Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

carretera La Barga, Gallarta-La Arboleda

Expandir mensajes
  • Izate Asociación Medioambiental
    Más noticias sobre esta carretera. La zona de La Barga que se va a destruir tiene un alto valor ecologico pese a estar tan cerca de otras áreas degradadas.
    Mensaje 1 de 1 , 19 sep 2006
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto
      Más noticias sobre esta carretera. La zona de La Barga que se va a destruir tiene un alto valor ecologico pese a estar tan cerca de otras áreas degradadas. Izate lleva desde hace varios años estudiando la zona y realizando diversas actividades de divulgación y concienciación (itinerarios, elaboración de cuadernos de campo, ..)
      EB, PSE y PP han propuesto una alternativa al trazado actual: que la Diputación ejecute el proyecto que presentó en un principio. Pero yo creo que eso no es suficiente. El proyecto inicial era malo y el actual malísimo. Hay alternativas por otros sitios.
      Saludos, Sergio
       
      EL CORREO, 31-AGO
      MARGEN IZQUIERDA
      La Diputación apura los trámites para construir la variante de Gallarta
      La nueva carretera estará terminada a principios de 2008 y servirá de acceso al campo de golf de La Arboleda
      ARANTZA ALONSO/BARAKALDO
      La Diputación apura los trámites para construir la variante de Gallarta
      ESTRECHA. La nueva carretera reemplazará a la calzada actual, que une El Campillo con el barrio de Triano. / PEDRO URRESTI
      Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

       

       
      Los trámites administrativos para construir la segunda fase de la variante de Gallarta tocarán a su fin en apenas dos semanas. El próximo 14 de septiembre, la Diputación tiene previsto llevar cabo el levantamiento de las actas de la superficie a ocupar. Acto seguido, se expropiarán los terrenos afectados por la iniciativa. Y una vez materializada esta medida, la institución foral podrá dar el pistoletazo de salida a la ejecución de las obras.

      Pero no será hasta febrero de 2007 cuando se adjudique el ambicioso proyecto. Los trabajos comenzarán mes y medio después y se prolongarán durante al menos un año. Por lo tanto, el nuevo vial, que unirá el polígono El Campillo con el barrio de Triano y servirá de acceso al campo de golf de La Arboleda, será inaugurado a principios de 2008.

      Desde que la Diputación anunció los detalles de la variante de Gallarta, la segunda fase del proyecto ha estado envuelta en la polémica. Tanto partidos políticos de Abanto como asociaciones ecologistas han unido sus fuerzas para tratar de frenar una iniciativa que «amenaza el pasado histórico de la cuenca minera». La Plataforma de Usuarios de los Montes de Triano emprendió hace tres meses una campaña de recogida de firmas en contra de la construcción de la carretera. La próxima semana, la agrupación presentará en el Consistorio los apoyos recabados. «La obra supondrá la demolición de una emblemática vivienda de piedra donde cientos de trabajadores de los yacimientos aprendieron a leer y escribir», recuerda José Antonio Quintana, presidente de la asociación. Además, otros dos caseríos también se verían afectados por la calzada.

      Amenaza para los árboles

      Asimismo, el futuro vial deterioraría la riqueza ecológica que encierran los montes de Triano. Según los cálculos de la agrupación, más de 2.000 árboles desaparecerán. «Algunos ejemplares tienen más de 60 años, por lo que suponen uno de los valores más importantes del enclave», señala Quintana.

      Sus críticas son compartidas por los partidos políticos de la oposición en el Ayuntamiento de Abanto. De hecho, PSE-EE, EB y dos concejales del grupo AMA, que cuentan con mayoría en el Consistorio de la localidad minera, presentarán en el próximo pleno municipal una moción que persigue paralizar la segunda fase de la variante. Al mismo tiempo, proponen una alternativa al recorrido de la nueva calzada: que se desvíe «unos pocos metros a la izquierda». «De esta manera, se evitaría la tala de árboles y la demolición del histórico caserío», explicó el portavoz socialista, Javier García.

      Presupuestada en más de 7 millones de euros, la futura carretera incluirá un itinerario peatonal de más de un kilómetro. La ejecución de las obras de este vial se efectuará al mismo tiempo que la de la primera fase de la variante de Gallarta. Esta última infraestructura tiene como cometido mejorar la seguridad de la rotonda de El Bao y comunicar la glorieta con el polígono de El Campillo.
       
      Viérnes 8:
      Recogen 1.500 firmas contra la variante de Gallarta
      A. ALONSO/BARAKALDO
       
      El trazado de la segunda fase de la variante de Gallarta continúa sin convencer a los vecinos de Abanto. La próxima semana, la Plataforma de Usuarios de los Montes de Triano culminará la campaña que inició el pasado mes de mayo para protestar por el «fuerte» impacto medioambiental que el futuro vial supone para la zona. En los últimos cuatro meses, la asociación ecologista ha reunido un total de 1.500 firmas, que presentará en el Ayuntamiento del municipio.

      «Nuestra intención es que el Consistorio recapacite y se dé cuenta de que la calzada arrasará los vestigios del pasado minero de la zona», subrayó el presidente de la asociación, José Antonio Quintana. Por ejemplo, un emblemático caserío de piedra de 1934, donde cientos de trabajadores de los yacimientos aprendieron a leer y escribir, desaparecerá del enclave. «Las paredes de esa vivienda guardan mucha historia, por lo que no es justo que se derribe para construir una carretera», recordó Quintana.

      La nueva calzada, que unirá el polígono El Campillo con el barrio de Triano y servirá de acceso al campo de golf de La Arboleda, también «amenazará de manera drástica» la riqueza ecológica que atesoran los montes de Triano. En total, la asociación calcula que más de 2.000 árboles deberán ser talados. «Se trata de una locura porque los animales en peligro de extinción tendrán más dificultades para sobrevivir», apuntó Quintana, quien propone desviar el trazado de la carretera varios metros para «salvaguardar el ecosistema».

      Mientras, la Diputación culminará la próxima semana los trámites administrativos para poder ejecutar el proyecto. El jueves, la institución foral tiene previsto levantar las actas de la superficie a ocupar.

      Miércoles 13:
       
      EL CORREO
      La oposición en las Juntas pide cambios en el trazado de la variante de Gallarta
      A. ALONSO/BARAKALDO
       
      La polémica sobre la construcción de la segunda fase de la variante de Gallarta se ha trasladado a las Juntas Generales de Vizcaya. Los representantes de EB, PSE y PP en la cámara vizcaína han decidido unirse para presentar una proposición no de norma en contra del proyecto auspiciado por la Diputación. Así, los tres partidos han exigido al departamento foral de Transportes que paralice el actual trazado de la calzada, que unirá el polígono El Campillo con el barrio de Triano y servirá de acceso al campo de golf de La Arboleda.

      La propuesta está encaminada a «salvaguardar los espacios naturales e históricos de la zona de La Barga». Y es que, a juicio de EB, impulsor de la iniciativa, el futuro vial supondrá un fuerte impacto medioambiental para el enclave paisajístico. «El trazado tendría repercusiones en la red hidrológica superficial y subterránea, que destruiría los diversos acuíferos existentes», señaló José Ferrera, portavoz de la formación de izquierdas en las Juntas Generales.

      El patrimonio minero que atesoran los montes de Triano también se vería amenazado por la construcción de la nueva calzada. Por todo ello, EB, PSE y PP han propuesto una alternativa al trazado actual: que la Diputación ejecute el proyecto que presentó en un principio, ya que éste respetaba la riqueza ecológica de la zona.

      La proposición no de norma no es el único recurso que los partidos políticos han presentado para intentar dejar sin efecto el futuro vial. En el próximo pleno del Ayuntamiento de Abanto, PSE-EE, EB y dos concejales del grupo AMA, que cuentan con mayoría en la localidad minera, prevén aprobar una moción en contra de la segunda fase de la variante.
       
      DEIA
      EB, PSE y PP proponen ante las Juntas Generales que se modifique la segunda fase de la variante de Gallarta
      La moción ha sido presentada dos días antes de que el ente foral levantara las actas
      Olalla Alonso Barakaldo
      Una proposición no de norma presentada en Juntas Generales por los grupos políticos de EB, PSE y PP tratará de dejar sin efecto el trazado de la segunda fase de la variante de Gallarta, 1.900 metros de vial que enlazarán El Campillo y Triano y que darán acceso al campo de golf de La Arboleda.

      Los grupos alegan el «gran perjuicio ecológico de incalculables consecuencias para la diversidad y el ecosistema» que supondría el paso previsto de la carretera por la zona de La Barga para instar al departamento de Transportes a que «retome el proyecto inicial». Mientras tanto, la Diputación ultima los trámites administrativos para comenzar en 2008 las obras de la variante. La moción ha sido presentada dos días antes de la fecha que el ente foral estimó para el levantamiento de actas de la superficie a ocupar, para expropiar después los terrenos afectados por la infraestructura y, una vez materializada esta medida, poder iniciar las obras.

      La propuesta presentada por los partidos políticos ante las Juntas Generales hace referencia a otra moción que presentó para su discusión en el pleno de Abanto la asociación de Usuarios de los Montes de Triano con el apoyo de los grupos municipales EB, PSE y dos concejales de AMA, Begoña Fraile y Tomás Maza. Al documento presentado por el colectivo y los representantes de los grupos municipales, le acompañaba un informe de una empresa especializada en problemática medioambiental que pormenoriza el impacto del paso por la carretera. En concreto, el estudio, ahora en Juntas Generales, hace referencia a la tala de más de dos mil árboles, la desaparición de corrientes subterráneas y el peligro para especies autóctonas de flora y, sobre todo, fauna.

      Asimismo, denunciaba la afección de dos caseríos. Sin embargo, los concejales aprobaron en pleno el trazado inicial, por «la falta de información» y los ediles de AMA «obligados» por el pacto de gobierno que mantenían con el PNV antes de la crisis interna del grupo municipal y de la dimisión y el cese de dos de los concejales de esta última formación, quienes apoyaron más tarde la moción. Este hecho motiva que el texto haya sido trasladado a Juntas Generales, ya que, según fuentes municipales, «no pueden deshacer un acuerdo plenario que ya adoptaron».
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.