Cargando ...
Se ha producido un error al cargar el contenido.

Obama viene al MINSA

Expandir mensajes
  • h m
    ... From: h m Date: 2010/3/24 Subject: Chimu - Obama viene al MINSA To: chimu@yahoogroups.com, valetodo@yahoogroups.com,
    Mensaje 1 de 1 , 24 mar 2010


      ---------- Forwarded message ----------
      From: h m <herbertmujica@...>
      Date: 2010/3/24
      Subject: Chimu - Obama viene al MINSA
      To: chimu@yahoogroups.com, valetodo@yahoogroups.com, historiadelperu@yahoogroups.com, interquorum-peru@yahoogroups.com, gatoencerrado@yahoogroups.com, realidad_peruana@yahoogroups.com, respetoalavida@yahoogroups.com


       


      From: Alexandro Saco <alexandro09538@...>Date: 2010/3/24

      Subject: Obama viene al MINSA
      To: h m <herbertmujica@...>


      Obama viene al MINSA

      La reforma sanitaria lograda por Obama en los EEUU reviste implicancias globales, y evidencia la lucha constante por lograr el acceso a salud. Como se sabe, esta reforma llevaba casi setenta años postergada debido a los intereses que buscaron conservar la actual organización sanitaria en los EEUU. Se ha logrado en alguna medida poner freno a las intenciones de seguir colocando a la salud como objeto de mercado, no sólo otorgando un seguro a treinta y dos millones de personas, sino modificando sustancialmente las condiciones del aseguramiento de más de doscientos millones. La salud es una obligación pública y como tal la participación estatal en su provisión, regulación o financiamiento es imprescindible; más aun teniendo en cuenta lo que sucede cuando el Estado abdica de esta obligación.

      Michel Moore en Sicko evidencia cómo las aseguradoras en alianza con la industria farmacéutica y con sectores de las organizaciones médicas, llevaron a que los EEUU sea el único país industrializado sin un sistema universal de acceso a salud. Luego de las reformas de los años sesenta que incorporaron protección a grupos vulnerables, los EEUU derivaron en el abuso inaceptable de las aseguradoras que no procuraban proteger a las personas frente a las enfermedades. Se pervirtió así un sistema de seguros en salud; pero quizá esa situación le sea inherente al aseguramiento cuando se convierte en fin y no en medio.

      Tendencias de acceso a salud

      Existen dos grandes tendencias para lograr protección en salud de la población. Una es la que se basa en el aseguramiento a través de seguros públicos o privados que otorgan a los afiliados paquetes de prestaciones. El problema con esta tendencia es que emana desde la lógica de los seguros, que tiene como fundamento la aplicación del costo beneficio en sus intervenciones. La lógica aseguradora privada, como es natural, busca reducir al mínimo necesario las posibilidades de destinar los recursos que recauda para atender sus compromisos, sean estos sanitarios o de cualquier índole. Por su lado la lógica aseguradora pública, no logra desprenderse del enfoque privado y traslada esos fundamentos a la protección que pretende brindar.

      No es casual que la implementación del aseguramiento en salud, como se viene dando en el Perú, sea restrictiva y no comprehensiva. El Seguro Integral de Salud o los seguros privados, otorgan atenciones sobre la base de paquetes que nunca llegan a ser integrales y cubren un porcentaje reducido de las enfermedades; los seguros privados en EEUU restringen sus obligaciones y crearon mecanismos para ampliar sus ingresos en detrimento de las necesidades de la gente.

      Obama a la peruana

      Por eso la reforma sanitaria de Obama tiene directa relación con la postergada reforma sanitaria en el Perú, ya que marca la necesidad de confrontar los intereses privados, gremiales o burocráticos que impiden avanzar hacia una real universalización de la salud. Demuestra además que la reforma debe ser liderada por el más alto nivel político del país o por el propio Presidente de la República. La reforma de Obama expresa que las necesidades en salud no son un asunto aislado sino un tema global y civilizatorio, en el que distintos países del mundo hoy se encuentran buscando el camino para un acceso con equidad.

       A diferencia de lo que ha sucedido en los EEUU, país en el que la reforma implica continuar con el concurso de las empresas aseguradoras pero con una intervención estatal mucho más fuerte que regula el aprovechamiento privado indebido, en el Perú lo que se requiere es garantizar el acceso a salud pero con el mínimo concurso de las aseguradoras privadas, ya que éstas derivan la ampliación del acceso en aberraciones sanitarias. Necesitamos observarnos en el espejo de Colombia, país que ha profundizado la focalización en salud vía aseguradoras privadas, situación que ha terminado por desmantelar la red pública de prestadores, además de brindar paquetes de atención nunca integrales y siempre diferenciados. Y como es lógico desde la perspectiva privada, estas empresas cada fin de ejercicio presupuestal exigen al gobierno que les incremente el financiamiento bajo amenaza de paralizar las atenciones.

      En el Perú en buena hora ese sistema no se ha profundizado y puede ser revertido. Ello requiere variar el modelo focalizado-residual de protección social  vigente desde 1992, que ve a la salud casi como un acto de caridad, y bajo el cual se debe demostrar ser pobre para recibir la prestación del Estado. Debemos ir hacia un modelo de protección social basado en la seguridad social, desde el cual el Estado asume progresiva pero irreversiblemente sus responsabilidades integrales y la condición para acceder a servicios es la de ser humano. Llevar eso a la salud pasa por crear un Sistema Peruano de Salud, en el que la autoridad sanitaria, como sucede hoy en EEUU, recupere sus atribuciones reguladoras, fiscalizadoras y ordenadoras sobre públicos y privados, para así orientar a los actores sanitarios hacia las metas nacionales de salud.

      Lógica libertad

      No hay otra lógica que no sea la pública para garantizar el derecho a la salud, que es una de las bases para el ejercicio de las libertades y capacidades humanas. El neoliberalismo hábilmente ha secuestrado el valor de la libertad para presentar  como competencia lo que en realidad es una pampa en la que un rifle cargado de billetes es la garantía o no del acceso a servicios básicos, y el Estado sólo debe atender a aquellos incapaces de valerse por sí mismos porque no tienen los rifles cargados de dinero.  

      Otros vemos a la libertad como la posibilidad de aspirar a lograr lo que como humanos decidamos hacer con nuestras vidas y empeños, para lo cual lo mínimo que se requiere es que la organización que nos pertenece a todos, el Estado, trabaje para crear las condiciones. El actual modelo político y económico del Perú no lo permite, por eso reformar el acceso a salud significa ir desmontando las restricciones en las que nos movemos. Se ha marcado el camino posible en la sociedad de EEUU, nos toca a los peruanos subirnos a la ola que viene corriendo Obama, para surfear con nuestras tablas, buscando hacer este país vivivle y no uno en el que la salud llena los bolsillos de algunos mafiosos y otros avispados como el que encabeza las encuestas presidenciales.

      Alexandro Saco

      23 3 2010




    El mensaje se ha enviado correctamente y se entregará a los destinatarios en breve.