Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

JOAQUÍN BOCHACA ORIOL

Expandir mensajes
  • Integridad NS
    Estimado Oswaldo:   Joaquín Bochaca Oriol es un pensador nacionalsocialista de la postguerra. Puedes encontrar una corta semblanza en METAPEDIA (alternativa
    Mensaje 1 de 89 , 3 abr 17:54
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto
      Estimado Oswaldo:
       
      Joaquín Bochaca Oriol es un pensador nacionalsocialista de la postguerra. Puedes encontrar una corta semblanza en METAPEDIA (alternativa nacionalrevolucionaria de la SIONISTA Wikipedia): http://es.metapedia.org/wiki/Joaqu%C3%ADn_Bochaca
       
      Varios de sus libros están en:
       
      Saludos.
       

      Joaquín Bochaca Oriol

      De Metapedia

      "¿Era Jesucristo, humanamente hablando, racialmente hablando, un judío? Quien quiera que afirme tal cosa, proclama su ignorancia, si confunde raza y religión; su desprecio por la verdad si, conociendo la historia de Galilea, afirma que los galileos eran judí­os." (Joaquín Bochaca)

      Joaquín Bochaca Oriol (Ciudad de Barcelona; 5 de septiembre de 1931). Nació en la calle Paradis de la Ciudad de Congal, en pleno Barrio Gótico y junto al Templo de Augusto. Junto a Salvador Borrego, es considerado como uno de los primeros representantes del revisionismo histórico de habla hispana.

      Vasto conocimiento

      Estudia historia, derecho y comercio. Padre de 5 hijos, trabaja en Inglaterra y más tarde en Francia (1958-1969). Su conocimiento de idiomas (inglés, francés, italiano, etc.) y su ocupación laboral le permiten viajar a lo largo y ancho de este mundo y adquirir "in situ" un vasto conocimiento de las más diversas culturas. Su agudeza intelectual le reporta una visión del mundo de una sorprendente claridad, bagaje que le empujaría, a lo largo de los años, a una producción literaria alternativa y heterodoxa que pronto le aporta un auténtico ejército de lectores leales. La diversidad de los temas que trata en sus obras resulta sorprendente: ecología, economía, política, historia, arte, cultura, deporte, etc. Todo ello dominado siempre por una lógica aplastante.
      Se le puede considerar el fundador de la denominada Escuela Revisionista en España, línea de investigadores históricos que proponen una “verdad científica” frente a la “verdad política” (historia oficial) y los dogmas impuestos por el poder.

      Revistas

      Ha sido colaborador de numerosas revistas nacionales y extranjeras como: L’ Europe Réélle (Bélgica), The Barnes Review (Estados Unidos), Identità (Italia), CODE (Alemania), Más allá (Madrid), El Martillo (Barcelona), Juan Pérez (Barcelona), Escritos Políticos (Barcelona), Revista Cedade (Barcelona), etc.

      Traducciones

      Ha traducido al castellano y catalán 35 títulos muy diversos, como Nobilitas del Dr. Alexander Jacob; Ideales Políticos de Houston Stewart Chamberlain; Ensayos Políticos de Alfred Rosenberg; El partido verde de Hitler de Anna Bramwell; Supremacismo judío de David Duke; Poemas de Fresnes de Robert Brasillach; Imperium (1976) de Francis Parker Yockey; Hitler contra Judá de Saint Loup; Aquí la voz de Europa (1983) de Ezra Pound; El camino hacia 1984 (1984) de Peter Lewis; La voz humana y La gran separación (1986) de Jean Cocteau; Mis reverendos padres de Jean Kerkoerle; Agua viviente de Olaf Alexanderson; La internacional dorada de Hans Buchner; Los peces de colores de Jean Anouilh; La conexión Pizza de Shana Alexander; La internada de Anne Riviére; Decadencia y caída del imperio freudiano de H. J. Eysenck; Los judíos en juicio de Bill Grimstad; El conflicto del Cristianismo primitivo con la religión antigua de Louis Rougier; Arthur Schopenhauer (1988) de William Wallace; La Raza de Walter Darré; Diez años que trastornaron a Oriente Medio (1997) de Nadine Picaudou; La orden SS de Edwige Thibaud; La alondra de Jean Anouilh; De los Bohemios y su música en Hungría de Franz Liszt; La resistencia palestina de Gerard Chaliand, Los conquistadores del mundo de Louis Marchalsko; Los diarios de guerra de Charles Lindbergh; El caballero, la muerte y el diablo (1986) de Jean Cau; El conocimiento inútil (1989) de Jean-François Revel; Correspondencia entre dos guerras (1985) de Hermann Hesse, Romaind Rolland y Rabindranaht Tagore; Meditaciones de las cumbres (1978) de Julius Evola; Extraños en la plaza (1988) de Arthur Koestler y Las realidades de la China de Mao de Yuan-mao-ju, etc.

      Artículos y libros

      Bochaca ha escrito 227 artículos sobre los más diversos temas y es autor de más de una veintena de libros, muchos de los cuales han sido reeditados numerosas veces, entre los que cabría destacar:
      También Bochaca ha tomado parte en debates radiofónicos e impartido igualmente cientos de conferencias y cursillos sobre los temas más diversos.

      Artículos relacionados

      Enlaces Externos

       
      INTEGRIDAD NS
      CATÓLICO & NACIONALSOCIALISTA
      http://integridadns.spaces.live.com


      --- El sáb, 4/3/10, zarabia@... <zarabia@...> escribió:
      Amigo Integridad:
      Ya se la respuesta del sionista.  Y quien es BOCHACA?. Saludos, Oswaldo



      ¡Obtén la mejor experiencia en la web!
      Descarga gratis el nuevo Internet Explorer 8
      http://downloads.yahoo.com/ieak8/?l=e1
    • Claudio Ernesto Gershanik
      *Puede dar el nombre de esos judíos complotados para hacer el gran negocio que Ud. denucia? Dónde está la fortuna que amasaron? * ... -- Claudio E.
      Mensaje 89 de 89 , 23 abr 21:59
      Ver fuente
      • 0 archivo adjunto
        Puede dar el nombre de esos judíos complotados para hacer el gran negocio que Ud. denucia?
        Dónde está la fortuna que amasaron?


        El 23 de abril de 2010 11:11, Tito Soto <extrasentidos@...> escribió:
         

        Mire usted amigo enceguecido. Usted sabe que en los campos de concentración donde habían judíos, también los habían muchos que trabajaban con los alemanes para impedir que los cautivos se levantaran. Eran ellos los que en las ciudades delataban ante las autoridades nazis quiénes eran judíos y quienes de ellos trataban de escapar. En algunos documentos gráficos se les ve vestidos con ropaje oscuro o negro con una venda y el actual escudo de Istael en el brazo.

        Matar a los judíos fue el gran negocio de los judíos ricos que manejan el mundo pues les ha servido de excusa para ascender posiciones autoritarias en el gobierno del mundo y uno de los ejemplos es el judío alemán Heinz Kissinger (Henry).

        Usted que tanto menciona a los seis millones de judíos ¿los ha contado?


        Tito


        2010/4/7 gershanikce <gershanikce@...>
         

        Yo no vi a ninguno. Porqué pone palabras en mi boca que realmente son ideas suyas?
        Dónde lo vió?
        Y Ud. que hizo?


        El 7 de abril de 2010 01:37, Tito Soto <extrasentidos@...> escribió:

         

        Usted se vale de las evidencias y yo también. Yo vi judíos colaborando con los nazis y haciendo el papel de verdugos de los judíos. Usted también los vio. Nada de ello es extraño para los judíos; no es una noticia recién llegada. Fueron judíos y mataron a sus correligionarios.

        Tito


        2010/4/7 gershanikce <gershanikce@...>
         

        Es Ud. el que afirma que judíos mataron a judíos.
        Es a Ud. al que le corresponde informara cuántos fueron esos judíos y cuántos fueron los que colaboraron VOLUNTARIAMENTE con el nazismo.


        El 6 de abril de 2010 01:45, Tito Soto <extrasentidos@...> escribió:

         

        Los documentos gráficos, luego de la guerra, nos muestran que muchos judíos fueron verdugos de los judíos y participaron en la orgía de sangre nazi. En Polonia esos judíos colaboracionistas hicieron el papel de gendarmes y cada vez que encontraban a un judío lo encarcelaban o lo cercaban dentro del ghetto. También participaron como verdugos directos activando las cámaras de gases donde apiñaban a las víctimas y desempeñaron el papel de torturadores.

        ¿Cuántos millones de judíos mataron estos judíos?

        Tito


        2010/4/6 Claudio Ernesto Gershanik <gershanikce@...>
         

        Adolf Eichmann

        De Wikipedia, la enciclopedia libre

        Karl Adolf Eichmann
        Adolf Eichmann.jpg
        Adolf Eichmann durante su juicio en Israel.
        Obersturmbannführer
        LealtadBandera de
Alemania Alemania (Tercer Reich)
        Servicio/ramaSS

        Nacimiento19 de marzo de 1906
        Bandera de
Alemania Solingen, Alemania
        Fallecimiento1 de junio de 1962 (56 años)
        Bandera de Israel Jerusalén, Israel

        Karl Adolf Eichmann (Solingen, Alemania, 19 de marzo de 1906 - Jerusalén, Israel, 1 de junio de 1962). Obersturmbannführer (Teniente Coronel) de las SS nazi. Responsable directo de la solución final principalmente en Polonia y los transportes de deportados a los Campos de Concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

        Contenido

        [ocultar]

        Infancia y juventud [editar]

        Eichmann era el hijo mayor de una familia de 5 hermanos que se trasladaron desde Solingen (Alemania) a Linz, en Austria. Su padre había encontrado trabajo en una fábrica de esa ciudad. Durante su infancia murió su madre, y su padre se volvió a casar; pero el no reconoció a su madrastra de nombre Matilda, y su padre le llamaba la atención al saber que Adolf no obedecía a dicha mujer extraña. En su adolescencia estudió en la "Realschule", la educación básica y media; allí conoció a un compañero de nombre Salomón que lo invitaba a comer a su casa, ya que en la suya faltaba la unión, el cariño y el núcleo familiar. En esa casa de la familia Khan de aquel amigo aprendió a hablar el yidish y el hebreo. Adolf era considerado extranjero en Austria y no pudo conseguir trabajo. Sin embargo, sus hermanos menores eran considerados austríacos al nacer en este país. El padre de Adolf tenía entre sus amistades a Ernst Kaltenbrunner, dirigente nazi de origen austríaco, cuya sede del partido estaba en Linz. Kaltenbrunner auspició el ingreso de Eichmann al Partido Nazi NSDAP austriaco.

        Con un interés y fervor frenéticos a la doctrina de Hitler el 1 de abril de 1932 se afilió al NSDAP austríaco con el número de afiliado 899.895 y el mismo día se enroló en las SS con el número 45.325, siendo transferido a Berlín el 1 de octubre de 1934, a la así llamada sección de judíos II 112 del Servicio de Seguridad (SD).

        Responsabilidad en el Holocausto [editar]

        Fue el encargado de la organización de la logística de transportes del Holocausto. Hombre tenaz en el cumplimiento del deber, era una persona muy dada a cumplir las estadísticas que se le exigían, y los judíos eran para él "estadísticas", aunque según sus declaraciones en el juicio que se le siguió por sus crímenes de guerra en 1960 en Israel, no era un antisemita fanático, de hecho, como muchos otros alemanes, se encontraba emparentado de alguna manera con judíos.

        Al final de su vida se defendió arguyendo que su participación en el Holocausto se limitó a ser un simple ejecutor de órdenes superiores y no un Heydrich o un Himmler. Sin embargo, lo cierto es que entró en conflicto con éstos en numerosas ocasiones debido al excesivo celo que puso en la idea de la "solución del problema judío", yendo incluso más allá de las órdenes recibidas, ya que, cuando a finales de la guerra su superior Himmler decidió acabar con los asesinatos masivos de judíos, Eichmann continuó dando las órdenes pertinentes para que se siguieran produciendo.

        Antes de 1939, cuando Alemania contemplaba la posibilidad de expulsar a los judíos, Eichmann fue uno de los principales interlocutores nazis del movimiento sionista, el cual estudió la posibilidad de facilitar la emigración judía a Palestina. En la misma línea, fue una de las personas que pensaron en la viabilidad de crear un estado judío en el Este de Europa.

        En 1939 se opta por la deportación masiva de los judíos alemanes a ghettos habilitados en Polonia, y en 1942 se celebra la Conferencia de Wannsee organizada por Heydrich, en la que se lanza definitivamente la llamada Solución final. Eichmann, que participa en la conferencia, queda encargado de la logística de las deportaciones hacia los campos de trabajo. Es el artífice de la creación de los Judenräte, o consejos judíos, que colaboraban en las deportaciones facilitando la identificación de los habitantes de los ghettos. Esto se hacía confeccionando la lista de personas a deportar, inventariando sus bienes, etc.

        Promociones en la SS [editar]

        Colaboradores de Adolf Eichmann en el Holocausto [editar]

        Los delegados de Adolf Eichmann en la Sección IVB4 de la Gestapo tuvieron como principal responsabilidad la deportación en trenes de todas las personas enemigas de la Alemania nazi y de los judíos. Por cada país o región ocupada existía un delegado responsable de los envíos de personas hacia los campos de concentración. Entre estos colaboradores de Eichmann estuvieron:

        • Alois Brunner, asistente de Eichmann. Desde noviembre de 1939 hasta septiembre de 1944, Brunner dirigió las deportaciones de los judíos de Viena, Moravia, Tesalónica, España ,Niza y Eslovaquia. Desapareció después de la guerra y fue condenado a muerte en ausencia en un juicio en París en 1954. Se le concedió asilo finalmente en Siria.
        • Theodor Dannecker, quien dirigió la preparación de los listados de judíos franceses y españoles, para la deportación en 1941, y que fue nombrado comisionado en Italia en 1944. Después de la guerra fue capturado por los estadounidenses y se suicidó en un campo de prisioneros.
        • Rolf Günther. Asistente de Eichamnn y supervisor de los Delegados. Responsable de la deportación de los judíos de Grecia y clandestinamente de Turquía.
        • Hans Günther. Delegado en Bohemia - Moravia.
        • Dieter Wisliceny, el introductor de la Estrella de David como distintivo de los judíos. Fue el responsable de la deportación y asesinato en masa de los judíos de Eslovaquia, España, Grecia y Hungría. Después de la guerra fue extraditado a Checoslovaquia, donde fue ejecutado en febrero de 1948.
        • Hermann Alois Krumey, miembro de la Policía de Seguridad en Lodz. En 1944 fue enviado a Hungría para organizar la deportación de la comunidad judía húngara. Fue arrestado en Italia en 1945, y después de varios juicios fue sentenciado a cadena perpetua en 1969.
        • Franz Novak, cuya función fue la de coordinar los trenes donde iban judíos y gitanos desde cada país hacia los campos de concentración. Hasta 1961, Novak se ocultó en Austria. Juzgado por sus crímenes en 1964, fue sentenciado a 8 años de prisión, aunque el juicio fue anulado en 1966, siendo absuelto de los cargos y liberado.
        • Gustav Richter, quien en abril de 1941 fue enviado a Rumania como Asesor de Asuntos Judíos. Realizó el censo de los judíos y gitanos de Rumania, planificando la deportación a guetos y exterminación de cerca de 300.000 judíos en el campo de Belzec. Sus planes fracasaron cuando Rumania rompió relaciones con Alemania. Fue sentenciado a 4 años de prisión en 1982.
        • Wilhelm Zöpf, delegado de Eichmann en La Haya, responsable de los judíos de los Países Bajos.
        • Heinz Rothke (destinado en Francia).
        • Franz Abromeit destinado en Croacia y Hungría).
        • Otto Hunsche (destinado en Hungría).
        • Siegfried Seidl (destinado en Hungría).

        Fuga y misterio [editar]

        Pasaporte de Eichmann con los datos falsos de Ricardo Klement

        Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Eichmann fue capturado por la armada de los Estados Unidos, los cuales desconocían que este hombre que se presentaba a sí mismo como Otto Eckmann era de hecho un prófugo de una importancia mayor. En los albores de 1946 se escapó de la custodia de la armada estadounidense y se escondió en varios lugares de Alemania durante algunos años. En 1948 obtuvo un salvoconducto para escapar a Argentina, pero no lo usó inmediatamente.

        A principios de 1950, Eichmann estuvo en Italia, donde se hizo pasar por un refugiado llamado Ricardo Klement. Con la ayuda de un fraile franciscano, el cual tenía conexiones con el obispo Alois Hudal, Eichmann obtuvo un pasaporte emitido por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y un visado argentino, ambos documentos a nombre de "Riccardo Klement, técnico". Abordó un barco hacia Argentina el 15 de julio de 1950. En los siguientes diez años trabajó en el área de Buenos Aires desempeñando muy diversos puestos, desde capataz hasta criador de conejos, eventualmente Eichmann logra traer a toda su familia. En el momento de su detención por el Mossad, Eichmann se desmpeñaba como operario en la fábrica de Mercedes Benz Argentina situada en la localida de González Catán, provincia de Buenos Aires. Antes de vivir en Buenos Aires estuvo oculto, junto a otros nazis, en las Estancias de Aconquija en la provincia de Catamarca al norte de Argentina; trabajaba midiendo el caudal del río Potrero.

        El encuentro en Argentina [editar]

        Adolf Eichmann es localizado a finales de los años 50 y se prepara un plan para capturarlo y llevarlo a Israel, encargo hecho por el primer ministro David Ben Gurion al jefe del Mossad (Isser Harel), con información dada por Simon Wiesenthal. Hacia la fecha no se conocía el paradero del criminal nazi, pero su nombre fue rodando por varios testigos del juicio de Nüremberg. Se creía que había muerto o que no lo iban a encontrar. La operación de detención de Eichmann recibe el nombre de Operación Garibaldi.

        Violando tratados de asistencia consular y la soberanía nacional argentina, el 1 de mayo de 1960 un grupo de "nokmin" (Vengadores) del espionaje israelí ingresan subrepticiamente por vía aérea en Buenos Aires e inician la "Operación Garibaldi" (bautizada así por el nombre de la calle donde vivía Eichmann). Este equipo dirigido por Rafael Eitan y coordinado por Peter Malkin, "especialista en secuestros y en maquillajes", inicia una vigilancia durante casi dos semanas. Finalmente el 11 de mayo de 1960 lo secuestran en plena calle cuando llega del trabajo siendo subido a un auto particular. Los cuatro hombres del Servicio Secreto israelí lo trasladan inmediatamente desde el aeropuerto internacional "Ezeiza" de Buenos Aires, Argentina, en un avión de la aerolinea El Al a Haifa en Israel el 20 de mayo, con otra identidad, vestido como un mecánico de la aeronave, simulando que estaba ebrio. Esto genero problemas entre Argentina e Israel, ya que no están autorizados para llevarse a una persona, y menos sin autorización. El presidente de Argentina en ese momento era Arturo Frondizi.

        Juicio y ejecución en Israel [editar]

        Allí se le somete a un polémico y largo juicio, por un tribunal armado en Jerusalén muy parecido a los tribunales de Nüremberg, pero esta vez organizado por quienes se consideraban víctimas. El juicio que finalizó el 15 de diciembre de 1961 lo condena a morir en la horca por crímenes contra la Humanidad. Este juicio también es considerado como la gran causa nacional del Estado de Israel. La sentencia se cumple la madrugada del 1 de junio de 1962.

        Sus últimas palabras fueron:

        "Larga vida a Alemania. Larga vida a Austria. Larga vida a Argentina. Estos son los países con los que más me identifico y nunca los voy a olvidar. Tuve que obedecer las reglas de la guerra y las de mi bandera. Estoy listo."

        Sus restos fueron incinerados y las cenizas fueron dispersadas en el mar Mediterráneo por una nave de la Fuerza Naval israelí en presencia de algunos supervivientes del Holocausto, y fuera de las aguas jurisdiccionales de Israel. De este modo, se pretendía evitar que su tumba se convirtiera en sitio de veneración por neonazis.

        En este juicio Eichmann dejó algunos testimonios del por qué de su participación en el Holocausto. Se citan algunos párrafos:

        "No perseguí a los judíos con avidez ni con placer. Fue el gobierno quien lo hizo. La persecución, por otra parte, sólo podía decidirla un gobierno, pero en ningún caso yo. Acuso a los gobernantes de haber abusado de mi obediencia. En aquella época era exigida la obediencia, tal como lo fue más tarde de los subalternos."

        La filósofa Hannah Arendt, quien hizo un ya clásico estudio del personaje y sus obras a raíz del juicio (Eichmann en Jerusalén. Un estudio sobre la banalidad del mal), quedó sorprendida por la nimiedad y las escasas dotes intelectuales del hombre que pasaba por ser el mayor asesino de Europa. Señaló además, que las acciones de Eichmann bien pudieron haber sido fruto de la sujeción de la cual es víctima un individuo dentro de un régimen totalitario. Sus declaraciones resultaron polémicas, dado que para muchos esto no era más que una justificación de acciones de Eichmann. Otro agravante de la polémica era la condición de judía de Arendt.

        Rafael Eitan, quien dirigió el grupo que capturó a Adolf Eichmann, fue durante veinticinco años oficial de Inteligencia en el Mossad y dirigió el Shin Bet, en noviembre de 1985 fue destituido al ser descubierto como director de una red de espionaje contra Estados Unidos.

        "Lo más inquietante de Eichmann es que no era un monstruo, sino un ser humano", había declarado en alguna entrevista Peter Malkin, el agente que detuvo a Eichmann, quien posteriormente se retiró en 1977 en Nueva York como especialista en contraterrorismo, tras 27 años de servicio en el Mossad, ciudad donde vivió hasta su muerte el 4 de marzo de 2005 [1].

        Véase también [editar]

        Referencias bibliográficas [editar]

        • Eichmann en Jerusalén. Un estudio sobre la banalidad del mal. Hannah Arendt. Trad. de Carlos Ribalta. Barcelona, Lumen, 1967, 1999, 2003 ISBN 978-84-264-1345-1 (Eichmann in Jerusalén: a Report on the Banality of Evil, en la revista New Yorker)).
        • Yo, Adolf Eichmann. Una memoria histórica. Autor Adolf Eichmann (Memorias), Editorial Planeta, ISBN:84-320-3620-X, Colección Documento, 1980
        • "Eichmann interrogated", transcriptions from the archives of the Israeli Police, Da CAPO Press, New York, ISBN:0-306-80916-8, 1999. (en inglés).


        El 5 de abril de 2010 10:47, Tito Soto <extrasentidos@...> escribió:

         

        Creo que el amigo Gershanik es argentino y de ser así entonces tiene una mala concepción de lo que es judío en el lunfardo o replana argentina. A los judíos en esa forma de expresión les dicen rusos.

        Quien traiciona a un traidor no es traidor. Adolf Eichman tenía antecesores judíos y quizá él mismo fue un judío que perseguía a los judíos durante la guerra. Los judíos atraparon al judío Eichman en Argentina por datos recibidos de judíos colaboradores de Eichman y lo ejecutaron por traición a los judíos en Israel.

        Tito

        2010/4/4 Claudio Ernesto Gershanik <gershanikce@...>
         

        La segunda Guerra Mundial fue iniciada por el Nacioalsocialismo (nazismo) alemán con el fin de imporner la supremacía racial(?) aria.
        Hubo 100.000.000 de muertos en el conflicto, de los cuales 6.000.000 eran de religión o descendientes de judíos y 25.000.000 eran de nacionalidad rusa lo cual desde ya señala que hay superposición de conceptos ya que muchos de esos rusos eran judíos y viceversa.
        En los campos de concentración no solamente había judíos. Se encerraron en ellos a los gitanos, discapacitados, comunistas, curas y, en general, a todos los que se oponían o implicaban alguún tipo de amenaza o molestia para el nazi opresor. Sin embargo solamente hubo una sola campaña de "Solución Final" y ese era para el exterminio de los judíos y para ello se construyó una estructura jerárquica y burocrática encabezada por Adolf Eichman.
        Señalemos además que en su camino hacia Berlín el ejército Rojo "liberó" muchos de los campos nazis pero sus p`risioneros fueron trasladados a campos forzosos en el interior de Rusia. Esto fue claramente determinado por la Cruz Roja internacional. Tengo conocimiento de casos específicos que fueron identificados por la Cruz Roja internacional primero en campos nazis y luego rusos.

        Holocausto

        En Historia, se identifica desde mediados del siglo XX con el nombre de el Holocausto a lo que técnicamente también se conoce, siguiendo la propia terminología del Estado nazi, como Solución Final (en alemán, "Endlösung") de la cuestión judía, esto es, el intento de aniquilar totalmente a la población judía de Europa.[1] La decisión fue tomada, con bastante probabilidad, entre finales del verano y principios del otoño de 1941,[2] y su arquitecto y organizador administrativo fue Heinrich Himmler.[3] También se utiliza, aunque con menor frecuencia, el término la shoah.[4]

        Etimológicamente, ambos términos hacen referencia a antiguos rituales religiosos: holocausto proviene del griego ὁλόκαυστον holókauston, de ὁλον ‘completamente’ y καυστον ‘quemado’; por su parte, shoah es la adaptación de la forma latinizada ha'shoáh, del hebreo השואה.

        El uso de la palabra holocausto para referirse al genocidio de aproximadamente seis millones de judíos europeos durante la Segunda Guerra Mundial,[5] se justifica a través de su referencia etimológica a algo quemado, pues tras el uso de la herramienta genocida más característica de la solución final, las cámaras de gas, los cuerpos de los asesinados eran incinerados en hornos crematorios.

        La persecución y el asesinato de los judíos no se desarrolló sólo ni en Alemania, ni en los distintos campos de concentración creados a tal fin, sino que se extendió a Rusia, Europa Oriental y la península Balcánica, donde los alemanes y sus colaboradores (austriacos, lituanos, letones, ucranianos, húngaros, rumanos, croatas y otros) llevaron a cabo múltiples matanzas de judíos en fosas, bosques, barrancos y trincheras.[6]

        Aunque se discute el grado de elaboración del plan que terminaría por provocar el genocidio, y la responsabilidad última, técnicamente hablando, de Adolf Hitler, el sustento ideológico de ese plan es bien conocido:

        una ideología o Weltanschauung (concepción del mundo) milenarista que proclamaba que "el judío" constituía el origen de todos los males, en especial del internacionalismo, el pacifismo, la democracia y el marxismo, y que era el responsable del surgimiento del cristianismo, la Ilustración y la masonería. Se estigmatizaba a los judíos como "un fermento de descomposición", desorden, caos y "degeneración racial", y se los identificaba con la fragmentación interna de la civilización urbana, el ácido disolvente del racionalismo crítico y la relajación moral; se hallaban detrás del "cosmopolitismo desarraigado" del capital internacional y de la amenaza de la revolución mundial. Eran el Weltfeind (el "enemigo mundial") contra el cual el nacionalsocialismo definió su propia y grandiosa utopía racista de un Reich que duraría mil años.[7]

        Además de esta ideología, la ejecución del genocidio tuvo como soporte a la sociedad alemana, la más moderna y con más nivel de desarrollo técnico de Europa, y que contaba con una burocracia perfectamente organizada.[8]

        El antisemitismo presente, en mayor o menor medida, en Europa Occidental y Estados Unidos, además de los problemas económicos derivados de la Gran Depresión, provocaron también

        la desgana de los responsables políticos británicos y estadounidenses a la hora de realizar algún esfuerzo significativo de salvamento de judíos europeos durante el Holocausto.[9]

        Junto con los judíos, otros grupos humanos como gitanos, soviéticos (especialmente, los prisioneros de guerra), comunistas, polacos étnicos, otros pueblos eslavos, los discapacitados, los hombres homosexuales y disidentes políticos y religiosos, fueron también objeto de persecución y asesinato durante el nazismo.[10]

        Según el criterio más o menos restringido que se adopte para definir el Holocausto, la cifra de víctimas varía. Algunos historiadores lo circunscriben al genocidio judíos a manos del Tercer Reich (algo más de 6 millones de víctimas).[11] [12] [13] Otros estudiosos consideran que debe aplicarse asimismo a las víctimas polacas y a otros pueblos eslavos y gitanos. Un tercer grupo amplía el término para que abarque igualmente a los homosexuales, los disminuidos físicos y mentales y los Testigos de Jehová, de modo que se estiman en 11 o 12 millones las víctimas del Holocausto, de las cuales más de la mitad eran judíos.[14]

        Contenido

        [ocultar]

        Fundamentos históricos e ideológicos del Holocausto [editar]

        Tras la Primera Guerra Mundial, el Imperio Alemán (Deutsches Reich) se dotó de una Constitución que lo definía como una República, de ahí el nombre de República de Weimar con el que habitualmente se conoce a Alemania en el periodo que va de 1919 a 1933.[15]

        Desde un punto de vista sociológico, la República de Weimar se estableció

        sobre el telón de fondo de unos traumas nacionales sin precedentes: en los alemanes pesaban gravemente la derrota inesperada en la Gran Guerra, la abdicación del emperador, la amenaza de la revolución comunista en su propio país, la humillación del Tratado de Versalles y la perspectiva del pago de exorbitantes reparaciones de guerra a los Aliados occidentales.[16]

        A lo anterior hay que añadir un considerable caos económico y político, todo lo cual repercutió en que la derecha nacionalista empezase a perfilarse como enemiga de un régimen al que hacía responsable de la situación, incidiendo especialmente en determinadas consecuencias del tratado, como el reconocimiento por parte de Alemania de su culpabilidad de guerra, la pérdida de territorios, la reducción del ejército y la dependencia de préstamos extranjeros. Una inflación masiva en 1923 y el consecuente colapso monetario, que afectaron duramente a las clases trabajadora y media, redondearon un contexto ideal para el surgimiento de una oposición radical al régimen.

        Simultáneamente, ya desde 1918, la económicamente fuerte población judía alemana (poco más de medio millón de personas) fue objeto de atención por una

        propaganda intensiva que (...) llevaron a cabo las organizaciones antisemitas völkisch (racistas), que marcaron a los judíos con el estigma de haberse dedicado a acaparar para enriquecerse en tiempo de guerra, a actividades en el mercado negro y a la especulación bursátil, así como con el de ser responsables de la derrota en la Primera Guerra Mundial.[17]

        Estos sentimientos antijudíos se recrudecieron con las crisis económicas y políticas que se desarrollaron entre 1918 y 1923. Por un lado, se empezó a asociar a los judíos con actividades subversivas por el papel desempeñado por diversos socialistas y comunistas judíos (Rosa Luxemburg, Kurt Eisner, Gustav Landauer, Eugen Leviné, Hugo Haase, etc.) en las frustradas revoluciones de 1918-1919. La mayoría de ellos terminarían siendo asesinados por miembros de la derecha nacionalista, incluido Walter Rathenau, el primer judío que había llegado al cargo de ministro de Asuntos Exteriores de Alemania.

        Por otro lado, desde 1920 se experimentó una inmigración masiva de judíos polacos en Berlín. Sin trabajo y con dificultades para adaptarse por el idioma, se convirtieron en objetivo para las quejas xenófobas de muchos.

        El antisemitismo en Hitler y el nazismo [editar]

        En este contexto fue en el que surgió el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP), el partido nazi, fundado en Múnich en 1919, cuyo programa oficial de 1920 proponía la unión de todos los alemanes dentro de una Gran Alemania y que sólo las personas de sangre o raza alemana pudiesen ser nacionales (ciudadanas del Estado) y directores de medios de comunicación. Explícitamente, además, el NSDAP propugnaba un cristianismo constructivo y luchaba contra el espíritu judeomaterialista en el interior y el exterior del país.[18]

        La primera declaración política conocida de su principal líder, el ex cabo del ejército alemán Adolf Hitler, expuesta en una carta del 16 de septiembre de 1919, incidía sobre la cuestión judía partiendo de la base de que la comunidad judía era un grupo estrictamente racial y no religioso. Además,

        describe las acciones de dicha colectividad como causantes "de una tuberculosis racial de los pueblos". Desecha los pogromos como una respuesta meramente "emocional" al problema y exige un "antisemitismo racional" que imponga una ley de extranjería a los judíos, con el fin de revocar sus "privilegio

        (Message over 64 KB, truncated)
      El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.