Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

695Falsa noticia sobre la sucesión carlista

Expandir mensajes
  • Comunión Tradicionalista
    19 sep 2016
      Sobre la sucesión tradicional al trono de España, el día 14 de septiembre dos periódicos asturianos publicaron una noticia disparatada, que evidenciaba un total desconocimiento del Carlismo y de la Familia Real legítima. La jefatura regional de la Comunión Tradicionalista Carlista dirigió a dichos medios una nota aclaratoria. La Nueva España la ha publicado hoy lunes 19 como carta al director, que puede verse en este enlace:

      http://mas.lne.es/ cartasdeloslectores/carta/ 24627/carlismo-legitimismo. html

      La Voz de Asturias, en cambio, no la ha publicado aún. Ésta era la nota dirigida al periódico digital:

      Errores sobre la sucesión carlista en LA VOZ

      En LA VOZ DE ASTURIAS de 14 de septiembre aparece una noticia, firmada por Graciela M. Camporro, sobre una anunciada próxima visita a Barcelona de Carlos Javier de Borbón Parma y su familia. Contiene algunas afirmaciones que conducen a error o resultan equivocadas; debidas seguramente a la fuente utilizada, la revista Vanitatis.

      El pequeño Carlos Enrique, nacido de la Sra. Annemarie van Weezel (quien no es princesa ni tiene título de ninguna clase, ni siquiera como consorte) y del citado Carlos Javier de Borbón Parma, no es "Príncipe de Asturias" para los carlistas, ni Infante de España, ni alteza real. Su padre, Carlos Javier, perdió hace tiempo todos sus derechos sucesorios. Aunque no los hubiera perdido, según las antiguas leyes y pragmáticas de la Monarquía española la descendencia de matrimonio desigual (las leyes sucesorias tradicionales exigen que la consorte sea de familia real o de familia mediatizada del Sacro Imperio; la Sra. Van Weezel no es nada de eso) es inhábil para la sucesión.

      Carlismo es legitimismo. La legitimidad dinástica, según los carlistas, es de origen (es decir, se regula por las leyes tradicionales) y de ejercicio (si el sucesor legítimo de origen se opone a los principios de la Tradición, pierde sus derechos). Carlos Javier, al igual que su padre el difunto Carlos Hugo, no sólo es ajeno y contrario a esos principios de la Tradición, sino que ha reconocido reiteradamente a Juan Carlos y a su hijo Felipe. En consecuencia no tiene puesto ninguno en la sucesión carlista ni puede ostentar legítimamente ningún título.

      Los carlistas, por su parte, no lo reconocen. Ni siquiera le siguen los restos del mal llamado Partido Carlista (que nunca llegó a existir en Asturias) fundado por su padre y luego abandonado por éste. Para los carlistas, Carlos Javier, Annemarie y sus hijos son unas personas particulares holandesas sin ninguna relación con su Dinastía ni con su Causa.


      --
      Comunión Tradicionalista del Principado de Asturias
      Apartado de Correos 2.044 · 33080 Oviedo
      http://carlismo.es/asturias