Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Casado: El son y la criolla nacieron en suelo dominicano y no en Cuba

Expandir mensajes
  • Dario Nicodemo
    ESPECTACULOS/ Listin Diario Casado: El son y la criolla nacieron en suelo dominicano y no en Cuba Fernando Casado durante su disertación. SANTO DOMINGO.- El
    Mensaje 1 de 1 , 23 ene 06:17
      ESPECTACULOS/ Listin Diario
      Casado: El son y la criolla nacieron en suelo dominicano y no en Cuba
       
       
      Fernando Casado durante su disertación.

      SANTO DOMINGO.- El son y la criolla son creaciones de nuestra cultura y no de la cubana, afirmó Fernando Casado en la tertulia “Jueves de la República” de la Biblioteca República Dominicana.
      Casado declaró que es necesario que el dominicano entienda que el son y la criolla como parte de la cultura dominicana “porque como muchas otras cosas fueron tomadas desde aquí y llevadas a Cuba y a otros lugares del mundo”.
      Según “El magistrado”, los musicólogos cubanos “se han atrevido a tanto, que hasta han dicho que hay un “creador” de la criolla cubana, -Luis Casas Romero-, que por cierto estuvo dos veces en Santo Domingo, tanto en l913 como en 1926”.
      En tal sentido, apuntó que el gran problema de Casas Romero y de los musicólogos cubanos “es que no hacen ninguna referencia a los acontecimientos de actividades artísticas que desarrolló en esas dos ocasiones ese señor en la República Dominicana, pero -se dice- vino con su orquesta”.

      Su teoría

      “Lo más probable es que él conociera la criolla en Santo Domingo cuando vino en l913 y luego la reeditara en Cuba, ya que en el libro “Luis Casas Romero” de Oscar Luis López abundan los argumentos y enfrentamientos dentro de la propia musicología cubana sobre la apócrifa propiedad de la invención como pasó con el género del bolero y de la criolla”, señaló Casado.
      Resaltó que la confusión es profunda y penosa dada que la musicología cubana apunta a establecer equívocamente, en la simple actividad de uno o varios creadores cubanos de sus primeras criollas, el nacimiento del origen del género como tal “lo que es un error básicamente anticientífico”.
      “Los géneros, los ritmos, no se inventan. Es la propia sociedad la que establece, en un momento dado, la creación de una expresión cultural cualquiera que sea y la música es una expresión que se gesta en el vientre de la propia sociedad sin rostro”, afirmó
      De otra parte, explicó que la media tuna que nos viene con la coyuntura española tiene la misma medida que tiene la barcarola oriunda de Italia o gondolera veneciana y que por eso fue tan fácil fusionar ambas expresiones rítmicas pese a la diferencia del acento.
      Señaló que la historia recuerda, que la bohemia dominicana siempre ha sido fértil y que por ser muy receptiva adoptó de inmediato la barcarola entendiéndose sobre todo, que la media tuna es la música romántica del campo.
      Sin embargo, explicó que la criolla, la barcarola, esa conjunción era la música manejada en la ciudad. La bohemia comenzó sus barcarolas pero ya no se trataban de barcarolas que habían venido de las liburias, se trataba de barcarolas criollas escritas por la gente de la bohemia dominicana. “Compositores nuestros y comenzaron a llamarse barcarolas criollas”, agregó.
      Explicó, que la barcarola criolla, en la medida en que se fue adoptando como la música romántica citadina fue perdiendo el nombre y conservando el apellido quedándonos entonces con las criollas.

      La historia
      Reveló que la referencia más antigua que ha podido detectar la ofrece don Federico Henríquez y Carvajal en unos escritos sobre sus visitas a Baní y de sus encuentros con un Máximo Gómez muy joven y muy bohemio.
      “Don Federico cuenta que conoció a Máximo Gómez en esa etapa de juventud y lo escuchó cantar en serenatas hermosas barcarolas, tocando el mismo Gómez su guitarra, eso sitúa la criolla alrededor de l856 porque la barcarola es la criolla”, recordó.
      Casado insistió en que ha habido un enfrentamiento con la musicología cubana no sólo con la criolla. “Yo he tenido que estar defendiendo muchísimas cosas, el bolero, el son e instrumentos como el tré”, comentó.
      “Es válido analizar los diferentes aspectos para que el dominicano entienda que eso es parte de la cultura nuestra”, reflexionó Casado.
      En la tertulia, además del director de la Biblioteca, Juan Freddy Armando, quien obsequió libros a los asistentes, habló el subsecretario de Patrimonio Cultural, José Enríque Delmonte, ante un gran público como ocurre cada jueves.

    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.