Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

11645Mucho que nadar

Expandir mensajes
  • signatus62
    17 jun
      No descubrimos la polvora, al decir que el lobo como cualquier cánido se defiende nadando.
      No es su fuerte, pero si lo suficiente para soltear el cauce de un rio normalito en agua como es el Duero.
      Aparte de esto muchas son las infraestructuras que atraviesan el Duero de un lado a otro por muchos tramos, suceptibles en un momento dado de ser cruzadas con un poquito de arrojo y descaro que ponga el animal.
      En definitiva, que era lógico que el lobo no se parara ante el río castellano en su avance.
      Ahora, si pensamos que el lobo nadando puede llegar por ejemplo al archipielago balear, nos van a tachar de locos de amarrar y con razón.
      Los expertos en paleozoología, sabrán si en tiempos inmemoriales, el lobo se ha movido alguna vez por tierra balear.
      Por lo tanto, allí ni está ni se lespera, salvo (que ahora si), lleguen los del helicoptero ese famoso en muchas zonas del mundo rural y se suelten a diestro y siniestro, para sembrar las islas de lobos, osos o lo que sea.
      Por lo tanto, pueden estar tranquilos las autoridades baleares, no necesitan redactar ningún plan específico sobre el lobo ante su probable aparición.
      Aragón, es otra cosa, tiene dos focos posibles de llegadas de lobos, por un lado los lobos italianos que se dejan ver por Cataluña y que puedan alcanzar por el Pirineo o sierras cercanas, teritorio aragonés.
      Y la otra vía, es la de aquellos lobos ibéricos auténticos héroes desde luego, que si consiguen soltear las barreras y las zonas de guerra abierta de La Rioja, la antaño lobera Soria, hoy muy esquilmada de lobos o por supuesto el enorme sumidero del País Vasco, ya es todo una hazaña.
      Se me ha olvidado otra tercera vía, en teoría mas despejada, es la de alcanzar el sur de Aragón por el norte de Guadalajara. Pero en esta provincia, ya hemos visto también muchos episodios de repuntes y ocasos de lobos.
      Pero en cualquier caso, no es un disparate, que el lobo intente establecerse en Aragón, puesto que tiene amplias zonas, donde el animal, podría vivir con dignidad.
      Ante esta situación, hace ya tiempo que las autoridades competentes en medio ambiente de esta comunidad, tendrían que tener una plan de actuación y saber hacer, ante la llegada del lobo, puesto que se sabe, que esto tarde o temprano va a ocurrir.
      La sensación que sin embargo se da, ante la mas tímida aparición del cánido, es la de nerviosismo, improvisación, vamos a calmar los ánimos.....
      Por lo menos algo parece que tienen claro, como no es una especie cinegética, parece que eso le libra de mandar la jauría de los cazadores detrás.
      El resto, es un estado de limbo, en el cual las autoridades aragonesas, deben poner pronto remedio, para que entre espera y no saber que hacer, sigan desapareciendo ejemplares de las formas mas inverosímiles, como en el pasado reciente de lobos caidos en la comunidad, desde los años noventa.
      Un saludo, Nicolás.