Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Política / EL PAÍS / Entrevista con AHMED BUJARI (15-05-2.003)

Expandir mensajes
  • Maria Isabel Linares Ramirez
    EL PAÍS [de pago] AHMED BUJARI Representante del Frente Polisario en Naciones Unidas “Si hay diálogo abierto, todo será posible con Marruecos” “Hacen
    Mensaje 1 de 1 , 14 may 2003
    Ver fuente
    • 0 archivo adjunto
      EL PAÍS [de pago]

      AHMED BUJARI
      Representante del Frente Polisario en Naciones Unidas

      “Si hay diálogo abierto, todo será posible con Marruecos”
      “Hacen falta presiones inteligentes para que las dos partes caminen
      hacia una solución”

      JUAN CARLOS SANZ, Madrid
      Algo se mueve en el Sáhara Occidental. Cuando el contencioso parecía
      haberse extraviado en otro callejón sin salida en Naciones Unidas,
      Marruecos y el Frente Polisario airean ahora nuevas posiciones. El
      secretario general .de la ONU, Kofi Annan, presentará esta semana su
      informe sobre la antigua colonia española al Consejo de Seguridad, que
      se reunirá antes de que acabe el mes para decidir sobre La prórroga del
      mandato de su misión en el Sáhara. Poco antes de volar a Nueva York, el
      representante del Frente Polisario en Naciones Unidas, Ahmed Bujari,
      advirtió ayer en Madrid en una entrevista con EL PAIS que los
      independentistas están dispuestos a hablar con Marruecos. Bujari, nacido
      hace 49 años en Dajla la antigua Villa Cisneros del Sáhara español, es
      uno de los principales portavoces saharauis ante la comunidad
      internacional.
      “Ni Marruecos ni el Frente Polisario han aceptado el plan [de James]
      Baker”, explica de entrada, al referirse a la propuesta del me-diador de
      la ONU para crear una autonomia en el Sáhara antes de dar paso a un
      referéndum de auto-determinación. “El esfuerzo de Naciones Unidas ha ido
      en una dirección equivocada”, asegura Bujari quien creE que no existe
      una nueva actitud marroquÍ hacia el contencioso del Sáhara. “No ha
      habido ningún cambio en la posición tradicional de Marruecos. La llegada
      al trono de Mohamed VI abrió expectativas nuevas, pero él heredó tanto
      La Marcha Verde como el plan de paz de Naciones Unidas de 1990”.
      El representante del Frente Polisario, que cuenta con el estatuto de
      movimiento de liberación en la ONU, sostiene que cualquier propuesta de
      solución con fundamento legal distinto a la legalidad interNacional debe
      contar con el consentimiento de las partes. “Pero toas las alternativas
      que se han querido buscar hasta ahora no han logrado esta condición”,
      reconoce, y por eso no pueden cuajar”.
      “El conflicto del Sáhara Occidental no es ni más ni menos complicado que
      el de Timor Oriental. Se trata simplemente de que al pueblo del
      territorio se le ofrezca la oportunidad de expresar pacifica y
      democráticamente qué quiere para su futuro”, argumenta.
      “La búsqueda de una altemativa a esa solución legal de Naciones Unidas
      debe contar con el apoyo de las dos partes. Esta es incluso la posición
      mayoritaria dentro del Consejo de Seguridad. Excepto Francia, que es
      demasiado unilateral, por sus intereses en Marruecos, y tiene una visión
      anclada en el pasado, una visión geoestraté-gica decimonónica”, afirma
      Bujari antes de acusar a Paris: “De nada le sirve criticar la operación
      militar de EE UU en Irak por falta de legitimidad internacional mientras
      pierde su credibilidad al apoyar soluciones contrarias a la legalidad
      internacional en el Sáhara”.
      El representante del Frente Polisario en Naciones Unidas conside-ra que
      el fiel de la balanza en la actual situación de bloquco el actual podría
      ser inclinado por la diplomacia española, mientras responsahiliza a
      Rabat de pretender que España se mantenga en el ámbito de los acuerdos
      tripartitos de Madrid (por los que España cedió el territorio de la
      colonia a Marruecos y Mauritania en 1975) para legitimar su ocupación
      del Sáhara Occidental.
      “Los saharauis queremos que España salde su deuda histórica con
      nosotros: que reasuma, como hizo Portugal en Timor, las obligaciones de
      potencia colonial y administradora que no asumió en 1975”. afirma
      Bujari, quien dice no tener “ningún indicio de que la crisis del islote
      Perejil deba ser entendida como algo que afecte a la posición española
      en el Sáhara.
      “En lugar de dejamos vencer por el pesimismo creo que se pueden atacar
      las principales razones que están en el origen de la paralización del
      proceso del Sáhara, y ejercer la presión necesaria para que Marruecos
      coopere en el cumplimiento de sus compromisos con Naciones Unidas para
      conducir el territorio hasta un referéndum de autodeterminación”,
      defiende el portavoz del Polisario.
      Mantener una situación de ocupación de un territorio y tratar de
      persuadir a la comunidad internacional de que las relaciones de buena
      vencindad con Marruecos pasan por el reconocimiento de ese hecho
      colonial es, en opinión de Bujari, “una pretensión excesiva, que sólo
      produce mayor tensión y desconfianza en la región”.
      “Consideramos que lo más correcto es ir directamente hacia el referéndum
      de autodeterminación sin pasar por tránsitos largos. La experiencia
      internacional muestra en el conflicto de Oriente Próximo y en el de
      Timor que los periodos transitorios largos suelen ser periodos de
      enfrentamiento, normalmente sangrientos”, explica el representante del
      Polisario en Naciones Unidas. “Pero uno de los puntos más débiles del
      plan Baker es que prevé un periodo transitorio de más de cinco años, en
      el que se parte de la ilusión de que podría haber una convivencia
      pacifica entre marroquies y saharauis. Nosotros preferimos una hoja de
      ruta corta, en lugar de ir hacia un callejón sin salida en cinco años”.
      Bujari reconoce que a los saharauis no les interesa el actual status
      quo, ya que no ofrece ninguna solución. “Pero hasta ahora las partes han
      sido incapaces de resolver el problema militarmente o mediante el
      diálogo. Hace falta una mano exterior que contribuya, mediante presiones
      inteligentes, a que las dos partes se encaminen hacia una solución”.
      Para el diplomático independentista. el proyecto democrático marroqui
      ganaria estabilidad des-embarzándose del problema del
      Sáhara “dentro de la legalidad internacional”.”Necesitamos salir de
      nuestra reciproca incapacidad para lograr mediante el diálogo directo
      vias de superación de los obs-táculos al plan de arreglo [de 1990] o
      vias politicas alternativas. Este ha sido el ejemplo dado por la ONU, la
      UE, EE UU y Rusia al proponer la Hoja de Ruta para el proceso de paz de
      Oriente Próximo”, advierte Bujari antes de tender la mano al diálogo con
      Rabat:
      “Sí fructifican las presiones amistosas y hay diálogo abierto aceptado
      por las partes, todo sera posible. Se rompería el bloqueo psicológico la
      ficción marroquí de negar la existencia del pueblo saharaui”.
      *********************************************************
    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.