Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

relato

Expandir mensajes
  • elmenso007
    DESTINO CAMBIADO ... Valeria tenía casi 9 años. Caminaba de la escuela a su casa. Llegó a la esquina de la plaza y decidió cruzarla en diagonal. Al pasar
    Mensaje 1 de 1 , 13 dic 2005
    • 0 archivo adjunto
      DESTINO CAMBIADO
      --------------------------------------------------------------------------------
      Valeria tenía casi 9 años. Caminaba de la escuela a su casa. Llegó a
      la esquina de la plaza y decidió cruzarla en diagonal. Al pasar bajo
      la glorieta escuchó unos ruidos extraños. Venían de la casilla detrás
      de la glorieta. Se acercó con cuidado a la ventanita. Vió a su
      compañerita Norma desnuda y con un pene en la boca. Se quedó muda del
      desconcierto. No podía ver al dueño del pene ni su cara. Pero sintió
      mas gemidos del hombre. Vió como su amiguita de 11 años recorría el
      pene con sus labios. Lamía la cabeza, masajeaba los testículos. Vió
      que una mano tocaba la vulva de su compañerita.
      Había visto el pene de su padre cuando el orinaba. Y él orinaba con la
      puerta abierta y sin cubrirse. O a veces ella estaba orinando en el
      inodoro y él entraba. Le decía que se corrá al bidé y él orinaba en el
      inodoro. Ella había tenido varias veces cerca el pene de su padre y lo
      había visto bien.
      Norma se detuvo. Parecía que tragase algo. "Pis, le está meando en la
      boca" pensó. Pero al soltar el pene corrió un líquido espeso y
      blanquecino. Norma lamió lo que le quedaba de "eso" y se lo tragó.
      Luego se paró y se agachó hacia donde estaba la cara del hombre. Y
      comenzó a gemir. Estuvo así un rato y largo un gritito. Valeria
      sospechó que el hombre le estaba chupando la cola o la vulva. Norma se
      dió vuelta y besó al hombre. Era su papá Esteban. El padre de Valeria
      acababa de hacer eso con Norma. Y Norma se reía y conversaba. Se
      decían cosas muy lindas y reían. Y se besaban en la boca.
      Esteban se sentó en una silla. Normase sentó sobre él y frente a él.
      Comenzó a meterle el pene en la vagina. Parecía que les dolía. El pene
      no entró del todo. Norma comenzó a subir y bajar apoyándose en sus
      piernas. Esteban la besaba en la boca, le tocaba los pequeños pechos.
      Y también se los chupaba. Esteban la tomó de la cintura y la giró.
      Lemetió un dedo en el ano. Luego dos. Y luego su pene. Le entró
      bastante, más de la mitad. Y Norma comenzó a subir y bajar de nuevo.
      Esteban tocaba y metía los dedos en la vulva de Norma. Le daba vuelta
      la cara y la besaba en la boca.
      Esteban comenzó de nuevo a quejarse. Del ano de Norma vió salir de
      nuevo el liquido. Esteban sacó su pene chorreando y con restos de
      caca. Norma se bajó y lo chupo todo. Lo dejó limpio y brillante. Se
      lavaron ambos con agua un balde. Se secaron con una toalla. Se
      vistieron y se besaron en la boca.
      Valeria salió corriendo. Llegó a su casa. Saludo entredientes a su
      mamá Fabiana. Entró a su dormitorio. Se desvistió. Se pusó la remera
      larga azul que su papá le había regalado. Le había dicho que la usara
      siempre sin nada abajo. Se sacó sus bombachas y se fue al baño. Se
      sentó en el inodoro y orinó. Sintió que entraba su padre a la casa.
      Sintió que abrían la puerta del baño. Lo saludo y se sentó en el bidé.
      Su padre sacó su pene y comenzó a orinar. Valeria miró ese pene y
      recordó todo. La niña abrió el agua y se lavó. Su padre fue al lavabo
      a lavarse el pene y las manos. Y ella también. Lo vió de cerca y no
      pudo evitarlo. Apenas lo rozó con los labios. El padre la miró y se
      quedó quieto. Tomó sus manos e hizo que se lo agarre. Ella palpó
      también los testículos. "Metelo en tu boca y chupalo" dijo Esteban.
      Valeria lamió el glande y luego lo metió en su boquita. Chupó con
      fuerzas. Se lo sacó y volvió a metérselo. Y así un rato. El pene de
      Esteban se puso duro en la boca de su hija.
      Fabiana los llamó para comer. Esteban se guardó el pene en su short.
      Valeria se quedó mirándolo. "Después seguimos, no le digas nada ni a
      mamá ni a nadie" dijo Esteban. Ella afirmó con la cabeza. Fueron a la
      mesa y comieron como siempre. Terminaron, levantaron la mesa, Esteban
      lavó la vajilla y Valeria la secó. Vieron un rato televisión los tres.
      Mamá estaba con una remera larga igual a la de Valeria pero roja. Sin
      nada debajo. Esteban hizo que Valeria se sentara sobre él. Sin que
      Fabiana se diera cuenta levantó por detrás la remera de Valeria. Al
      sentarse la nena sintió el pene de su padre duro contra su vulva.
      Fabiana bostezó. Les dijo que iría a dormir la siesta. Les dió un beso
      a cada uno y se fue a su dormitorio.
      Esteban le dijo a Valeria que fueran hasta el escritorio. Allí cerró
      con llave la puerta y encendió la computadora. Se desnudó y desnudó a
      su hijita. Se sentó frente a la computadora y sentó a Valeria encima
      suyo. Puso un video en la máquina. Varias nenas pequeñas tenían sexo
      con hombres mayores. Hacían las cosas que Valería había visto en la
      plaza. Y otras nuevas. Una nena mayor que Valeria, rubia como ella,
      recibía un pene por la vagina o otro por la boca. Luego le metían un
      pene en el ano y otro en la vagina. Y al final salía ese líquido de
      los penes.
      "¿Cómo se llama eso que sale del pito, papi?" dijo la nena. "Semen,
      amor" respondió el hombre. Tocó la vulva de su nena y la notó algo
      húmeda. Le metió un dedo y luego se lo chupó. Valeria se sintió muy
      bien y se rió. "¿Es rico el semen, papi?" dijo Valeria. "¿Querés
      probarlo, amorcito?" dijo Esteban. "Si papi, quiero tomar tu semen"
      dijo la nenita. Esteban la hizo arrodillarse y ella se metió solita el
      pene a la boca. Comenzó a chuparlo con fuerza. Esteban le acariciaba
      el cabello y la miraba a los ojos. Valeria sintió de pronto que su
      boca se llenaba de semen tibio y espeso. Lo tragó y limpió el pene de
      su padre con la lengua. Se secó los restos con su remera.
      Esteban la sentó en la silla y él se arrodilló. Comenzó a chupar su
      vulva rosada y virgen. Le metía los dedos, primero uno y luego dos.
      Valeria gozaba algo increíble. Luego la hizo parar y comenzó a lamer
      su ano y a chupar sus nalguitas. Le metió un dedo y lo movió un rato.
      Valeria tuvo su primer orgasmo en la boca de su padre.
      Luego se besaron en la boca. Sintió la lengua de su padre y comenzó a
      acariciarla con la suya. Se rieron y se quedaron mirándose a los ojos
      un rato. "¿Me lo vas a meter adentro al pito papi?" dijo la nena
      ansiosa. "Ahora no, amorcito. Después..." dijo Esteban y comenzó a
      vestirse. Valeria se puso la remera y volvió a besar a su papá en la
      boca. Él apagó la máquina y abrió la puerta. Se fueron a acostar al
      dormitorio matrimonial con Fabiana. Valeria se durmió enseguida. Como
      hacía calor, Esteban le sacó la remera. Fabiana se despertó y los vió.
      Tapó a la nena con la sábana. Esteban se sacó el short y se metió en
      la cama. Desnudó a Fabiana y comenzó a besarla. "La nena, amor...
      Dejémoslo para la noche, yo te prometo que vamos a hacer de todo..."
      dijo Fabiana. "Valeria está re cansada y no se va a despertar ni que
      la coja a ella. Dale, cojamos un rato Fabi..." dijo él. "No seas
      ordinario, che. Bueno, un polvito y por delante..." dijo Fabiana
      ansiosa. Esteban se acostó y Fabiana se subió encima. Hicieron el amor
      mas de media hora hasta que Esteban por fin acabó dentro de su esposa.
      Fabiana cayó rendida a un costado, y Esteban quedo en el medio de la
      cama. Se besaron un rato se Fabiana se durmió nuevamente. Esteban, con
      su pene aún duro, se dió vuelta para el lado de su hijita. Le puso el
      pene entre las nalguitas y la abrazó. "Esta noche quiero que me hagás
      eso, papi" dijo la nena, y se durmió abrazada por su padre y con su
      pene entre las nalguitas.El despertador sonó antes de las 5 de la
      tarde. Esteban se bañó y se fue a su trabajo. Fabiana y Valeria fueron
      al escritorio a estudiar.
      Esteban salió a las 9 de la noche. Estacionó su camioneta en el baldío
      y apagó las luces. Se encendió una linterna y pronto dos niñas
      subieron a la caja de la camioneta. Esteban se bajó de la cabina y
      subió atrás. Una niña rubia de 13 años estaba desnuda y sacaba la
      ropita a su primita de 7 añitos. Esteban cerró la portezuela y besó a
      las niñitas en la boca. Se desnudó y comenzó a chupar la vulva de la
      pequeña. La mayor chupaba su pene. Esteban le metió un dedo a la
      niñita en el ano y comenzó a sacarlo y meterlo. La mayor se sentó
      sobre él y se introdujo el pene en su vagina. Esteban comenzó a acabar
      y las niñas se abalanzaron sobre su pene y bebieron el semen.
      Esteban se dedicó a dilatar el ano de la menor. La mayor se metió el
      pene en su ano y comenzó a moverse. Esteban acomodó a la pequeñita
      sobre él. Muy lentamente comenzó a penetrarla por el ano estrecho. La
      mayorcita le lamía la vulva a la menor. En un rato la pequeña tenía
      todo el pene de Esteban en su ano. Comenzaron a moverse despacio.
      Esteban acabó con todas sus fuerzas en el ano de la niña. Sacó su pene
      cubierto de semen y la niña mayor lo lamió hasta dejarlo limpio.
      Esteban besó durante un rato a sus amiguitas y luego les dió algo de
      dinero. Las niñas bajaron de la camioneta y salieron del baldío hacia
      su casa.
      Esteban llegó a su casa. Su esposa no estaba. Llamó a la niña y le
      dijo que se bañarían juntos. La niña se desnudó en segundos. Esteban
      abrió la ducha y se sentó dentro de la bañera. La niña entró y se
      sentó con las piernitas abiertas sobre el pene de su padre. Esteban
      acomodó su pene en la entrada de la vagina de la niña y esperó. De a
      poco la niña se fue hundiendo el pene de su padre en la vagina hasta
      que tocó el himen. Esteban de dijo que se soltara sin miedo. Y la niña
      se soltó del todo. El grito fue evidente y sus lágrimas cayeron.
      "Papá, me duele" dijo entre quejidos la pequeña.
      Esteban no escuchaba. Tomó por la cintura a su hijita y comenzó a
      moverla sobre su pene. La niña sollozaba y gemía. Sentía entrar y
      salir el pene de su padre de su vaginita estrecha. Esteban comenzó a
      acabar dentro de su hijita. Se quedaron quietos un instante y se
      besaron en la boca.
      El padre hizo que la niña se parará. La hizo agacharse de espaldas a
      él. Se sentó el el borde de la bañera y atrajo a la niña hacia él.
      "Abrite las nalguitas con la dos manos, amor" le dijo Esteban a su
      hija. Primero lamió el anito. Luego metió un dedo. Luego dos. Y por
      fin le puso el pene en el ano y la penetró de un solo golpe. Ante el
      llanto de la niña, Esteban solo se movía con más fuerza. Finalmente
      acabó en el ano infantil. "Ahora date vuelta y chupame el pito"
      ordenó. La niña llorando se metió el pene de su padre en la boca y lo
      chupó un rato. Finalmente Esteban bañó a su hijita recién desvirgada.-
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.