los estadounidenses aceleraron la deforestación para plantar sisal y hevea. La tala continuó con el dictador Duvalier, que vendió al mundo toneladas de maderas finas como la caoba y el resultado es que si al llegar los españoles los bosques ocupaban el 80% del territorio, hoy en Haití se ha reducido al 2% y en República Dominicana al 30%, con las consiguientes consecuencias climáticas.
      Al independizarse los Estados Unidos de Norteamérica, se rompe el monopolio comercial británico y la nueva nación cambia sus proveedores de azúcar, que hasta entonces habían sido las colonias británicas de Jamaica y Barbados, reemplazándolos en beneficio de Saint-Domingue. Por entonces Cabo Haitiano, (Cap Haitien), se llamaba Cap Français y era considerado "El París del Nuevo Mundo". Esplendor teñido por la sangre de más de medio millón de esclavos traídos de África, a los que se propinó el peor trato que se registra en las crónicas de la esclavitud. Las torturas y las injusticias fueron alimentando el rencor de una población negra que superaba en un 90% a los blancos que entre propietarios, burócratas, comerciantes y soldados, no sumaban 40 mil, y los cerca de 28 mil mulatos libres, que eran propietarios de un tercio de las plantaciones azucareras y de los esclavos.

      LA NOCHE DEL 14 DE AGOSTO DE 1791
      Las plantaciones están adormecidas en la molicie del domingo. Por la tarde ha llovido, pero no ha servido de mucho; casi no ha refrescado, la humedad hace más insoportable el calor de agosto. Ahora la tormenta ha cobrado fuerza y los relámpagos iluminan los anegados trillos secretos de la selva donde la adormidera se frunce al paso sigiloso de los negros que caminan chapoteando como movidos por una voz interior que los convoca.
      Empapados por la lluvia, con el agua que les resbala sobre la piel, marchan indiferentes a los truenos y al fango. Van en búsqueda de su destino.
      Durante varias noches las voces graves y profundas han brotado del vientre de los tambores transmitiendo el mensaje en un código ancestral que vino desde África, polizonte involuntario en la memoria colectiva de los esclavos. Es la voz de Damballah, Damballah Dios; Damballah serpiente; Damballah protector; convocándolos a Bois Cayman.
      Vienen por cientos, desde todas partes convergen en aquel claro del bosque, en el que imponente, los espera Bouckman, el gran bokú, poseído por la fuerza de "Ogún de los hierros, Ogún el guerrero, Ogún mariscal, Ogún de las lanzas", que ahora ha detenido la lluvia para que no apague las hogueras que iluminan todo el lugar, pero quedan los truenos, que me mezclan con el repicar de los tambores y dan un toque fantasmagórico a la reunión.
      Sobre un tablado improvisado con troncos para que todos puedan verlo, el gran bokú alza sus brazos y habla:

      "¡Escuchadme todos! Bon Dieu, que ha hecho el sol que nos alumbra desde las alturas, que subleva la mar y hace rugir el trueno, oculto en una nube, nos mira. Él ve lo que hacen los blancos.

      El dios de los blancos pide crimen. Bon Dieu desea bondad.
      Pero Bon Dieu exige venganza. Él dirigirá nuestros brazos. Él nos ayudará. Arrojad la imagen del dios de los blancos que tiene sed de nuestras lágrimas y escuchad la voz de la libertad, que habla a nuestro corazón".

      Dicho esto celebró un ritual de sacrificando un cerdo y dio a todos a beber la sangre caliente.
      Bailaron después una danza de guerra, prestaron solemne juramento de solidaridad; prometieron liberarse de la dominación blanca y desanduvieron luego los caminos.
      Así comenzó la rebelión de esclavos más grande de la historia del continente.

      FRANÇOIS DOMINIQUE
      No conocía la libertad.
      Había nacido esclavo en la parte occidental de la Isla de Santo Domingo en 1743. África no era para él la nostalgia, sino los de recuerdos de sus padres con los que había sido acunado en la plantación de Bayón de Libertas, donde pasó su infancia de niño esclavo.
      Vivaz e inteligente, pronto comprendió que la diferencia entre los mandaban y los que obedecían no estaba solamente en el poder del látigo, sino en saber leer y se aplicó con ahínco estudiar en el poco tiempo que le dejaba su condición de esclavo. Leyó cuanto libro cayó en sus manos, desde las novelas europeas de su tiempo a las "Memorias Militares" de Plutarco o "Epicteto" de Raynal, y por supuesto Voltaire, junto con los enciclopedistas que habían inspirado la Revolución Francesa.
      Su inteligencia llamaba la atención de sus amos que lo convirtieron en su cochero y su capacidad de observación lo llevó a estudiar las cualidades de ciertas yerbas de la selva, convirtiéndose en médico de campo.
      Fue con este cargo que entró años después al ejército el hombre que conocido como Toussaint L'ouverture se convertiría en liberador de sus hermanos de raza, expulsando a los franceses.
      La lucha fue tan terrible como glorioso el resultado. El 1º de enero de 1804 Saint Domique se convirtió en el primer territorio de América Latina que conseguía liberarse del yugo colonial. Era la primera rebelión negra triunfante y dio origen a la primera República negra del mundo. Proclamada la independencia el gobierno revolucionario retomó el nombre de Haití, (Ayiti) y abolió la esclavitud. Osadía que está pagando aún en nuestros días, porque de inmediato todas las "blancas y civilizadas" naciones del mundo, aislaron a Haití, temerosas de que el ejemplo de los esclavos liberados se reprodujera en su misma casa.
      En 1792 la Asamblea Nacional Francesa decidió otorgar la ciudadanía a los hombres libres de color y dos años más tarde abolió la esclavitud de todas las colonias francesas.
      Pero en 1802 Napoleón decide restablecer la esclavitud y envía a Haití un contingente de 24 mil hombres al mando de su cuñado, el general Leclerc, quien consigue engañar a un grupo de los haitianos prometiendo no restablecer la esclavitud. Toussaint Louverture no cree en esta promesa y lucha. Pero la suerte está echada porque la superioridad del ejército francés es notable en número de hombres y armamento. Toussaint ofrece su capitulación a cambio de quedar libre y de que sus tropas se integren al ejército francés. Más cuando llegan las noticias de la reinstauración de la esclavitud en la colonia francesa de Guadalupe, la traición queda al descubierto y los rebeldes reinician la lucha, pero ya Louverture ha sido capturado y es enviado a Francia donde morirá encarcelado en 1803.
      No obstante los haitianos luchan con tal tenacidad que logran vencer a las tropas napoleónicas y entran en Puerto Príncipe, en octubre de 1803. Los franceses que habían perdido miles de hombres se retiran en diciembre y el primero de enero de 1804 se proclama la república.
      Francia será siempre una amenaza para la joven nación y la historia nos muestra un caso que puede parecer inverosímil y absurdo: cazaron a hombres como bestias; los esclavizaron y cuando estos obtuvieron su libertad luchando, la nación que había derrocado a la monarquía bajo la divisa de "Libertad, igualdad, fraternidad", en 1814 exigió a Haití una indemnización de 150 millones de francos oro, que en 1838 rebajó a 90 millones. Un puñado de negros casi desarmados había humillado al ejército napoleónico, y eso debía pagarse muy caro. Recién cuando Haití aceptó pagar, Francia la reconoció como nación independiente y comenzó a percibir las cuotas de la indemnización que Haití terminó de pagar en 1883. Haití es el único caso en América que debió pagar por su libertad un tributo al colonizador.
      La Francia republicana, no sólo no indemnizó a quienes había vejado, sino que les cobró y si usamos la calculadora Haití pagó el equivalente a lo que hoy serían 15 mil millones de euros, pero no nos preocupemos, porque el Presidente Sarkzoy en su reciente visita a la zona de desastre prometió que Francia "donará" 326 millones de euros para ayudar a Haití, claro que esto incluye la condonación de 56 millones que la nación caribeña debe. Lo que en buena aritmética nos dice que de las finanzas francesas sólo saldrán 270 millones de euros.
      Algo no me cierra bien en las cuentas porque según mi calculadora, después de esta "donación", o reintegro si queremos darle su verdadero nombre, Francia le quedaría debiendo a Haití 14730 millones de euros más los intereses correspondientes. ¿O no?
      Desde siempre el pueblo haitiano ha tenido que soportar invasiones, (de Estados Unidos de Norteamérica desde 1915 a 1934), dictaduras bajo el patrocinio de los Estados Unidos, golpes de Estado y nuevas invasiones, para ostentar el doloroso blasón de ser el país que ha sufrido más cantidad de intervenciones imperialistas en América Latina. Si antaño Haití fue una colonia con mayoría de esclavos, como república nació aislada y sometida a la explotación. Las decisiones sobre lo que debía o no hacerse en el país fueron tomadas invariablemente en el exterior. Pongamos un ejemplo: En 1930, para evitar confusión entre el nombre de la República de Haití y el nombre la isla, la Junta de Geografía de los Estados Unidos (U.S.G.B./United States Geographic Board) decidió, de manera unilateral, nombrar la isla como Hispaniola en homenaje a los colonizadores españoles. Nadie protestó por esto y así fue borrado de un plumazo todo el pasado de los taínos.
      En los últimos días el mundo ha sido testigo del drama del pueblo haitiano víctima de una catástrofe natural que no es sino una más de sus penurias que viene a sumarse a la calamidad social y económica a que ha sido históricamente sometido por los amos del mundo y los terratenientes nativos asociados a ellos que lo han convertido en el pueblo más pobre de América.


      UN TERREMOTO MUY LARGO
      Más de 300 mil seres humanos quedaron sepultados por el terremoto y a simple vista se puede observar que si las condiciones de vida hubieran sido otras, el número de víctimas habría sido mucho menor, porque Haití no está en ruinas por el movimiento sísmico, sino que lo estaba mucho antes de que este sucediera.
      Desde 1957 hasta 1986 el país estuvo en manos del dictador François Duvalier, conocido como "Papá Doc", que se encargó de instaurar una de las más feroces dictaduras que ha conocido América con fuertes lazos con la Casa Blanca y fue sucedido por su hijo Jean-Claude, que sería derrocado por un golpe de estado.
      En 1988 Jean-Bertrand Aristide, un cura salesiano de una pequeña parroquia de Puerto Príncipe declaró: "El imperialismo americano ha sustentado al gobierno de Haití. Las elecciones no son la salida, las elecciones son un modo de aquellos en el poder para controlar al pueblo. La solución es la revolución, primero en el espíritu del Evangelio; Jesús no podía aceptar que el pueblo pase hambre. Es un conflicto entre clases, entre ricos y pobres. Mi trabajo es de predicar y organizar...". Esto y ser expulsado de la orden fueron la misma cosa, pero en 1991se convirtió en el primer presidente electo democráticamente y una de sus primeras medidas fue proponer un aumento del salario mínimo de 1.76 a 2.94 dólares y si antes lo habían echado de la congregación salesiana, las empresas maquiladoras norteamericanas en Haití, Nike, Levis y Wrangels, entre otras, corrieron a llamar a la CIA que se agenciaron a unos cuantos militares y prepararon y financiaron el golpe de estado que derrocó a tan atrevido presidente, que no entendía algo tan simple como: usted nos deja explotar a su pueblo, enriquézcase y haga como que gobierna.

      Pero algo salió mal, a los haitianos esto no les gustó y además hubo una reacción internacional contra el golpe. El remedio fue peor que la enfermedad y el caos paralizó la producción de las empresas estadunidenses, que otra vez tocaron a las puertas de la Casa Blanca para encontrar solución. Aristide fue repuesto en su cargo, después de asegurar la impunidad de los golpistas.
      Una vez más las tropas norteamericanas se apropiaron de Haití, ahora con el aval del Consejo de Seguridad de la ONU y ya que estaban se apoderaron de toda la documentación referente a las violaciones a los derechos humanos cometidas por la dictadura militar y es posible que también de las pruebas de la participación de la CIA.
      Aristide fue reelecto en 2004. Esto era más de lo que los norteamericanos podían soportar y entonces se encargaron de sitiarlo económicamente y asediarlo con el Fondo Monetario Internacional. El Presidente haitiano no había aprendido la lección, de modo que volvió a insistir con el asunto del salario mínimo, y como si esto fuera poco, tuvo además el atrevimiento de reclamarle a Francia la devolución de aquella "indemnización" de la que ya hemos hablado. Era mucho, Los Estados Unidos y Francia se encargaron de expulsarlo del poder.
      Inmediatamente después de la invasión franco-yanqui, el gobierno norteamericano buscó la complicidad de la ONU para crear una fuerza internacional que disfrazada de misión humanitaria mantuviera al país ocupado militarmente, Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Bolivia, el Salvador y Paraguay, y otros, se prestaron al juego. Algunas de las labores "humanitarias" de estas tropas han sido aplastar la resistencia haitiana a la que prefirieron llamar "proliferación de delincuentes armados" realizando verdaderas masacres en Solei Citi, el barrio más pobre de Puerto Príncipe, y bastión de los partidarios de Aristide, con un costo de 150 muertos y unos meses antes del terremoto reprimir brutalmente, con un saldo de cinco muertos, la huelga de más de un mes que sostuvieron los trabajadores textiles, que cobran 46 dólares mensuales y reclamaban aquel aumento que quería otorgar Aristide.
      En cuanto esta "misión humanitaria" estuvo instalada el gobierno de EEUU hizo aprobar una ley que libera del pago de impuestos, terrenos, luz y gas a las multinacionales que se instalen en Haití, ley que fue extendida por otros 10 años más por el gobierno títere de Preval.
      Nunca un terremoto ha sido tan oportuno porque tal como estaban las cosas, el estallido social era inminente, y le permitió al Presidente Obama enviar rápidamente más de 10 mil marines a tomar militarmente el país.
      Médicos Sin Fronteras y otras instituciones han denunciado que la invasión yanqui impidió la ayuda sanitaria en los primeros momentos y Françoise Saulnier, directora jurídica de MSF declaró: "La cirugía es una prioridad urgente en tales catástrofes. Están los tres primeros días para sacar a la gente de los escombros, los tres días siguientes para hacerles las intervenciones quirúrgicas y después la comida, el abrigo, el agua. Se mezcló todo, la atención a la vida de la gente se atrasó en tanto que la logística militar que puede ser útil al cuarto o aun al octavo día, atestó el aeropuerto" y agregó que los tres días que se perdieron crearon importantes problemas de infección, de gangrenas y hubo que hacer amputaciones que se hubieran podido evitar.
      Canadá Haití Action Network denuncia que "Desde que la Fuerza Aérea de los EE.UU. tomó el control unilateral del aeropuerto de Puerto Príncipe, se ha privilegiado a los vuelos militares sobre los civiles humanitarios. Como resultado, un número incalculable de personas han muerto innecesariamente... "
      La ayuda norteamericana ha sido a punta de bayoneta y mientras el Presidente Obama promete apenas 100 millones de dólares de ayuda para los haitianos que son casi nueve millones de seres humanos en la miseria más atroz que se pueda imaginar, destinó varios billones de dólares para salvar a un puñado de banqueros que estafaron al mundo.
      Por supuesto era necesario que los medios justificaran la invasión y con total obediencia se han dedicado a manipular la información con una carga de racismo que nos recuerda al señor Goebbels de los mejores tiempos del Tercer Reich, calificando a las víctimas de saqueadores y carroñeros.
      Un investigador de la talla de Pascual Serrano escribió al respecto: "El abuso de los vocablos "saqueo" y "pillaje" es constante e ilícito en la medida en que en la mayoría de los casos los objetos que son apropiados son de uso básico y vital. Los damnificados de un terremoto que se han quedado sin vivienda, sin comida y sin agua, no roban una televisión de plasma o un aire acondicionado. Sin embargo los titulares insisten en estas palabras delictivas…", y el propio Wall Street Journal señaló que "funcionarios de EE.UU. han puesto de relieve las cuestiones de seguridad por el retraso en el suministro de ayuda. Pero un equipo de médicos cubanos se ha visto tratando a cientos de pacientes sin ningún tipo de arma de fuego o soldado visible. La embajada de Estados Unidos en Haití dice que no ha sido capaz de entregar el equipo necesario "por razones de seguridad". Pero de hecho, no se ha reportado un solo caso de trabajadores de ayuda atacado por los haitianos".
      La realidad es que Haití está situada en un punto estratégico en el mapa geopolítico de América, en un lugar desde el cual se puede controlar todo el Caribe, Centro América y parte de Sudamérica, a lo que hay que agregar que sólo 90 kilómetros la separan de Cuba. Pero además con trabajadores de salarios más bajos que los de la Cuenca Asiática y muy cercano al mercado norteamericano, lo hacen el lugar ideal para las maquiladoras norteamericanas. Todo lo que explica la precipitada "ayuda" norteamericana y tenga usted por seguro que mientras usted lee esto, algunos empresarios de la gran nación del norte, se relamen haciendo cálculos sobre lo que ganaran "ayudando" en la reconstrucción de Haití.
      Porque ahora se habla insistentemente de reconstruir. Sólo que como soy muy mal pensado me pregunto:

      ¿RECONSTRUIR QUÉ?

      Porque dice el diccionario que reconstruir es volver a construir y echemos un vistazo a lo que había antes del terremoto para ver si vale la pena:
      Desde hace años todas las noches se corta el suministro de energía eléctrica, porque las tormentas tropicales de 2008 barrieron con la ya de por sí escasa infraestructura eléctrica y de comunicaciones.
      El analfabetismo es de más del 47%; el 90% de las escuelas son privadas y las secundarias matriculan sólo al 20% de la población elegible.
      El 80% de la población está desocupada y vive por debajo del umbral de pobreza y dos tercios de ella dependen de la pesca y la agricultura fragilizada por el empobrecimiento del suelo y la deforestación que continuará su marcha acelerada porque en medio de la pobreza, la mayor parte de la gente cocina con leña.
      El promedio de vida alcanza a 57 años y casi la mitad de las causas de muertes están atribuidas al VIH/SIDA, infecciones respiratorias, meningitis y enfermedades de diarrea, incluyendo el cólera y la tifoidea, mientras el promedio de hijos por mujer es de 4.86, el más alto de continente. Sólo la mitad de los niños están vacunados y únicamente el 40% de ellos tiene acceso a asistencia médica básica. El 90% de los niños del Haití sufren de enfermedades hídricas y de parásitos intestinales.
      Aproximadamente el 5% de la población adulta sufren del VIH. Los casos de tuberculosis son de diez veces más altos que el promedio del resto de América Latina.
      La renta per cápita el año pasado fue de 772 dólares, la más baja del continente que coloca a Haití en la posición 150 de 177 países en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU.
      Si queremos tener una idea del nivel de pobreza, digamos que a gran parte de la población sus ingresos no le alcanzan para comprar pan, arroz u otros alimentos básicos y subsisten adquiriendo a bajo precio una especie de galleta hecha con barro, (si, leyó bien: fango), manteca vegetal y sal, con los consiguientes resultados en cuanto a desnutrición y otras enfermedades.

      ¿Esto es lo que se quiere reconstruir?
      ¿Reconstruir un paraíso de hambreados trabajadores, con los salarios más bajos del mundo para que las empresas norteamericanas puedan explotarlos con total impunidad, teniendo además la ventaja de no pagar impuestos ni prestaciones?

      ¿Reconstruir la miseria?
      Las televisoras, siempre atentas al ranking, se han disputado en estos días las imágenes del horror y precipitadamente organizaron maratones para recaudar ayuda, que por supuesto Haití necesita. Haciendo hincapié en un supuesto vacío de poder y la actitud vandálica de los habitantes de un país que es inferior y está compuesto por negros violentos proclives al saqueo.

      Grandes estrellas de la farándula, y otros que no son tan grandes pero encontraron en ello una forma de que los vean, se tomaron de la manito y alegremente cantaron por Haití, lo que igualmente sirvió a las televisoras porque eso también sube el ranking.
      Haití tiene una larga historia de robos de niños, adopciones ilegales e incluso de vehementes sospechas de tráfico de órganos de niños, pero el mundo parece que acaba de enterarse que esto sucede.


      POBRE HAITÍ
      Se habla de reconstruir, no de reparar siglos de injusticia; no de devolver lo que a lo largo de su historia le han arrebatado a esta pequeña nación que fue la primera en liberarse de América Latina.
      El Haití de los negros sublevados que un día dijeron no a la ignominia.

      El Haití del general Alexandre Petion, que siendo presidente apoyó a Simón Bolívar económicamente para que preparara allí en 1816 la Expedición de los Cayos, que sería determinante para la independencia de la Gran Colombia.
      Dentro de pocos días no habrá personas emergiendo milagrosamente de entre los escombros del terremoto; la sangre se habrá secado y las imágenes de un Haití devastado pero carentes de morbosidad, dejarán de interesar a los canales de televisión.
      Seguirá el hambre, la miseria endémica y el tráfico ilegal de niños, pero Haití habrá desaparecido de las pantallas, dejando lugar a nuevas noticias mientras los marines norteamericanos imponen la "ayuda estadounidense" y las condiciones de una "reconstrucción" que resulte beneficiosa para el imperio.


      From: macondo_online@...
      Date: Sun, 21 Feb 2010 13:25:19 +0000
      Subject: [-cultura] Apéndice concordante:las actividades de los culiflojos genocidas en Centroamerica...
      MILITARES ARGENTINOS
      En noviembre 1981, jefes militares y oficiales de inteligencia de 20 países latinoamericanos se encontraron discretamente con oficiales estadounidenses en Washington. El secretario de Defensa US Caspar Weinberger y el ministro de defensa salvadoreño José Guillermo García fueron los oradores principales de esta reunión en la cual se discutió como contrarrestar "el terrorismo, la subversión y la insurrección armada" en toda América Latina. Y en esas fechas viajó la embajadora US ante las Naciones Unidas, Jeane Kirkpatrick a Argentina, Uruguay y Chile, para charlar sobre el incremento del involucramiento militar de esos países en Centroamérica. Mientras, en Honduras, militares norteamericanos organizaban una fuerza paramilitar latinoamericana, financiada con dinero de la CIA (en Sojourners, abril 1982).
      En un informe de Americas Watch, diciembre de 1982, ya se mencionaba la presencia de "asesores" argentinos en Honduras (ver p. 353, Informe Valladares).
      En diciembre de 1983, la revista Humor informaba que el Ejército argentino, a través de Fabricaciones Militares, había vendido material bélico secreto a Honduras. Clarín del 20-12-83 daba la noticia que "Honduras desmiente compra de armas". En "Humor" número 118 (21-12-83), se menciona que "el número de asesores argentinos que entrenaban a los contrarrevolucionarios somocistas eran nada más y nada menos que de cincuenta", pero sin dar mas detalles.

      En "Humor" núm. 121 del 26-01-84, Roberto Bardini escribe un artículo "Por si había dudas."ASESORES" ARGENTINOS EN HONDURAS". Este artículo es citado en el informe "Los hechos hablan por sí mismos" (Informe Preliminar sobre los desaparecidos en Honduras 1980-1993, del Comisionado Nacional de Protección de los Derechos Humanos, Ed. Guaymuras, enero de 1994 (informe Valladares).
      Allí, se menciona que ya el 13 de agosto de 1980, el diario "Tiempo" de San Pedro Sulas, Honduras, titulaba que "Miembros del ejército argentino entrenan bandas paramilitares", dónde aparece el nombre del mayor Correa (y del comodoro Carlos Cavándoli, vice canciller argentino, quien se entrevistó con funcionarios del gobierno militar hondureño). Se menciona también en el artículo de "Humor" al coronel Santiago "Balita" Villegas.
      Aparece también el nombre del capitán Héctor Francés García, quien en un video dice que había ingresado al Batallón de Inteligencia 601 y en una escuela en la provincia de Buenos Aires, dónde recibió instrucciones, y que realizó tareas de inteligencia en Costa Rica y otros países. Menciona al coronel Mario Davico, del ejército argentino, a los coroneles Santiago Villegas y Osvaldo Riveiros.

      En una nota del New York Times, escrita por Leslie H. Gelb, con fecha en Washington el 8 de abril de 1983, y reproducida en Mexico por el Excelsior, se informa que la participación estadunidense en las actividades clandestinas contra el gobierno de Nicaragua aumento considerablemente en 1982, cuando Argentina dejo de ayudar a los rebeldes, luego de que Reagan respaldo a Gran Bretaña en la guerra de las Malvinas. En esta nota, se dice que hasta los primeros meses de 1982, Argentina fue la principal encargada de financiar y entrenar a la "contra".
      Explica el periodista que todo empezó con un acuerdo entre la Administración Reagan y la Junta de Gobierno al mando entonces del Gen. Leopoldo Galtieri. Según ese acuerdo, Argentina se encargaría de detener el flujo de armas que, a través de Nicaragua, llegaban a El Salvador y Guatemala.
      En el libro "Malvinas: la trama secreta", de 1986, pp. 27, se menciona que Argentina envió expertos en contra-insurgencia (informe Valladares, pp. 351)
      Nombres de asesores militares argentinos que aparecen en el informe de Valladares (más datos recopilados en Noticias Aliadas, 21-07-94):
      Gen. Alberto Alfredo Valín o Mario Valín (gen. de brigada 02-78/12-79 Estado Mayor General del Ejército, ver pp. 17 del libro "692..." del CELS); uno de los jefes del Grupo de Tarea 1 cuando era Coronel; murió en 1996; había entrenado a la Guardia Nacional de Somoza en Nicaragua.
      Coronel (?) Mario Davico o Davido.
      Coronel Osvaldo Ribeiro o Riveiro, alias Balita (según Francés, jefatura política y de operaciones)
      Coronel Santiago Hoyas, o José Hoyas u Oyas, alias Santiago Villegas (según Francés, jefe de Logística Militar; era oficial de inteligencia, su arma era la Infantería, egresó en 1949).
      Héctor Francés o Héctor Ricardo Francés García, o Estanislao Valdez o Valdés (aparece en un video presentado por la FELAP el 30-11-82, hablando de los argentinos en Honduras; estuvo en el Batallón de Inteligencia 601 del Primer Cuerpo del Ejército basado en Campo de Mayo, y enviado a Centroamérica -Costa Rica, Panamá, Honduras).
      Coronel (?) Jorge O'Higgins (mencionado como agregado militar en Tegucigalpa, desde comienzos de 1982 hasta fines de 83; instructor de militares hondureños, participó en arrestos ilegales y ejecuciones a disidentes; Infantería, egresó en 1954, pasó a retiro efectivo en 1988).
      Coronel (?) Jorge de la Vega (o Rafael?) (asesoramiento a militares hondureños, participó en secuestros y asesinatos; especialista en Planificación militar).
      Emilio Jason Coronel Carmelo Gigante o Carmilio Grande (especialista en planificación militar, entreno a militares hondureños y los organizó en bandas paramilitares; condecorado por el ejército hondureño en febrero (83?).
      Juan Carlos Galasso o Galeso.
      Juan Martín Ciga o Ciga Correa, alias Mariano Santamaría (apresado por hurto en 1984 en Mar del Plata con identificación falsa como mayor del ejército Mariano Santamaría).
      César Carro Leandro Sánchez Reisse (civil, contador público -obtuvo la licenciatura en Administración de Empresas en al Universidad del Salvador- administró el "Grupo de Tareas Exteriores" del Ejército, actualmente (?) preso por el secuestro de un empresario; según Página-12 del 01-12-95, Leandro Ángel Sánchez Reisse, alias Lenny o El Marques, es ex-agente de inteligencia del ejército; integrante del Batallón 601 fue acusado del secuestro extorsivo del financista Fernando Combal en mayo de 1979; estaba a punto de salir en libertad porque, según este P-12, el juez lo benefició con la excarcelación bajo una caución de 70 mil dólares (una propiedad en fianza), pero parece que se apeló esta decisión y sigue encarcelado; fue detenido en Suiza en 1981, pero logró escapar de la cárcel de máxima seguridad de Champs Dollon en 1985; Champs Dollon, dónde estaba también Licio Gelli, de la Logia P2,.y parece ser que se hicieron amigos allá... ; fue detenido posteriormente en los Estados Unidos (donde, el 23 de julio de 1987, se presentó ante la subcomisión del Senado norteamericano que entiende en los casos de "Terrorismo, estupefacientes y operaciones internacionales", y aseguró entonces que la dictadura argentino intervino en el golpe del 17 de julio de 1980 en Bolivia), extraditado a la Argentina, dónde salió en libertad en virtud de un polémico fallo judicial...; después, la policía española lo detuvo en un hotel de San Lucas de Barrameda, Cádiz, en mayo del 95; contó a la policía que tenía negocios en España y otros países europeos, y un chalet en Sevilla. Fue extraditado el 1 de noviembre de 1995. Estaría vinculado con la colocación de una bomba en una emisora radial Noticias del Continente que funcionaba en Costa Rica.
      Carlos Alberto Durich, Roberto Alfieri González, alias Francisco Díaz (Mendoza), Carlos Chacón y Dr. Murcia (capitán de policía en Argentina; agregado militar en El Salvador; en 1988, vivía en Tegucigalpa y desapareció. Su esposa Auralia Lilian Martell aseguró que estaba detenido e incomunicado en dependencias de la Dirección Nacional de Investigaciones, acusado de haber matado a un policía de inteligencia militar, subteniente Humberto Joya Maldonado...).
      Visita de Leo Valladares en Argentina, octubre de 1996:

      Leo Valladares en intenta revisar archivos argentinos

      Un funcionario de Honduras llegara a Buenos Aires el miércoles, en procura de información sobre la participación de militares argentinos en actos violentos de los derechos humanos en Centroamérica desde fines de la década de los sesenta, informa hoy un cable de la AP, procedente de Buenos Aires.
      Leo Valladares Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, informo desde Tegucigalpa al diario Clarín haberle enviado una carta al presidente Carlos Menem, solicitandole poder revisar "todos la documentación, ya sea pública o que actualmente sea considerada como secreta (clasificada) con el objeto de determinar que fue lo que ocurrió en Honduras".

      La dictadura militar argentina instalada en 1976 envío "asesores" de las Fuerzas Armadas a Honduras a fines de los 70 y comienzos de los 80. Su objetivo principal era participar junto con militares norteamericanos, en impartir instrucción en métodos anti-guerrilleros al ejército y la policía hondureños, y también colaborar en el entrenamiento de los grupos "contras" nicaragüenses que hostilizaban al gobierno sandinista de Nicaragua.

      La carta enviada por Valladares a Menem sostiene que "efectivos argentinos estuvieron a cargo del entrenamiento de militares hondureños sobre todo para la participación de diferentes métodos de tortura.

      Cuando visito Honduras en mayo pasado, el presidente Menem prometio públicamente facilitar cualquier documentación sobre la actuación de asesores militares de este pais en Centroamérica. Esa actividad concluyo a raíz de la guerra de Las Malvinas de 1982, en la que Estados Unidos prestaron abierto apoyo a Gran Bretaña.

      Valladares dijo a Clarín haber solicitado reunirse con el ministro del Interior, Carlos Corach, y con el jefe del ejército, general Martín Balza. Pero eso encuentros no fueron aun confirmados.

      (EH-p.12)

      Y más sobre la visita de Leo Valladares:

      Comisionado viaja a argentina para agilizar desclasificación.

      La solicitud que el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras, doctor Leo Valladares, hará esta semana a la autoridades de Argentina revivirá de nuevo aquí el subyacente tema de las desapariciones forzadas en los años 80.

      Valladares llegara el 18 de octubre a Buenos Aires para reunirse con el jefe de las Fuerzas Armadas de Argentina, general Martín Balza, y el ministro del Interior, en busca de datos sobre la presunta asesoría argentina a paramilitares hondureños.

      "Lo que pretendo es que el gobierno de este pais me entregue información sobre la participación de ciertos militares argentinos en los secuestros y desaparición de dirigentes populares hondureños en los años 80" dijo Valladares.

      El dirigente humanitario apunto que en ese sentido solicito la cooperación del presidente de Argentina Carlos Menen, pero aclaro que aun desconoce si podrá reunirse con él durante su visita a Buenos Aires. (END-p.9)

      El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, doctor Leo Valladares, admitió la posibilidad de recurrir a la Organización de Estados Americanos (OEA) si Argentina no responde a sus reclamos para aportar datos sobre la actuación de ex represores de este pais en Centroamérica, según un cable de la Agencia Francesa de Prensa, procedente de Buenos Aires.

      "No puedo mantener el tema eternamente abierto. En unos seis meses mas haré un nuevo informe y detallare los resultados de mis entrevistas con los funcionarios. Si no me contestan, yo tendría que estudiar es posibilidad de recurrir a la CIDH", señala la AFP citando un medio bonaerense. (13 de octubre, LP pp.3).

      Menem dice que ayudara a honduras a investigar represión

      Jueves, 17 de octubre de 1996. Tegucigalpa, MDC.

      El presidente argentino Carlos Menem dijo que su país ayudará a Honduras a investigar la participación de militares argentinos en la represión en ese país. "Si solicitan colaboración tengan la más absoluta seguridad de que la van a tener" manifestó Menem a la Prensa.

      Valladares llegó hoy a Buenos Aires para tratar de determinar cuál fue el verdadero papel de los militares argentinos en la represión militar en la década pasada en Honduras, en la que hubo 184 desaparecidos. Valladares dijo a Reuters que sospecha que los militares argentinos que entrenaron a sus pares hondureños les dieron además entrenamiento en tortura, y "desaparición" de personas y que incluso pueden haber participado en esos actos.

      "Dentro de ese entrenamiento existieron algunas practicas y algunas maniobras para contrainsurgencia y dentro de ellas muchas prácticas violatorias de los derechos humanos, como la tortura y la desaparición forzada de personas", afirmó.

      "Lo que sí es seguro es que estas personas entrenaron en la práctica insurgente, lo que tenemos que determinar es que si también participaron en estos actos", agregó.

      Valladares, quien participará la semana próxima en una convención internacional de activistas de derechos humanos en Buenos Aires, dijo que intentar reunirse con el ministro del Interior Carlos Corach y el jefe del ejército general Martín Balza, para indagar sobre el papel de los militares argentinos en la represión de Honduras.

      Balza es tal vez el militar argentino más popular de las últimas décadas, luego de haber pedido el año pasado perdón públicamente por los excesos cometidos por los militares argentinos durante la dictaduras de 1976-1983 en la que desaparecieron miles de personas. Valladares tratar de acceder a la información confidencial, aunque no se hace demasiado ilusiones.

      "Yo pienso en lo óptimo que ser recibido, se me van a dar las facilidades, pero no creo que las cosas las tengan muy a mano, sino que lo tendrán celosamente guardado y que habrá que hacer un trabajo duro de investigación, documento por documento", afirmó. (T- pp.15)

      Menem promete colaborar en investigación sobre los desaparecidos en honduras

      El presidente Carlos Menem se comprometió a colaborar en la investigación de militares argentinos en las violaciones de los derechos humanos cometidos en Honduras. "Tengan la más absoluta seguridad de que van a tener mi colaboración", dijo Menem en una reunión con periodistas de medios extranjeros.

      El presidente argentino señaló que aún no ha recibido una petición de audiencia por parte de Valladares, que asiste en Buenos Aires al VI Congreso del Instituto del "Ombudsman" (defensor del pueblo).

      Valladares declaró este sábado en Tegucigalpa que aprovechar el viaje a Buenos Aires para buscar información sobre los delitos de represión cometidos en su país durante los años ochenta. (LP- pp.16A)

      Comisionado nacional de los derechos humanos

      Ecos del comisionado

      Tegucigalpa Miércoles, 16 de octubre de 1996

      Valladares Lanza llega a Argentina.

      La desclasificación de documentos que ayuden a esclarecer las violaciones de los Derechos Humanos en la década pasada Honduras gestionar durante su estadía en Argentina el titular del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Leo Valladares Lanza.

      El doctor Valladares Lanza, llegó hoy 16 de octubre a Buenos Aires con el propósito de asistir al VI Congreso Internacional de Ombudsman, ocasión que aprovechar para solicitar a las autoridades del gobierno el apoyo manifestado en este sentido por el presidente argentino, Carlos Saúl Menen en su visita en Honduras en el pasado mes de mayo.

      Ecos del Comisionado a continuación detalla una carta enviada por Valladares Lanza el 2 de septiembre de este año, en donde le solicita al presidente Menen su cooperación para determinar hasta que grado militares argentinos colaboraron con las Fuerzas Armadas hondureñas para violentar los Derechos Humanos en nuestro país en la década de los 80.

      Texto completo de la carta que entregó Leo Valladares al gobierno argentino:

      Doctor Carlos Saúl Menem

      Presidente constitucional de la

      República Argentina.

      SU DESPACHO.

      Señor Presidente:

      El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, es el Ombudsman creado por la Constitución de Honduras y elegido por el Congreso Nacional, es una figura similar al Defensor del Pueblo de la Legislación argentina.

      La misión fundamental del Comisionado Nacional es velar por el respeto de los Derechos Humanos y fortalecer el funcionamiento del Estado de Derecho.

      En atención a esta misión, el Comisionado Nacional elaboró en 1993 un informe provisional sobre los desaparecidos en Honduras, "Los hechos hablan por si mismos", que documenta 184 casos de desapariciones forzadas de personas y determina responsabilidades del Estado por medio de sus funcionarios.

      Este informe se entregó oportunamente al Fiscal General de la República y, la Fiscalía de Derechos Humanos adelanta procesos criminales en contra de los presuntos responsables, algunos de los cuales en el momento se encuentran prófugos.

      Como parte de las investigaciones se solicitó al Gobierno de los Estados Unidos de América la desclasificación de documentos que puedan suministrar información en relación a las violaciones a los Derechos Humanos en Honduras, durante la pasada década. En el presente ya han recibido algunos documentos y se espera recibir muchos mas

      Existen indicios claros de la participación, en Honduras, de oficiales adscritos a las Fuerzas Armadas Argentinas en el entrenamiento y asesoría de los ejecutores de esta terrible práctica que es la desaparición forzada de personas, lo que se consigna en el expresado informe sobre los desaparecidos en Honduras.

      Señor Presidente, los hechos que estamos investigando son sumamente dolorosos y han producido profundas heridas en la sociedad hondureña. La única forma para cerrar estas heridas es determinar la verdad y con ella hacer justicia.

      En atención a ello, y para esclarecer la responsabilidad de las autoridades hondureñas en estos hechos, muy respetuosa mente, le solicitamos que ordene a las autoridades respectivas de su país poner a nuestra disposición toda documentación, ya sea pública o que actualmente sea considerada como secreta ("clasificada"), con el objeto de determinar que fue lo que ocurrió en Honduras.

      En concreto pedimos información sobre los siguientes temas:

      1. Presencia de militares argentinos en Honduras entre 1980 y 1990:

      a) Características de la misión argentina en Honduras en ese período.

      b) Nombre, rango y actividad especifica del personal militar, civil (inteligencia) y de policía argentino asignado a Honduras.

      c) Coordinación con las autoridades y fuerzas de seguridad hondureñas.

      d) Coordinación con la CIA y con otras entidades del gobierno de los Estados Unidos de América.

      2. Venta de armamento y entrenamiento en contrainsurgencia a las fuerza de seguridad hondureñas:

      a) Venta de material militar por parte de Fabricaciones Militares a Honduras.

      b) Detalles del entrenamiento ofrecido a personal de seguridad hondureño.

      c) Rol argentino en la organización de unidades de élite de contrainsurgencia y grupos paramilitares hondureños.

      3. Rol argentino en la organización y entrenamiento de los llamados "contras" nicaragüenses (Fuerza Democrática Nicaragüense, (FDN y otras de su conocimiento)) en territorio de Honduras:

      a) Nombre y rango del personal militar y de inteligencia asignado a dicha operación, su periodo de servicio y descripción de sus actividades.

      b) Datos sobre el estado mayor argentino a cargo de la operación.

      c) Datos sobre los campos de entrenamiento establecidos con participación argentina en territorio hondureño.

      4. Naturaleza del Acuerdo Tripartito entre Argentina, Honduras y los Estados Unidos (1981) para apoyar y promover a la "contra" nicaragüense con base de operaciones en Honduras.

      5. Coordinación de las operaciones militares argentinas en Honduras. Responsabilidad de:

      a) La Jefatura II (Inteligencia) del Comando en Jefe del Ejército.

      b) El Batallón de Inteligencia 601 (Ejército).

      c) La Cancillería argentina y su Embajada en Tegucigalpa.

      d) Institutos Militares.

      e) Ministerio de Defensa

      f) Fabricaciones Militares.

      g) Secretaria de Inteligencia de Estado (SIDE).

      6. Financiamiento de las actividades militares argentinas en Honduras:

      a) Transferencia de fondos a Honduras destinados a la "contra".

      b) Vínculos con la Central Intelligence Agency (CIA).

      Señor Presidente, no dudamos que Usted atender esta petición tal y como lo expresó a los medios de comunicación en su visita a Honduras, en Mayo pasado, y pondrá a nuestra disposición, para ser entregada a las autoridades hondureñas, la documentación que se refiere a los casos detallados, y así determinar la responsabilidad de nuestras autoridades en esa época, con lo cual cerraremos esta terrible página de la historia de Honduras, y esto solo se puede lograr conociendo la verdad, que nos hará libres, y dar fuerte apoyo a nuestro proceso democrático.

      Aprovecho la oportunidad para expresarle al Señor Presidente, mis altas muestras de consideración y respeto.

      Fdo. Leo Valladares Lanza

      Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

      Resumen de prensa.

      La visita del Comisionado en Buenos Aires fue del 16 al 23 de octubre. La Nación del 02-10-96, en una pequeñita nota de 9 cortas lineas de la última página de su sección 4, Espectáculos, anunciaba la llegada de Valladares para el 17... Al leer esto, en Serpaj nos pusimos directamente en contacto con él, para ofrecer nuestros servicios.
      En la prensa argentina, notas anteriores a la visita de Valladares:

      Militares argentinos en honduras.

      En una nota de La Nación del 30-12-93, reproducen una nota de AP (Associated Press), con el título "Militares argentinos acusados en Honduras":

      "El comisionado gubernamental de derechos humanos, Leo Valladares, denunció que unidades especializadas en contra inteligencia de las fuerzas armadas de Honduras, entrenadas por militares norteamericanos y argentinos, y apoyadas por rebeldes contras nicaragüenses, participaron en la desaparición de por lo menos 184 personas en la década pasada.

      Instó al presidente Rafael Callejas a extraditar de Nicaragua a los jefes de los ex contras y a 13 militares de la Argentina que "cometieron, ordenaron o financiaron estos delitos". Entre los militares argentinos se menciono al general Alberto A. Valin, los coroneles Mario Davico, Osvaldo Ribeiro, José Joyas, Héctor Francés, Jorge O'Higgins, Carmelo Grande y Jorge de la Vega, y los oficiales Juan M. Ciga Correa, Emilio Jason, Juan C. Galesio, Cesar Carro y Leandro Sánchez Reisse.

      Los nombrados pertenecieron, presuntamente, al Batallón de Inteligencia 601 del Primer Cuerpo del Ejército con asiento en Campo de Mayo, en Buenos Aires, cuyo jefe era el general Guillermo Suárez Mason, juzgado y condenado por violaciones a los derechos humanos."

      El 6 de mayo de 1996, Menem y una comitiva (en el cual le toca a Balza -parece ser que en cada viaje presidencial va uno de los jefes de las FFAA) están en Honduras (Irán también a El Salvador y Panamá).

      En Clarín del 13-6-95, hay una nota sobre el tema ("La Argentina y la CIA entrenaron a torturadores en Honduras", y dan estos nombres: Gen Mario Holl, alias Balín (será el mismo que cita la Nación), y los coroneles Santiago Villegas (no figura en la lista de la Nación), Osvaldo Riveiros, Jorge Hogigins, Jorge de la Vega, Carmelo Grande, Emilio Jasón, Mario Davico y Héctor Francés García (figuran, cambia a veces la ortografía...).

      En este artículo, basado en otros que aparecieron en el diario The Baltimore Sun, de EEUU, se dice que los argentinos trabajaron estrechamente con los agentes de la CIA en el campo entrenamiento de Lepaterique, a 25 kilómetros al oeste de la capital. Según el testimonio de Óscar Alvarez, miembro de las fuerzas especiales hondureñas, los argentinos fueron los primeros en enseñar las tácticas de tortura y desaparición de los detenidos.

      Más todavía:

      Página-12 del 8 de mayo de 1996 informa sobre este tema también, en una nota de un periodista de P-12, Ernesto Seman, quien se encuentra en Honduras siguiendo el viaje presidencial (hoy, están en El Salvador). Recuerda la nota que el Comisionado Nacional de Protección de los DD.HH. denunció que al menos 13 argentinos, la mayoría de ellos militares, colaboraron en la represión ilegal en Honduras. Dice la nota que Berta Olima, presidente del CODEH (Comité de DDHH de Honduras) aprovecho la visita de Menem para reclamarle la colaboración argentina en la identificación de los represores.
      En 1980, ya había asesores argentinos en el pais. Muchos se alojaban en el Hotel Honduras Maya. Los nombres (tal como aparecen en P-12) son: general Alberto Alfredo Valin o Mario Valin, coronel Mario Davico o Davido, coronel Osvaldo Ribeiro o Riveiro, alias Balita, coronel José Hoyas u Ovas, alias Santiago Villegas, Héctor Francés o Héctor Ricardo Francés García o Estanislao Valdez, coronel Jorge O'Higgins, coronel Jorge de la Vega, Emilio Jasón, coronel Carmelo Giganteo Camilio Grande, Juan Carlos Galasso o Galeso, Juan Martín Ciga o Ciga Correa, alias Mariano Santamaria, Cesar Carro y Leandro Sanchez Reisse (quien administro el "Grupo de Tareas Exterior" del Ejército.

      Fuentes inobjetables de la delegación argentina que visita Honduras aseguraron, dice P-12, que todos los mencionados con rango militar están en condición de retiro desde hace mucho tiempo. El último de ellos, Coronel O'Higgins, paso a retiro efectivo en 1988.

      Añade P-12 que el 19 de marzo de 1988, la hondureña Aura Lilian Martell denunció la desaparición de su esposo, Roberto Alfieri González, quien antes había asesinado el subteniente Humberto Joya Maldonado. Alfieri era miembro de la Policía Federal Argentina y había llegado a Honduras en 1980. figuraba con varios nombres: Francisco Díaz Mendoza, Carlos Chacón, o el doctor Mircia. Su esposa afirmó que sospechó de algo raro cuando un oficial de la policía secreta hondureña, mayor Mendoza, le pidió que no denunciara el hecho y le prometio que personalmente se encargaría de investigar el caso.

      El Clarín del 9 de mayo de 1996 informa que el Presidente Menem se comprometió, en una conferencia de prensa en Tegucigalpa el 8-5-96 a dar informaciones y "no ocultar absolutamente nada" sobre los militares y paramilitares argentinos que asesoraron a sus colegas hondureños. El mismo 9 de mayo de 1996, La Nación titula una nota "Menem quiere colaborar con una investigación hondureña" y que ofreció información sobre militares argentinos vinculados con la guerra sucia de Honduras.

      Página-12 del 04 de septiembre de 1996 da a conocer la noticia de que el Comisionado Leo Valladares entregó una carta a la embajada de Argentina en Tegucigalpa.

      Hemos reproducido en este informe el contenido integral de esta carta. Antes y mientras Valladares estuvo en Buenos Aires, también hubo unos artículos y entrevistas en radios y programas de televisión.

      Página-12 del 12 de octubre informa que el reiterado e infructuoso pedido de informes a la Argentina sobre la participación de represores enviados a Honduras podría derivar en un pedido formal ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y anuncia la llegada de Valladares al pais.

      Página12, señala que el Departamento de Estado norteamericano ya entregó 2600 hojas de documentos secretos sobre la participación de Estados Unidos en la represión centroamericana, y Argentino, en cambio, no dio ninguna información.

      Página-12 informa también que Valladares gestionó citas con Carlos Corach, ministro del Interior y con el Gen. Martín Balza.

      Después fue Clarín del 14 de octubre que informa sobre los objetivos de la visita de Valladares, presentandole como un nuevo condimento en la reciente acción internacional sobre violaciones de los derechos humanos durante la dictadura militar.

      El 17 de octubre de 1996, Página-12 informa que el día anterior, el presidente Carlos Menem dijo que "si solicitan colaboración, tengan la más absoluta seguridad de que la van a tener", en referencia a la solicitud de Valladares. El mismo periódico, el día 19, publica una entrevista con Valladares (con una foto, tomada en la sede del Serpaj), donde dice que los militares argentinos eran muy mujeriegos, que algunos se casaron y siguen viviendo en la región, y que su presencia en Honduras se prolongó hasta 1987, en pleno gobierno de Raúl Alfonsín, con una misión militar y una presencia cualitativamente notable de militares argentinos, con el mismo proyecto de reforzar los mecanismos de seguridad dentro del Estado. Añade que hasta la fecha, no tuvo colaboración de las autoridades argentinas y que ni tuvo la suerte de poder comunicarse con la Dra Regazzoli, subsecretaria de DDHH y de la Mujer del Ministerio de Relaciones Exteriores.

      El 22 de octubre, Página-12 titula "Volver a Honduras con las manos vacías"...señala el artículo que Valladares logro entrevistarse el 21 con la subsecretaria de DD.HH., Alicia Pierini, quien afirmó que su gobierno busca reconstruir la verdad histórica.

      La Dra Pierini entregó a Valladares copias de las declaraciones de una docena de comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas de la Argentina entre 1960 y 1982, en las que se hace referencia a la participación de delegaciones militares argentinas en operaciones en distintos países de Centroamérica.

      Y Clarín del 24 menciona a Valladares en un artículo con el siguiente título "Una red con varios cables cruzados", referido al caso Sivak y la represión. Es que Valladares fue citado por el juez federal Norberto Oyarbide para prestar declaración testimonial en la causa por el primer secuestro del empresario Osvaldo Sivak en 1979 (Sivak fue asesinado en 1985, durante un segundo secuestro). Uno de los acusados de este secuestro, el ex capitán del Ejército Rafael López Fader, niega su participación con el argumento de que en esos años cumplía misiones militares en Centroamérica. Según Clarín, Valladares corroboró la veracidad de este argumento y obtuvo valioso información que el Gobierno no pudo o no quiso darle.

      Buenos Aires, 01-11-96
    • m_moorcock
      El Parlamento español quiere devolver la ciudadanía a descendientes judíos Si su apellido está en el siguiente listado, usted podría obtener nacionalidad
      Mensaje 216 de 216 , 26 mar
      Ver fuente
      • 0 archivo adjunto

        El Parlamento español quiere devolver la ciudadanía a descendientes judíos

        Si su apellido está en el siguiente listado, usted podría obtener nacionalidad española

        En total son 5.220 nombres y apellidos de judíos sefardíes que fueron expulsados en 1492.


        El Parlamento español analizó la posibilidad de otorgar ciudadanía española a aquellas personas descendientes de judíos sefardíes expulsados en 1492. Esto con el fin de reconocer el origen de esas personas luego de años de discriminación.

        En total son 5.220 nombres y apellidos publicados por el Gobierno de ese país. Quienes quieran acreditar su apellido deberán comprobarlo, vivan o no en España para obtener la doble nacionalidad.

        Se estima que habrá un debate para aprobar el proyecto y modificar el artículo 23 del Código Civivel en unos meses, pues no ha provocado ningún rechazo.

        Estos son los nombres y apellidos que figuran en la lista

        Abad, Abadía, Abarca, Abastos, Abaunza,
        Abbot, Abdallá, Abdalah, Abdallah, Abdelnour,
        Abdo, Abea, Abel, Abela, Abelado, Abella,
        Abellán, Abendaño, Abou, Abraham, Abrahams,
        Abrahán, Abrego, Abreu, Abrigo, Abril, Abufelo,
        Abugadba, Aburto, Acabal, Acebal, Acedo,
        Acevedo, Acosta, Acuña, Adames, Adamis, Adanaque, Adanis, Adis, Aedo,
        Agababa, Agámez, Agayón, Agrazal, Agreda, Aguayo, Agudelo, Agüero,
        Aguiar, Aguilar, Aguilera, Aguiluz, Aguilve, Aguinaga, Aguirre, Agurto,
        Agustín, Ahuja, Ahumada, Aiello, Aiza, Aizprúa, Aizpurúa, Alache, Alama,
        Alan, Alani, Alanis, Alanís, Alaniz, Alarcón, Alas, Alavez, Alayón, Alba,
        Albarello, Albarracín, Albelo, Albenda, Alburola, Alcaíno, Alcanzar, Alcázar,
        Alcazar, Alcibar, Alcócer, Alcóser, Alcóver, Alcózer, Aldana, Aldaña, Aldapa,
        Aldecoba, Alderrama, Alegría, Alejos, Alemán, Alexander, Alexandre, Alfaro,
        Alfonso, Algaba, Alguera, Aliaga, Alicama, Alier, Alizaga, Allan, Allon,
        Alluín, Almanza, Almanzar, Almanzo, Almaraz, Almazan, Almeida,
        Almendares, Almendárez, Almendáriz, Almengor, Almonte, Aloisio, Aloma,
        Alomar, Alonso, Alonzo, Alpírez, Alpízar, Altamirano, Altenor, Alterno,
        Altino, Altonor, Alva, Alvarado, Alvarenga, Alvares, Álvarez, Alvaro, Alvear,
        Alverde, Alvergue, Alvir, Alzate, Amado, Amador, Amalla, Amaris, Amaya,
        Amor, Amora, Amores, Amoros, Ampie, Ampié, Ampiée, Ampiee, Anaya,
        Anchetta, Anchez, Anchía, Anchieta, Andia, Andino, Andrade, André, Andrés,
        Andujar, Andújar, Andujo, Angele, Angelini, Anglada, Angulo, Anice, Anjos,


        Ansorena, Antelo, Antero, Antezana, Antich, Antillón, Antón, Antúnez,
        Anzora, Aparicio, Apolinar, Apollonio, Aponte, Aquiles, Aquino, Aragón,
        Aragones, Aragonés, Araica, Arana, Arancibia, Aranda, Arando, Arango,
        Aranjo, Araque, Arata, Araujo, Araus, Arauz, Araya, Arbaiza, Arballo, Arbelo,
        Arbizu, Arbizú, Arboleda, Arburola, Arca, Arcarate, Arce, Arceyudh, Arceyut,
        Arceyuth, Arcia, Arcía, Arciniegas, Ardila, Ardín, Ardón, Ardonnix, Areas,
        Arellano, Arena, Arenas, Arévalo, Argudo, Arguedas, Argüelles, Argüello,
        Argueta, Arguijo, Arias, Ariasdes, Arica, Arie, Ariño, Arispe, Arista, Ariza,
        Arjona, Armada, Armas, Armenta, Armento, Armeras, Armesto, Armijo,
        Arnáez, Arnau, Arnesto, Anuelo, Arnuero, Arone, Arosemena, Arquín,
        Arrazola, Arrea, Arredondo, Arreola, Arriaga, Arriagada, Arrieta, Arriola,
        Arrocha, Arroliga, Arrollo, Arrone, Arrones, Arronés, Arronez, Arronis,
        Arroniz, Arroyave, Arroyo, Arrubla, Artavia, Arteaga, Artecona, Artiaga,
        Artiga, Artiles, Artiñano, Artola, Artolozaga, Aruj, Aruizu, Arze, Arzola,
        Ascante, Ascencio, Asch, Asencio, Asero, Así, Asís, Aspirita, Astacio, Astete,
        Astorga, Astorquiza, Astúa, Asturias, Asunción, Asusema, Atehortúa, Atein,
        Atencio, Atensio, Atiensa, Atienza, Augusto, Ávalos, Avelar, Avellán,
        Avendaño, Ávila, Avilés, Avilez, Ayala, Ayales, Ayara, Ayarza, Aybar,
        Aycinena, Ayerdis, Aymerich, Azar, Azaria, Asofeifa, Azqueta, Azua, Azúa,
        Azuar, Azucena, Azul, Azuola, Azurdia.
        _______________
        Babb, Babar, Baca, Bacca, Bacigalupo,
        Badilla, Bado, Báez, Baeza, Baidal, Bairnales,
        Baizan, Bajarano, Balarezo, Baldares, Balday,
        Baldelomar, Balderas, Balderrama, Balderramos,
        Baldí, Baldi, Baldioceda, Baldivia, Baldizón,
        Balladares, Ballar, Ballard, Ballester, Ballestero,
        Ballesteros, Ballón, Balma, Balmaceda, Balmacera,
        Balon, Balser, Baltodano, Banegas, Banet, Banilla, Baños, Bañuelos,
        Baquedano, Baquero, Baradín, Baraen, Barahoma, Barahona, Barajas,
        Baraquiso, Barat, Barba, Barbagallo, Barbagebra, Bárbara, Barbena, Barben,
        Barberena, Barbosa, Barboza, Barcelas, Barcelata, Barcenas, Barcia, Bardayan,
        Barguil, Barillas, Barletta, Baro, Barón, Barquedano, Barquero, Barquette,
        Barra, Barracosa, Barrante, Barrantes, Barraza, Barreda, Barrenechea, Barrera,
        Barrero, Barreto, Barrias, Barrientos, Barriga, Barrio, Barrionuevo, Barrios,
        Barroso, Barrot, Barrott, Barrundia, Barsallo, Bart, Bartal, Barteles, Bartels,
        Barth, Barvas, Baruch, Basadre, Basán, Basilio, Basti, Bastida, Bastos, Bastti,
        Batalla, Batán, Batista, Batres, Bautista, Bauzid, Baviera, Bayo, Bazán, Bazo,
        Beatriz, Becancur, Becerra, Becerril, Bedolla, Bedoya, Beeche, Beeché,
        Beingolea, Beita, Bejarano, Bejos, Bel, Belette, Belgrave, Bellanero, Bellido,
        Bello, Belloso, Belmonte, Beltrán, Beltre, Benach, Benambourg, Benambugr,
        Benambur, Benavente, Benavides, Benavídez, Benda, Bendaña, Bendig,
        Bendij, Benedictis, Beneditt, Benevides, Bengoechea, Benites, Benítez, Benito,
        Benzón, Berasaluce, Berciano, Berdasco, Berdugo, Berenzón, Bermejo,
        Bermeo, Bermudes, Bermúdez, Bernadas, Bernal, Bernardo, Bernat, Berrios,
        Berríos, Berrocal, Berrón, Bertel, Bertrán, Betancort, Bentancourt,
        Betancourth, Betancur, Betancurt, Beter, Beteta, Bethancourt, Betrano, Better,
        Biamonte, Binda, Blanco, Blandino, Blando, Blandón, Blau, Blum, Bobadilla,

        Bodán, Bogán, Bogantes, Bogarín, Bohorguez, Bohorquez, Bojorge, Bolaños,
        Bolívar, Bonice, Boniche, Bonichi, Bonilla, Borbas, Borbón, Borda, Bordallo,
        Borge, Borges, Borja, Borjas, Borjes, Borloz, Borras, Borrasé, Borredo,
        Borrero, Bosque, Botero, Boza, Bran, Bravia, Bravo, Brenes, Breve, Briceño,
        Brilla, Briones, Brito, Brizeño, Brizuela, Buencamino, Buendía, Bueno, Bueso,
        Buezo, Buga, Bugarín, Bugat, Bugria, Burgos, Burguera, Burgues, Burillo,
        Busano, Bustamante, Bustillo, Bustillos, Busto, Bustos, Buzano, Buzeta, Buzo.
        _____________________
        Caamano, Caamaño, Cabada, Cabadianes,
        Cabal, Cabalceta, Caballero, Cabana, Cabaña,
        Cabeza, Cabezas, Cabistán, Cabral, Cabrera,
        Cabrerizo, Cáceres, Cadenas, Cadet, Cageao,
        Caicedo, Cairol, Cajas, Cajiao, Cajina, Cala,
        Calatayud, Calazán, Calcáneo, Caldas, Caldera,
        Calderón, Calero, Caliva, Calix, Calle, Calleja, Callejas, Callejo, Calles, Calvo,
        Calzada, Camacho, Camaño, Camarena, Camareno, Camarillo, Cambronero,
        Camona, Campabadal, Campabadall, Campodónico, Campos, Canales,
        Canalias, Canas, Candamo, Candelaria, Candelario, Canejo, Canessa, Canet,
        Canetta, Canizales, Canizález, Canizares, Canno, Cano, Canossa, Cantarero,
        Cantero, Cantillano, Canto, Cantón, Cañas, Cañizales, Cañizález, Capón,
        Carabaguias, Carabaguiaz, Caranza, Caravaca, Carazo, Carbalda, Carballo,
        Carbonell, Carbonero, Carcache, Carcachi, Cárcamo, Carcedo, Carcía,
        Cárdenas, Cárdenes, Cardona, Cardos, Cardoso, Cardoza, Cardoze, Cares,
        Carias, Caridad, Carit, Carlos, Carmiol, Carmona, Carnero, Caro, Carpio,
        Carranza, Carrasco, Carrasquilla, Carreño, Carrera, Carreras, Carrillo, Carrión,
        Carrizo, Carro, Cartagena, Cartago, Cartín, Carvajal, Carvalho, Carvallo, Casa,
        Casaca, Casafont, Casal, Casanova, Casañas, Cásares, Casas, Casasnovas,
        Casasola, Cascante, Casco, Casorla, Cassasola, Cásseres, Castaneda,
        Castañeda, Castañedas, Castaño, Castañón, Castaños, Castelán, Castellano,
        Castellanos, Castellón, Casteñeda, Castiblanco, Castilla, Castillo, Castro,
        Catania, Cateres, Catón, Cavalceta, Cavaller, Cavallo, Cavanillas, Cavazos,
        Cavero, Cazanga, Ceba, Ceballos, Ceciliano, Cedeño, Cejudo, Celada,
        Celedón, Celís, Centella, Centeno, Cepeda, Cerceño, Cerda, Cerdas, Cerna,
        Cernas, Cerón, Cerpas, Cerros, Cervantes, Cervilla, Céspedes, Cevallos,
        Cevedo, Cevilla, Chabrol, Chacón, Chamarro, Chamorro, Chanquín, Chanta,

        Chanto, Chavarría, Chavera, Chaverri, Chaves, Chávez, Chavira, Cheves,
        Chévez, Chica, Chicaiza, Chicas, Chilquillo, Chinchilla, Chinchillo, Chirino,
        Chirinos, Chocano, Choza, Cid, Cifuentes, Cintrón, Cisar, Cisne, Cisnero,
        Cisneros, Cisternas, Claro, Cleves, Cobaleda, Coe, Coello, Coen, Cohen,
        Coles, Colina, Colindres, Collado, Collina, Colom, Coloma, Colombo,
        Colomer, Concepción, Concha, Conde, Condega, Condes, Conedo, Conejo,
        Congosto, Conte, Contreras, Corales, Corao, Cordeiro, Cordero, Cordido,
        Córdoba, Cordón, Cordonero, Córdova, Cordoze, Corea, Corella, Cornavaca,
        Cornejo, Corona, Coronado, Coronas, Coronel, Corrales, Correa, Corredera,
        Corro, Corta, Cortaberría, Cortés, Cortez, Cortinez, Cortissoz, Corvera, Cosio,
        Cosiol, Cosme, Cossio, Costa, Cotera, Coto, Crespo, Crispín, Crispino, Cruces,
        Cruz, Cuadra, Cuadrado, Cuan, Cuaresma, Cuarezma, Cuarta, Cubas, Cubenas,
        Cubero, Cubías, Cubias, Cubilla, Cubillo, Cubillos, Cubria, Cuebas, Cuellar,
        Cuéllar, Cuello, Cuenca, Cuendis, Cuernavaca, Cuervo, Cuesta, Cueva,
        Cuevas, Cuevillas, Cunill, Cunillera, Curbelo, Curco, Curdelo.
        _________________
        Da Costa, Da Silva, Dacosta, D’Acosta,
        Dalorso, Dalorzo, Dalsaso, Damaceno, Damito,
        Daniel, Daniels, Dapuerto, Dapueto, Darce, Darche,
        Darcia, Darío, Dasadre, Dasilva, Dávalos, David,
        Dávila, Davis, D’Avola, De Abate, De Aguilar, De
        Alba, De Alvarado, De Benedictis, De Briones, De
        Camino, De Castro, De Céspedes, De Espeleta, De Ezpeleta, De Falco, De
        Faria, De Franco, De Jesús, De Jorge, De Juana, De La Cruz, De La Cuesta,
        De La Espriella, De La Fuente, De La Garza, De La Guardia, De La Herran,
        De La Hormaza, De La Jara, De La Mata, De La Nuez, De La O, De La Osa,
        De La Ossa, De La Paz, De La Peña, De La Rocha, De La Rosa, De La Selva,
        De La Teja, De La Torre, De La Trava, De La Vega, De Largaespada, De Las
        Casas, De Las Cuevas, De Las Heras, De Lemos, De León, De Lev, De Lima,
        De López, De Luz, De Miguel, De Miranda, De Moya, De Odio, De Óleo, De
        Ona, De Oña, De Paco, De Paredes, De Pass, De Paz, De Pazos, De Pedro, De
        Pinedo, De Prado, De Rayo, De Sárraga, De Sá, De Trinidad, De Ureña, De
        Vega, De Yglesias, Del Barco, Del Barrio, Del Bello, Del Busto, Del Carmen,
        Del Castillo, Del Cid, Del Pilar, Del Pimo, Del Río, Del Risco, Del Socorro,
        Del Solar, Del Valle, Delatolla, Delgadillo, Delgado, Deliyore, Dellale,
        Dellanoce, Delso, Delvo, Dengo, Denis, Dennis, Detrinidad, Devanda,
        Devandas, Devoto, Dias, Díaz, Díez, Díjeres, Díjerez, Dimas, Dinares, Dinarte,
        Discua, Doblado, Dobles, Dodero, Dalmus, Dalmuz, Domingo, Domínguez,
        Donado, Donaire, Donato, Doña, Doñas, Donzón, Dorado, Dormos, Dormuz,
        Doryan, Duar, Duares, Duarte, Duartes, Duenas, Dueñas, Duque, Duque
        Estrada, Durall, Durán, Durante, Duval, Duvall, Duverrán.
        _________________
        Echandi, Echavarría, Echeverri, Echeverría,
        Eduarte, Egea, Elías, Eligia, Elizalde, Elizonda,
        Elizondo, Elmaleh, Emanuel, Enrique, Enriques,
        Enríquez, Eras, Erazo, Escabar, Escalante,
        Escamilla, Escarré, Escobar, Escobedo, Escocia,
        Escorriola, Escosia, Escoto, Escovar, Escribano,
        Escude, Escudero, España, Esparragó, Espelerta, Espeleta, Espinach, Espinal,
        Espinales, Espinar, Espino, Espinosa, Espinoza, Espitia, Esquivel, Esteban,
        Esteves, Estévez, Estrada, Estrella.
        _________________
        Faba, Fabara, Fabián, Fábrega, Fabregat,
        Fabres, Facio, Faerrón, Faeth, Faiges, Fait, Faith,
        Fajardo, Falco, Falcón, Falla, Fallas, Farach, Farah,
        Fargas, Farias, Farías, Faries, Fariña, Fariñas,
        Farrach, Farrer, Farrera, Farrier, Fatjo, Fatjó,
        Faundez, Faune, Fava, Fazio, Fermández, Fermán,
        Fernandes, Fernández, Fernando, Ferrada, Ferrán, Ferrando, Ferraro, Ferreira,
        Ferreiro, Ferrer, Ferrero, Ferris, Ferro, Ferros, Fiallos, Fictoria, Fidalgo,
        Fierro, Figueiredo, Figuer, Figueras, Figueres, Figueroa, Filomena, Fletes,
        Fletis, Flores, Fonseca, Font, Forero, Formoso, Fornaguera, Fraga, Fraguela,
        Francés, Frances, Francesa, Francia, Francis, Franco, Fray, Frayle, Freer,
        Freira, Fresno, Freyre, Frías, Frutos, Fuentes, Fumero, Funes, Funez, Fúnez,
        Fuscaldo, Fusco.
        __________________
        Gabriel, Gadea, Gaete, Gago, Gainza, Gaitán,
        Galacia, Galagarza, Galán, Galarza, Galaviz, Galba,
        Galcerán, Galeano, Galeas, Galeno, Galera,
        Galiana, Galiano, Galindo, Galino, Galiñanes,
        Gallardo, Gallegas, Gallegos, Gallo, Galo, Galtés,
        Galván, Gálvez, Galvis, Gamarra, Gamazo, Gambo,
        Gamboa, Gámez, Garay, Garayar, Garbanzo, Garcés, García, Gardela,
        Gargollo, Garino, Garita, Garmendia, Garner, Garnier, Garreta, Garrido, Garro,
        Garrón, Garza, Garzel, Garzón, Garzona, Gaspar, Gateno, Gateño, Gavarrete,
        Gavilán, Gaviria, Gavosto, Gayoso, Gaytán, Gazel, Gazo, Geoyenaga, Gil,
        Gillén, Gilles, Giral, Giraldo, Giraldt, Giralt, Giro, Girón, Gladis, Goches,
        Góchez, Godines, Godínez, Godoy, Goic, Goicoechea, Goicuria, Goldenberg,
        Golfín, Gomar, Gómez, Gomis, Gondres, Góndrez, Góngora, Gonzaga,
        Gonzales, González, Gonzalo, Goñi, Gordon, Górgona, Goyenaga, Gracía,
        Gracias, Gradis, Grajal, Grajales, Grajeda, Grana, Granada, Granados, Granda,
        Grandoso, Granera, Granizo, Granja, Graña, Gras, Grau, Greco, Greñas,
        Gridalva, Grigoyen, Grijalba, Grijalda, Grijalva, Grillo, Guadamuz, Guadrón,
        Guajardo, Guardado, Guardano, Guardia, Guardián, Guardiola, Guarín,
        Guasch, Gudino, Gudiño, Güel, Güell, Güendel, Güendell, Guerra, Guerrero,
        Guevara, Guido, Guie, Guier, Guifarro, Guilá, Guillarte, Guillén, Guillermet,
        Guillermo, Guilles, Güillies, Guillies, Guillis, Guilloch, Guiménez, Guindos,
        Guitiérrez, Guitta, Guix, Gulubay, Gunera, Guntanis, Gurdián, Gurrero,
        Gurrola, Gustavino, Gutiérrez, Guzmán.
        _________________
        Haba, Habibe, Haenz, Harrah, Hénchoz,
        Henríquez, Henrriquez, Herdocia, Heredia,
        Herencia, Heríquez, Hermann, Hermosilla,
        Hernández, Hernando, Hernánez, Herra, Herradora,
        Herrán, Herrera, Herrero, Hevia, Hidalgo, Hierro,
        Hincapié, Hinostroza, Horna, Hornedo, Huerta,
        Huertas, Huete, Huezo, Hurtado, Hurtecho.
        __________________
        Ibáñez, Ibarra, Ibarras, Icaza, Iglesias, Ilama,
        Incapié, Incer, Incera, Inceras, Inces, Infante,
        Iracheta, Iraheta, Irastorza, Irias, Iribar, Irigaray,
        Irola, Isaac, Isaacs, Israel, Ivañez, Izaba, Izaguirre,
        Izandra, Iznardo, Izquierdo, Izrael, Izurieta.
        __________________
        Jácamo, Jacobo, Jácome, Jácomo, Jaen,
        Jáenz, Jara, Jaramillo, Jarquín, Jarrín, Jerano, Jerez,
        Jiménez, Jimera, Jinesta, Jirón, Joseph, Jovel,
        Juárez, Junco, Juncos, Jurado.
        __________________
        Kaminsky, Klein, Kuadra.
        __________________
        La Barca, Labra, Lacarez, Lacayo, Lafuente,
        Lago, Lagos, Laguardia, Laguna, Lain, Laine,
        Lainez, Laitano, Lamas, Lamela, Lamicq,
        Lamugue, Lamuza, Lancho, Lanco, Landazuri,
        Lández, Lanuza, Lanza, Lanzas, Lapeira, Laporte,
        Laprade, Lara, Lares, Largaespada, Largo, Larios,
        Larrabure, Larrad, Larragan, Larragán, Larraguivel, Lasa, Lasantas, Láscares,
        Láscarez, Láscaris, Lasso, Lastra, Lastreto, Latiff, Latino, Latorraca, Laurito,
        Laverde, Lázaro, Lázarus, Lázcares, Lazo, Lazzo, L’Calleja, Leal, Leandra,
        Leandro, Ledezma, Ledo, Leitón, Leiva, Lejarza, Lemmes, Lemos, Lemus,
        Lemuz, Leñero, León, Lépiz, Levi, Leytón, Leyva, Lezama, Lezana, Lezcano,
        Lhamas, Lieberman, Lima, Linares, Linarte, Lindo, Lines, Líos, Lira, Lizama,
        Lizana, Lizano, Lizarme, Llabona, Llach, Llado, Llamazares, Llamosas, Llano,
        Lanos, Llanten, Llaurado, Llerena, Llibre, Llinas, Llobet, Llobeth, Llorca,
        Llorella, Llorens, Llorente, Llosent, Lloser, Llovera, Llubere, Loáciga,
        Loáiciga, Loáisiga, Loaissa, Loaiza, Lobo, Loeb, Loew, Loinaz, Lombardo,
        Londoño, Lope,Lopes, Lopera, López, Lopezlage, Loprete, Lora, Loredo, Lorente,
        Lorenz, Lorenzana, Lorenzen, Lorenzo, Loría, Lorío, Lorio, Lorz, Losada,
        Losilla, Louk, Louzao, Loynaz, Loza, Lozano, Luarca, Lucas, Lucena, Lucero,
        Lucke, Lugo, Luis, Luján, Luna, Lunaza, Luque, Luquez.
        __________________
        Macaya, Macedo, Maceo, Machado, Machín,
        Machuca, Macia, Macias, Macías, Macís, Macre,
        Macrea, Madariaga, Maderos, Madinagoitia,
        Madrano, Madrid, Madriga, Madrigal, Madril,
        Madriz, Maduro, Magalhaes, Magallón, Magaña,
        Magdalena, Maguiña, Mahomar, Maikut, Maingot,
        Mairena, Maisonave, Maita, Majano, Majarres, Malaga, Maldonado, Malé,
        Malespín, Malestín, Maltés, Maltez, Malvarez, Manavella, Mancheno, Mancia,
        Mancía, Mandas, Mangaña, Mangas, Mangel, Manjarres, Mans, Mansalvo,
        Mansilla, Manso, Mantanero, Mantica, Mantilla, Manuel, Manzanal,
        Manzanares, Manzano, Manzur, Marabiaga, Maradiaga, Marbes, Marbis,
        Marcenaro, March, Marchena, Marcia, Marcías, Marcillo, Marcos, Mardones,
        Marenco, Margules, María, Marichal, Marín, Marinero, Marino, Mariñas,
        Mariño, Marot, Maroto, Marqués, Marquez, Marreco, Marrero, Marroquín,
        Marsell, Marte, Martell, Martén, Martens, Martí, Martin, Martínez, Martins,
        Marvez, Mas, Masía, Masís, Maso, Mason, Massuh, Mastache, Mata,
        Matamoros, Matarrita, Mate, Mateo, Matera, Mateus, Matías, Matos, Mattus,
        Mattuz, Matul, Matus, Matute, Maurel, Maurer, Mauricio, Mauro, Maynard,
        Maynaro, Maynart, Mayo, Mayor, Mayorga, Mayorquín, Mayre, Mayrena,
        Maza, Mazariegos, Mazas, Mazín, Mazón, Mazuque, Mazure, Medal,
        Mederano, Mederas, Medeiros, Medina, Medinilla, Medoza, Medrano, Meira,
        Mejía, Mejías, Melara, Meléndez, Melgar, Melgarrejo, Mellado, Melo,
        Membreño, Mena, Menayo, Menchaca, Mendea, Méndez, Mendiantuba,
        Mendieta, Mendiola, Mendives, Mendivil, Mendoza, Mendreño, Menéndez,
        Meneses, Menjibar, Menjivar, Menocal, Meono, Meoño, Merayo, Meraz,
        Merazo, Merazzo, Mercado, Mercelina, Mercer, Mergarejo, Mérida, Merino,
        Merizalde, Merlo, Mesa, Mesales, Mesalles, Meseguer, Mesén, Messeguer,

        Mestayer, Meszaros, Meza, Michelena, Michelino, Micillo, Miguez, Mijangos,
        Mijares, Milanés, Milano, Millet, Mina, Minas, Minero,Miño, Miqueo,
        Miraba, Miralles, Mirambell, Miramontes, Miranda, Miro, Mirquez, Mitja,
        Mitjavila, Mizrachi, Mojarro, Mojica, Molestina, Molian, Molín, Molina,
        Molinero, Molleda, Mollinedo, Mollo, Moncada, Mondol, Mondragón,
        Moneda, Moneiro, Monestel, Monga, Mongalo, Móngalo, Monge, Mongillo,
        Monguillo, Monjarres, Monjarrez, Monjica, Monserrat, Montagné, Montalbán,
        Montalbert, Montalto, Montalván, Montalvo, Montana, Montanaro,
        Montandón, Montano, Montealegre, Montealto, Montecino, Montecinos,
        Monteil, Montejo, Montenaro, Montenegro, Montero, Monterosa, Monteroza,
        Monterrey, Monterrosa, Monterroso, Montes, Monterinos, Monteverde,
        Montiel, Montier, Montoya, Monturiol, Mora, Moraes, Moraga, Morales,
        Morán, Morazán, Moreira, Morejón, Morena, Moreno, Morera, Moriano,
        Morice, Morillo, Morín, Moris, Morise, Moro, Morote, Moroto, Morraz,
        Morúa, Morún, Morux, Morvillo, Moscarella, Moscoa, Moscoso, Mosquera,
        Motta, Moxi, Moya, Mozquera, Mugica, Muiña, Muir, Mulato, Munera,
        Mungía, Munguía, Munive, Munizaga, Muñante, Muñiz, Muñoz, Murcia,
        Murgado, Murgas, Murias, Murillo, Murilo, Muro, Mussap, Mussapp, Mussio,
        Mustelier, Muxo.
        _______________
        Naim, Naira, Nájar,Nájares, Najarro, Nájera,
        Nájeres, Naranjo, Narvaes, Narváez, Nasralah,
        Nasso, Navaro, Navarrete, Navarrette, Navarro,
        Navas, Nayap, Nazario, Nema, Nemar, Neyra,
        Nieto, Nino, Niño, Noble, Noboa, Noel, Nogebro,
        Noguera, Nomberto, Nora, Noriega, Norza, Nova,
        Novales, Novo, Novoa, Nuevo, Nuez, Nunga, Núñez.
        _______________
        Obaldía, Obanbo, Obando, Obares, Obellón,
        Obon, Obrego, Obregón, Ocampo, Ocampos,
        Ocaña, Ocaño, Ocario, Ochoa, Ocón, Oconitrillo,
        Ode, Odio, Odir, Odóñez, Odor, Oduber, Oguilve,
        Ojeda, Okarlo, Okendo, Olarte, Olaso, Olaverri,
        Olazaba, Olguín, Oliva, Olivar, Olivares, Olivárez,
        Olivas, Oliver, Olivera, Oliverio, Olivier, Oliviera, Olivo, Oller, Olmeda,
        Olmedo, Olmo, Olmos, Omacell, Omodeo, Ondoy, Onetto, Oñate, Oñoro,
        Oporta, Oporto, Oquendo, Ora, Orama, Oramas, Orantes, Ordeñana, Ordoñes,
        Ordóñez, Orduz, Oreamuno, Oreas, Oreiro, Orella, Orellana, Orfila, Orias,
        Orios, Orjas, Orjuela, Orlich, Ormasis, Ormeño, Orna, Ornes, Orochena,
        Orocu, Orosco, Orozco, Ortega, Ortegón, Ortiz, Ortuño, Orve, Osante, Oseda,
        Osegueda, Osejo, Osequeda, Oses, Osorio, Osorno, Ospina, Ospino, Ossa,
        Otalvaro, Otárola, Otero, Oto, Otoya, Ovares, Ovarez, Oviedo, Ozerio, Ozores,
        Ozuno.
        _________________
        Pabón, Pacheco, Paco, Padilla, Páez,
        Paguaga, País, Países, Paiz, Pajuelo, Palacino,
        Palacio, Palacios, Palaco, Paladino, Palazuelos,
        Palencia, Palma, Palomar, Palomino, Palomo,
        Pamares, Pampillo, Pana, Pandolfo, Paniagua,
        Pantigoso, Pantoja, Paña, Papez, Parada, Parado,
        Parajeles, Parajón, Páramo, Pardo, Paredes, Pareja, Pares, París, Parra,
        Parrales, Parreaguirre, Parriles, Parrilla, Pasamontes, Pasapera, Pasos,
        Passapera, Pastor, Pastora, Pastrán, Pastrana, Pastrano, Patiño, Patricio, Paut,
        Pauth, Pavez, Pavón, Paz, Pazmiño, Pazos, Pedraza, Pedreira, Pedreiro,
        Pedroza, Peinador, Peinano, Peláez, Pellas, Pellecer, Pena, Penabad, Penado,
        Pendones, Penón, Penso, Peña, Peñaloza, Peñaranda, Peñas, Peñate, Penzo,
        Peñón, Peraldo, Perales, Peralta, Peraza, Perdomo, Perea, Perearnau, Pereira,
        Pereiras, Perera, Pereyra, Pérez, Perezache, Pergo, Pericón, Perla, Perlaza,
        Pessoa, Peynado, Peytrequín, Pezo, Picado, Picasso, Picavea, Pichardo, Pico,
        Picón, Piedra, Piedrafita, Pila, Pilarte, Pimente, Pina, Pinada, Pinagel, Pinagen,
        Pinar, Pincai, Pincay, Pinchinat, Pineda, Pinel, Pinell, Piney, Pinillos, Pinkay,
        Pino, Pintado, Pinto, Pinzas, Piña, Piñar, Piñate, Piñeiro, Piñeres, Pinzón, Pío,
        Pion, Piovano, Piovet, Pitalva, Piza, Pizarro, Pla, Plá, Placeres, Pláceres,
        Plácido, Placidón, Plaja, Platero, Poblador, Poblete, Pocasangre, Pochet,
        Podoy, Pokoy, Pol, Polamo, Polo, Polonio, Poma, Pomar, Pomareda, Pomares,
        Ponares, Ponce, Pontigo, Pool, Porat, Porquet, Porras, Porta, Portela,
        Porter,Portero, Portilla, Portillo, Portobanco, Portocarrera, Portugués,
        Portuguez, Posada, Posla, Poveda, Povedano, Pozo, Pozos, Pozuelo, Prada,
        Pradella, Pradilla, Prado, Prat, Pratt, Pravia, Prendas, Prendis, Pretiz, Prettel,
        Prieto, Prietto, Primante, Prior, Prioto, Privatt, Procupez, Puente, Puentes,
        Puertas, Puga, Puig, Pujo, Pujol, Pulido, Pulis, Pull, Pulles, Pupo, Purcallas.
        _________________
        Quedo, Queralt, Queredo, Querra, Quesada,
        Quevedo, Quezada, Quiel, Quijada, Quijano,
        Quinaz, Quinde, Quino, Quintana, Quintanilla,
        Quinter, Quintero, Quinto, Quiñones, Quiñónez,
        Quirce, Quiroga, Quirós, Quiroz.
        _________________
        Raa, Raabe, Raba, Rabetta, Raga, Raigada,
        Raigosa, Ramírez, Ramón, Ramos, Randel,
        Randuro, Rangel, Raphael, Rauda, Raudes, Raudez,
        Raventos, Raventós, Raygada, Rayo, Rayos, Real,
        Reales, Reazco, Recinos, Recio, Redondo, Regaño,
        Regidor, Regueira, Regueyra, Reich, Reina,
        Renderos, Rendón, Reñazco, Repeto, Repetto, Requene, Requeno, Requeño,
        Rescia, Resenterra, Restrepo, Retana, Reuben, Revelo, Revilla, Revollar,
        Revollo, Rey, Reyes, Reyna, Riba, Ribas, Ribera, Ribero, Ricardo, Ricaurte,
        Riera, Rileva, Rincón, Río, Ríos, Riotte, Rivalta, Rivardo, Rivas, Rivel,
        Rivera, Rivero, Riverón, Riveros, Rizo, Roa, Roba, Robelo, Roble, Robles,
        Robleto, Roboz, Roca, Rocabado, Rocca, Roch, Rocha, Roda, Rodas,
        Rodesma, Rodesno, Rodezno, Rodó, Rodo, Rodrigo, Rodríguez, Roe, Roig,
        Rois, Rojas, Rojo, Roldán, Romagosa, Román, Romano, Romero, Roque,
        Rosa, Rosabal, Rosales, Rosas, Rouillón, Rovillón, Rovira, Roviralta, Roy,
        Royo, Roys, Rozados, Rozo, Ruano, Rubí, Rubia, Rubín, Rubino, Rubio,
        Rucavado, Rudín, Rueda, Rugama, Rugeles, Ruh, Ruilova, Ruin, Ruiz,
        Romoroso, Russo.
        __________________
        Saavedra, Saba, Sabah, Saballo, Saballos,
        Sabat, Sabate, Sabba, Sabín, Sabogal, Saborío,
        Saboz, Sacasa, Sacida, Sada, Sadaña, Sáenz, Saer,
        Saerron, Sáez, Safiano, Sage, Sagel, Sagot,
        Sagreda, Saguero, Sala, Salablanca, Salamanca,
        Salas, Salazar, Salbavarro, Salcedo, Salcino,
        Saldaña, Saldivar, Salgada, Salgado, Salguera, Salguero, Saliba, Salinas,
        Salmerón, Salmón, Salom, Salomón, Salumé, Salume, Salustro, Salvado,
        Salvatierra, Salvo, Samaniego, Sambrana, Samper, Samudio, Samuel, San Gil,
        San José, San Juan, San Martín, San Román, San Silvestre, Sanabria,
        Sanahuja, Saname, Sanamucia, Sanarrusia, Sánchez, Sancho, Sandí, Sandigo,
        Sandino, Sandoval, Sandria, Sandy, Sanga, Sangil, Sanjines, Sanjuan,
        Sansebastián, Sansilvestre, Sanson, Sansores, Santa Ana, Santa Cruz, Santa
        María, Santacruz, Santamaría, Santana, Santander, Santiago, Santibanes,
        Santiesteban, Santillán, Santín, Santisteban, Santoanastacio, Santos,
        Sanvicente, Sanz, Saraiva, Saravanja, Saravia, Sardinas, Sardiñas, Sariego,
        Sarmiento, Sárraga, Sarratea, Sarraulte, Sarria, Sas, Sasso, Satjo, Sauceda,
        Saucedo, Sauza, Savala, Savallos, Savedra, Savinón, Saxón, Sayaguez, Scriba,
        Seas, Seballos, Secades, Secaida, Seco, Sedano, Sedo, Segares, Segovia,
        Segreda, Segura, Sehezar, Selaya, Selles, Selva, Selvas, Semerawno,
        Semeraro, Sepúlveda, Sequeira, Sermeño, Serra, Serracín, Serrano, Serrato,
        Serraulte, Serru, Serrut, Servellón, Sevilla, Sevillano, Sibaja, Sierra, Sieza,
        Sigüenza, Siguenza, Siles, Siliezar, Silva, Silvera, Silvia, Simana, Simón,
        Sinchico, Sio, Sion, Siri, Sirias, Siverio, , Siz, Sobalvarro, Sobrado, Sojo, Sol,
        Solana, Solano, Solar, Solares, Solarte, Soldevilla, Solé, Solemne, Soler,
        Solera, Soley, Solís, Soliz, Solno, Solo, Solórzano, Soltero, Somarriba,
        Somarribas, Somoza, Soria, Sorio, Soro, Sorto, Sosa, Sossa, Sosto, Sotela,

        Sotelo, Sotillo, Soto, Sotomayor, Sotres, Souto, Soutullo, Sovalbarro, Soza,
        Suárez, Suazao, Suazo, Subia, Subiros, Subirós, Subisos, Succar, Sueiras,
        Suñer, Suñol, Surroca, Suyapa, Suzarte.
        ___________________
        Tabah, Tabares, Tablada, Tabor, Tabora,
        Taborda, Taco, Tagarita, Tagarró, Tal, Talavera,
        Taleno, Tamara, Tamargo, Tamayo, Tames,
        Tanchez, Tanco, Tapia, Tapias, Taracena,
        Tardencilla, Tarjan, Tarrillo, Tasara, Tate, Tato,
        Tavares, Tedesco, Teherán, Teijeiro, Teixido,
        Tejada, Tejeda, Tejos, Tellería, Telles, Téllez, Tello, Tellos, Tencio, Tenorio,
        Terán, Tercero, Terrade, Terrientes, Terrin, Terrín, Thames, Theran, Thiel,
        Thiele, Thuel, Tíjeres, Tijerino, Tinoco, Toala, Tobal, Tobar, Tobe, Tobella,
        Tobín, Tobón, Toledo, Toletino, Tomas, Tomás, Tomeu, Toribio, Torijano,
        Tormo, Toro, Torralba, Torre, Torrealba, Torregresa, Torregroza, Torrente,
        Torrentes, Torres, Tórrez, Tortós, Tortosa, Toruño, Tosso, Touma, Toval,
        Tovar, Trala, Traña, Traures, Travierzo, Travieso, Trediño, Treguear, Trejos,
        Treminio, Treviño, Triana, Trigo, Triguel, Triguero, Trigueros, Trilite,
        Trimarco, Trimiño, Triquell, Tristán, Triunfo, Troche, Trocanis, Troncoso,
        Troya, Troyo, Troz, Trueba, Truffat, Trujillo, Trullas, Trullás, Truque, Tula,
        Turcio, Turcios.
        _______________________
        Ubach, Ubao, Ubeda, Ubico, Ubilla, Ubisco,
        Ubizco, Ucanan, Ucañan, Ugalde, Ugarte, Ujueta,
        Ulacia, Ulate, Ulcigrai, Ulcigral, Ulecia, Uley,
        Ulibarri, Ulloa, Umaña, Umanzor, Ungar, Urain,
        Uralde, Urbano, Urbina, Urcuyo, Urdangarin, Urea,
        Urela, Ureña, Urgellés, Uriarte, Uribe, Uriel,
        Urieta, Uriza, Uroz, Urquiaga, Urra, Urraca, Urrea, Urroz, Urruela, Urrutia,
        Urtecho, Urunuela, Urzola, Usaga, Useda, Uva, Uveda, Uzaga, Uzcategui.
        ______________________
        Vadivia, Vado, Valdelomar, Valderama,
        Valderrama, Valderramo, Valderramos, Valdés,
        Valdescastillo, Valdez, Valdiva, Valdivia,
        Valdivieso, Valencia, Valenciano, Valentín,
        Valenzuela, Valera, Valerín, Valerio, Vales,
        Valiente, Valladares, Vallarino, Vallcaneras,
        Valldeperas, Valle, Vallecillo, Vallecillos, Vallejo, Vallejos, Valles, Vallez,
        Valls, Vals, Valverde, Vanegas, Vaquerano, Vardesia, Varela, Varga, Vargas,
        Vargo, Varsi, Varsot, Vartanian, Varth, Vasco, Vasconcelos, Vasílica,
        Vásquez, Vassell, Vaz, Veas, Vedoba, Vedova, Vedoya, Vega, Vegas, Vela,
        Velarde, Velasco, Velásquez, Velazco, Velázquez, Vélez, Veliz, Venegas,
        Ventura, Vera, Verardo, Verastagui, Verdesia, Verdesoto, Vergara, Verguizas,
        Vertiz, Verzola, Vesco, Viales, Viana, Viatela, Vicario, Vicente, Vico, Víctor,
        Victores, Victoria, Vidaechea, Vidal, Vidales, Vidalón, Vidaorreta, Vidaurre,
        Videche, Vieira, Vieto, Vigil, Vigot, Vila, Vilaboa, Vilallobos, Vilanova,
        Vilaplana, Villar, Villareal, Villarebia, Villareiva, Villarreal, Villarroel, Villas,
        Villaseñor, Villasuso,Villatoro, Villaverde, Villavicencio, Villeda, Villegas,
        Villejas, Villena, Viloria, Vindas, Vindel, Vinueza, Viñas, Víquez, Viscaino,
        Viso, Vivallo, Vivas, Vivero, Vives, Vívez, Vivies, Vivó, Vizcaíno, Vizcayno.
        ______________________
        Wainberg, Wolf.
        _____________________
        Xatruch, Xirinachs, Xiques.
        ______________________
        Yaacobi, Yanarella, Yanayaco, Yanes,
        Yepez, Yglesias, Yllanes, Yurica, Yzaguirre.
        _____________________
        Zabala, Zabaleta, Zabate, Zablah, Zacarías,
        Zacasa, Zalazar, Zaldivar, Zallas, Zambrana,
        Zambrano, Zamora, Zamorano, Zamudio, Zamuria,
        Zapata, Zaragoza, Zárate, Zarco, Zaror, Zarzosa,
        Zavala, Zavaleta, Zayas, Zayat, Zecca, Zedan,
        Zegarra, Zelada, Zelaya, Zeledón, Zepeda, Zetina,
        Zonta, Zoratte, Zuleta, Zumba, Zumbado, Zúñiga, Zunzunegui.

      El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.